Los dirigentes sindicales analizan las elecciones (1). 
 Antonio Castillo (CSUT): "Los trabajadores están votando a los activistas, no a los sindicasos"     
 
 Informaciones.    27/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 37. 

LOS DIRIGENTES SINDICALES ANALIZAN LAS ELECCIONES (I)

Antonio Castillo (C.S.U.T.):

«Los trabajadores están votando a los activistas, no a los sindicatos»

MADRID, 27 (INFORMACIONES).

I A C S.U T. es un sindicato que presenta una alternativa a las problemas, políticos y sindicales y que aplica los criterios de la lucha de clases. Somos un sindicato de lucha He clases.» Con estas palabras definió a INFORMACIONES la línea de la Confederación de Sindicatos Unitarios de Trabajadores su secretario general adjunto, don Antonio Castillo.

El señor Castillo ha sido hasta el ultimo congreso de la C, S. U. T. secretario general de esta central, siendo elegido adjunto al nuevo secretario general, don Jerónimo Llórente. Procede de Comisiones Obreras y formó parte de la delegada provincial de esta central en 1974, donde ostentaba el cargo de responsable del textil. Tiene veintisiete años, es soltero y cobra 20.000 pesetas mensuales como .liberado, de la C.S.U.T. Su profesión es electricista de segunda, aunque actualmente está dedicado exclusivamente ´al sindicato y no ejerce. Desde el año 1973 tiene el carnet del Partido del Trabajo de España (P.T.E.).

INFORMACIONES. — ¿Cómo valora la. C.S.U.T. los resultados electorales que se conocen hasta ahora?

A. CASTILLO.—No nos estamos llevando ningún tipo de sorpresa. Las elecciones sindicales se están desarrollando como era previsible. Nosotros estamos sacando delegados en todas las empresas donde nos •presentamos. Esto se debe a que los trabajadores están votando a dirigentes, a activistas, más que a centrales.

I.—¿Cómo han acogido los trabajadores a la C.S.U.T.?

-—Los trabajadores tienen buen concepto de la. C.S.U.T., aunque tenga pocos afiliados. Esto está reafirmando nuestras posiciones entre los trabajadores.

I.—¿En dónde obtenéis mejores resultados?

—proporcionalmente estamos sacando más delegados en Aragón. También tenemos buenos resultados en Cádiz, Sevilla, Madrid, Navarra, Valencia y Cataluña, sobre todo en el Alto y Bajo Llobregat, Olot y Reus. También en ]a Bioja, Santander, La Coruña, Pontevedra y Baleares.

I.—¿Y por sectores?

—Sobre todo en la construcción, metal, cerámica, textil, artes gráficas y químicas, aunque esto varia según las zonas. Lo que nos está perjudicando mucho es que en ramas fuertes para nosotros, como hostelería y construcción, haya grandes dificultades para convocar elecciones.

I.—¿Esperabais estos resultados?

—En los sitios donde se están celebrando elecciones no esperábamos otra cosa. No esperábamos ni más ni menos.

I.—¿A qué se debe esa distribución del voto?

—Se debe a la actuación de la CS.U.T. en los últimos conflictos —me refiero a Aragón sobre todo—, que han dejado muy claras nuestras posiciones y las de loe demás sindicatos.

I.—¿No tiene nada que ver con la ruptura con Comisiones Obreras?

—El desarrollo de la C.S.U.T. ha venido dado posteriormente en base única y exclusivamente a los conflictos donde hemos estado presentes. Si se hace un anadiéis, se ve que hemos participado en la totalidad de los conflictos, incluso en la dirección de más del 70 por 100 de ellos.

T.—-¿En dónde obtenéis peores resultados?

—En las zonas donde nuestra implantación es menor. Pero no nos estamos Iterando decepciones en ningún sitio. Nosotros teníamos una valoración real de nuestra influencia y de 1a calidad del personal en esos sitios, por eso no nos estamos sorprendiendo nada.

