Los herederos del Sindicato Oficial     
 
 ABC.    01/09/1976.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LOS HEREDEROS DEL SINDICATO OFICIAL

Cuando el Sindicato estatal parece estar ya definitivamente condenado a muerte, nuevos grupos luchan por constituirse en el mundo del trabajo como continuadores de sus actuales estructuras, aunque adaptadas, en cierto modo, a los nuevos tiempos y a las exigencias reivíndicativas de la clase trabajadora.

La disolución y liquidación del Sindicato oficial, exigido por las organizaciones de oposición como paso previo e Ineludible a la libertad sindical plena, parece haber sido admitido por las propias autoridades que, al parecer, tienen también previsto cuál puede ser el destino futuro del actual patrimonio sindical.

Según ya Informamos, todos los medios de la Organización Sindical nocirían pasar en un primer momento al Estado, que, luego, lo entregaría en usufructo a las organizaciones sindicales constituidas.

HEREDEROS.—En este ambiente de liquidación de las estructuras sindicales oficiales, dos nuevos grupos pretenden. constituirse, en cierto modo, como herederos del actual sindicalismo. Uno de ellos sería la Alianza Sindical Obrera, grupo con el que, según los rumores que circulan en medios sindicalistas, estarían vinculados los señores Socias Humbert, secretario general de la Organización Sindical, y Noel Zapico, actual presidente del Consejo Nacional de Trabajadores.

Sin embargo, este grupo, que dice contar con noventa y cuatro mil afiliados, de ellos veinte mil en Madrid, actúa con nombres de nombres procedentes del Sindicato oficial, pero poco significados como

verticalistas.

REIVINDICATIVO Y DE PARTICIPACIÓN.—La idea de la A. S. O. es constituir un sindicato reivinidicativo y de participación, antimarxista y anticapitalista Digamos que supone una tercera vía en la línea del cooperativismo, aunque aceptando la división de trabajadores y empresarios.

La A. S. O., que defiende su total Independencia política, se está aprovechando, al parecer, de las reuniones del Sindicato oficial para presentar sus programas y para provocar la dimisión de los cargos sindicales pertenecientes a grupos de oposición.

GRUPO NACIONAL.—Por otro lado el Grupo Nacional intenta conservar de una forma más acusada la esencia del sindicalismo oficial, aunque admite que uniones de empresarios y de trabajadores se transformen en organizaciones de clase. Trata de aprovechar pana ello la actual estructura representaitíva de la C.N.S. y mantener la afiliación obligatoria de empresarios y trabajadores para evitar la división y debilitamiento del sindicalismo.

CATÓLICOS.—Una tercera posibilidad del nuevo sindicalismo está representada por las consultas de las Hermandades de Trabajo para llegar a la constitución de un gran Sindicato católico.

En medios sindicales se considera que esta iniciativa tiene escasas posibilidades de éxito una vez que los grupos demócratacristianos han renunciado a tener sindicatos propios. La única solución seria partir de grupos prebendidamente democristianos, como pudiera ser te U. D. E.

 

< Volver