Autor: D. B. . 
   Disuelta la Asamblea Nacional de la Coordinadora de Euzkadi de Comisiones Obreras     
 
 Informaciones.    26/04/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DISUELTA LA ASAMBLEA NACIONAL DE LA COORDINADORA DE EUZKADI

DE COMISIONES OBRERAS

DURANGO (Vizcaya), 26. INFORMACIONES, por D. B.)

LAS fuerzas de la Guardia Civil ordenaron que se disolviera la primera asamblea nacional de la Coordinadora de Euzkadi y Comisiones Obreras, que se estaba celebrando en la mañana de ayer, domingo, en la localidad vizcaína de Durango.

La disolución de la citada reunión y el regreso a sus residencias de las personas asistentes, en un número aproximado a las 2.500, se realizó de un modo absolutamente pacífico, aunque los organizadores del acto fueron retenidos temporalmente en el cuartel de la Guardia Civil de Durango, donde tuvieron que prestar declaración.

La primera asamblea nacional de la Coordinadora de Euzkadi de Comisiones Obreras, conocida como C.E.C.O., acababa prácticamente de empezar cuando fue interrumpida por las fuerzas de la Guardia Civil. Solamente se había podido llevar a cabo la presentación, en euzkera, de la misma, y había comenzado a anunciarse el orden del día para la reunión, que estaba compuesto por dos únicos temas: la preparación del 1 de mayo y las perspectivas de unión de los grupos de Comisiones Obreras en el País Vasco.

Previamente, sin embargo, se había advertido a los presentes de la posibilidad de que la Guardia Civil hiciera acto de presencia, ya que la reunión no había sido autorizada.

Los organizadores de la asamblea rogaron que en todo momento se mantuviera la calma, aseguraron que, en caso necesario, un representante de cada provincia se haría responsable de la reunión y recomendaron insistentemente que lo más importante era la realización pacífica de la reunión.

La primera actuación de la Guardia Civil, tras interrumpir la reunión, que exigir que los responsables de la misma se personaran ante ellos. Los representantes de Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra, ademas de un delegado de Madrid, especialmente invitado, dialogaron con el guardia civil de mayor graduación, quien les exigió la entrega de los documentos personales de identidad. A continuación, expusieron a los asistentes a la asamblea la orden de que se realizara una disolución inmediata de la misma bajo la amenaza de la intervención de las fuerzas del orden.

Se sometió a votación entre los presentes la decisión a tomar y se acordó, por absoluta mayoría, el realizar la disolución de la asamblea y el regreso a los lugares de residencia de modo pacífico y ordenado, lo que se llevó a cabo sin que en ningún momento tuvieran que intervenir los guardias civiles allí presentes, quienes se limitaron a recoger la pancarta colocada detrás de la mesa de la presidencia, en la que se exponían los lemas de la asamblea

 

< Volver