I.—¿Crees que va a cambiar e] panorama sindical tras las elecciones?

—Yo pienso que no. El acontecimiento más importante en el terreno sindical fue la constitución y el desarrollo de los sindicatos durante todo este año. No creo que vaya a cambiar nada este panorama después de las elecciones sindicales, porque no son determinantes en cuanto a la configuración de un tipo de sindicalismo u otro Creo que el sindicato que no haya desaparecido durante este año, a lo largo de los conflictos, las elecciones no lo van a barrer.

I.—¿Vais a apoyar un proceso unitario después de las elecciones?

—Apoyaremos un proceso unitario, pero en. base a unas posiciones claras respecto a las alternativas económicas para el país. Los sindicatos no pueden Jugar un papel de oposición, sino de alternativa a los programas del Gobierno o de colaboración con estos programas En torno a estas dos posiciones es donde hay que plantear la disyuntiva en tomo al proceso unitario.

I.—¿Cómo interpretas el éxito de los no afiliados?

—No me sorprende, es un fenómeno lógico. La afiliación en España no es de dirigentes, sino masiva. La desaparición del vertical ha echado en masa a loe trabajadores a los sindicatos y han caído en aquellos sindicatos que en el período de reforma, cuando aún no eran legales, tenían mayor margen de consentimiento. En España, al contrario que en Europa, existen muchos dirigentes sindicales al margen de los sindicatos. Entre estos independientes hay sindicalistas de clase y también una corriente apoyada por el Gobierno, interesado en formar un sindicato suyo; por ejemplo, la CT.C., con un despliegue de millones que no se entiende de dónde puede haberlos sacado.

I.—¿Pueden influir estas elecciones en las municipales?

—Bastante. Prueba de ello es el interés con que se están tomando las elecciones sindicales, que están haciendo una labor de promoción de los dirigentes políticos, como el caso del P.S.O.E. a través de la U.G.T.

I.—¿ Cómo contempla la C.S.U.T. la unidad de acción?

—Entendemos que la unidad de acción se puede dar contra el programa económico del Gobierno con las bases de CC.OO. y de U.G.T. y el resto de los sindicatos.

I.—¿Qué tipo de negociación colectiva propugnáis?

—En las empresas, a través de tos representantes elegidos. En las ramas y gremios, lo más idóneo es a través de los sindicatos, solos o compaginados con representantes directamente elegidos en los centros de trabajo; pero, en todo caso, la clave son los sindicatos. SI los empresarios quieren que se cumplan todos los acuerdos deben participar todos los sindicatos.

I.—¿Incluso los amarillos?

—No tenemos inconveniente en que participen los amarillos. Oreo que acabar con el sindicalismo amarillo no es una cosa burocrática, porque aquí es donde se apoya este sindicalismo. Muere cuando se le hace trabajar a la luz del día y con plena claridad. De todas formas, la clave no es negociar con tal o cual sindicato, sino negociar cosas Justas, así no habrá problemas.

I.—¿Defíneme ideológicamente a la C.S.U.T.?

—La C.S.TT.T. es un sindicato alternativo en cuanto a los problemas políticos y sindicales que tenemos planteados. Digo políticos, porque hoy en España no se puede practicar sindicalismo si no se tiene una posición general sobre los problemas políticos y económicos del país.

I.—Pero sois marxistas ...

—No nos ha preocupado la definición de principios. Somos un sindicato socialista y para la práctica sindical utilizamos a los padres del sindicalismo, y el sindicalismo nació con Marx. Las posiciones marxistes sobre el sindicalismo las tenemos muy en cuenta y aplicamos los criterios de la lucha de clases en nuestro sindicalismo Somos un sindicato de lucha de clases.

I.—¿Y también de dictadura del proletariado?

—La forma como tenga que configurarse el socialismo, de momento,, no estamos muy preocupados por ella La forma del Gobierno y del Estado en estos momentos no nos preocupa.

INFORMACIONES

 

< Volver