Autor: González, Valentín. 
   Libertades sindicales  :   
 Enrique de la Mata asistió al Pleno del Consejo de Empresarios. 
 Pueblo.    22/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

LIBERTADES SINDICALES

Enrique de la Mata asistió al Pleno del Consejo de Empresarios

EL Gobierno ha renunciado a realizar la reforma de la empresa tal como estaba contenida en la disposición transitoria tercera de la ley de Relaciones Laborales, manifestó ayer ante el Pleno del Consejo de Empresarios el ministro de Relaciones Sindicales, Enrique de la Mata. Manifestó asi mismo la esperanzadora impresión que tenia de de los cinco meses que lleva en el Gobierno, así como las actuales estructuras sindicales no están en un sistema de liquidación por derribo sino en un plan de transformación «Queremos desde el Gobierno, favorecer el desarrollo de la impresa y buscar el sistema que sea más idóneo para la buena marcha del país, estableciendo relaciones con los empresarios y los trabajadores

Al principio de su intervención el ministro había dicho que el Gabinete compartía ios problemas de los empresarios y que trataba de buscarles solución, si bien para ello pedia que se aportasen opciones que a su debido tiempo, señan estudiadas para adoptar las mas necesarias.

Con respecto a la conflictividad laboral señalo que la solución estaba en que todos, tanto empresarios trabajadores y Gobierno, tuviesen conciencia de su responsabilidad.

Con respecto a la, reforma sindical objeto de una pregunta por parte de los reunidos el ministro dijo que se había pinteado coa realismo, señalando como características de la misma la libertad, la autonomía y la independencia. "Se dará paso a la libertad dejando la estructura representativa futura en manos de los interesados.» Como se quejasen algunos empresarios de la finalidad dada al patrimonio sindical, dijo que con la creación de la Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales se le había dado un carácter público al patrimonio que evitaba cualquier prejuzgacion del mismo, al tiempo que se neutralizaba cualquier tipo de reivindicación.

Por otra parte salía al paso de rumores según los cuales la creación del A I. S. S se debía, exclusivamente a mantener los puestos de trabajo de ios actuales funcionarios sindicales que ya tenían garantizada su seguridad laboral de antemano. Señaló a continuación que para mantener tal organización en sus comienzos, se mantendrán las cuotas sindicales obligatorias tiesta que pueda pasar a los presupuestos generales del Estado.

Finalmente, señaló como cambios a realizar en la actual etapa transitoria, una disposición reguladora de la huelga. un» nueva ley de Convenios y varios aspectos de la actual ley de Relaciones Laborales.

Desde el pasado mes de enero se venía preparando la presente asamblea plenaría del Consejo Nacional de empresarios. En el pasado mes de julio tuvieron en Madrid las jornadas nacionales que sirvieron de toma de contacto entre todos los empresarios españoles. Luego se han venido celebrando toda una serie de reuniones regionales, que han servido para demilitar la problemática propia de cada región e ir entresacando una serie de conclusiones generales de un sector en crisis, como es el empresarial, para ser elevadas posteriormente al Gobierno.

En este Pleno se han estudiado esas conclusiones, y las relativas a la coyuntura económica fueron desechadas por falta de mordiente. El señor Castejón, de Ciudad Real, pidió que a través de las mismas se hiciese una «critica, sin vaselina al Gobierno". Del Moral en su intervención dijo: «No se puede conseguir la paz en la calle a costa de las economías de las empresas, Se ha perdido el espíritu de trabajo y se esta llegando a un momento en el que el rendimiento es nulo.

Nos encontramos hundidos y desmoralizados. ¿Para qué queremos créditos si con ellos sólo vamos a aumentar nuestras deudas? Lo que realmente necesitamos es estabilidad en el trabajo».

Conde Bandrés, al llegar a este punto señaló que se habían perdido desde enero a noviembre ciento un millón de horas de trabajo, lo que representaba entre ausencia y no productividad casi veinticinco mil millones de pesetas. Con él coincidieron los reunidos en la necesidad de un Gobierno capaz de tomar medidas serias.

Al respecto, Corral (construcción) pidió que las autoridades provinciales no presionasen sobre los empresarios para dar concesiones a los trabajadores por encima de las posibilidades reales de las empresas.

INTERVENCIONES

El representante de Valladolid en su intervención pidió la igualdad de cargas fiscales par» todas las provincias señalando que la suya estaba gravada por un cuatrocientos por ciento con respecto a otras.

Par su parte, los representantes canarios solicitaron la supresión del veinticinco por ciento de residencia, que se viene pagando en la actulidad, siendo suprimido por un tipo de ayudas de viaje o algo similar.

También se solicitó algún tipo de medida en contra de los atracos que se vienen produciendo en algunas empresas y bancos. Se pensó elevar una solicitud al Ministerio de Trabajo que permitiese el pago de las nóminas por cheque o por banco.

Se tuvo asimismo un recuerdo por Oriol y el empresario secuestrado en Rentería, actos que merecieron la viva repulsa de los reunidos A continuación alguien manifestó su deseo o. mejor su aceptación a la pérdida de la parte proporcional del actual patrimonio sindical siempre y cuando tuviese una seguridad sobre el patrimonio que surta » partir de las cuotas que se paguen desde este momento.

Luego Martín Sanz arremetió contra, el actúal Gobierno. tildando a sus miembros de funcionarios de segunda y realizando una agria critica, en especial, de la labor del ministro de Relaciones Sindicales, concluyendo que sólo se conseguiría la estabilidad del país si se vuelve a la viejas instituciones.

En su intervención final Conde Bandrés aseguro que en ningún momento durante este periodo de transitoriedad, se produciría un vacio representativo.

Valentín GONZÁLEZ PUEBLO 22 de diciembre de 1976

 

< Volver