Elecciones sindicales. No pudo asistir Felipe González. 
 Festival electoralista de la UGT     
 
 El País.    31/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Elecciones sindícales

No pudo asistir Felipe González

Festival electoralista de la UGT en Madrid

En un ambiente festivo, con el Palacio de Deportes de Madrid completamente abarrotado de público, la Unión General de Trabajadores celebró, en la tarde del domingo, un festival electoralista bajo el lema Ponle música a la crisis.

El acto, que fue esencialmente musical por condicionamientos impuestos por la dirección del Palacio de Deportes, se transformo en algunos momentos en mitin, bajo el subterfugio de «saludos», con las intervenciones de Nicolás Redondo, secretario general de la UGT, y el miembro de la ejecutiva de la citada central. Mañano Zufiaur El saludo del señor Redondo sirvió para que este manifestara que la UGT iba a ganar las elecciones sindicales que se están celebrando estos días, y denunciara a otras centrales por falsificar los resultados electorales. La salutación del señor Zufíaur, que fue secretario general de USO y fue entrevistado en el escenario por un periodista del PSOE, se centró en la necesidad de unidad sindical de todos los trabajadores y en la vocación unitaria de la UGT Vítores y gritos de «unidad sindical» cerraron sus intervenciones

En la parte artística y musical tomaron parte Rocío Durcal, Ovidi Montllor, Alfonso del Real, Manolo Codeso, el crítico teatral Enrique Llovet, Massiel, y un nutrido grupo de actores, cantantes y locutores radiofónicos, así como vanos conjuntos musicales, entre los que figuraba una orquesta propia de la UGT

Asistieron también los delegados de la Federación Madrileña del PSOE, que ayer celebraba su

congreso y que interrumpieron su presencia en el mismo para asistir unos momentos al festival de UGT Los señores Solana y Gómez Llórente (a éste ultimo le dedico una canción Massiel) simbolizaron el apoyo del PSOE a la UGT al máximo nivel, al no poder asistir Felipe González, como estaba previsto, al surgir el viaje del líder socialista a Argel con posterioridad a la programación del festival.

Los asistentes, que habían abonado cien pesetas por presenciar el festival, se solidarizaron en distintos momentos con los intérpretes y el contenido de sus canciones encendiendo sus cerillas o encendedores, para, al término del mismo, junto con los líderes del PSOE, la UGT y todas las figuras que habían intervenido, entonar La Internacional

 

< Volver