Autor: Fuente Tarrero, Jesús Manuel de la. 
 Los vecinos del Poblado Dirigido de Orcasitas. 
 En Asamblea Permanente  :   
 Piensan mantener esta postura en la iglesia de San Bartolomé hasta que el Ministerio acometa definitivamente la remodelación. 
 Pueblo.    19/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Los vecinos del Poblado Dirigido de Orcasitas

EN ASAMBLEA PERMANENTE

Piensan mantener esta postura en la iglesia de San Bartolomé hasta que el Ministerio acometa

definitivamente la remodelación

Los vecinos del Poblado Dirigido de Orcasitas iniciaron ayer noche una Asamblea permanente, y con

carácter indefinido, en la iglesia de San Bartolomé, en señal de protesta por el incumplimiento de

promesas por parte del Ministerio de la Vivienda en relación con la pendiente remodelación del barrio. La

decisión fue adoptada por absoluta unanimidad al final de una Asamblea general, a la que asistieron más

de ochocientas personas, muchas de las cuales debieron de seguir las discusiones en plena calle, ante la

imposibilidad de entrar en la parroquia. A partir de hoy está previsto que la Asamblea permanente la

lleven a cabo los vecinos por zonas y de un modo rotativo.

Por otra parte, quedó pendiente de aprobación otra medida de fuerza que los vecinos podrían adoptar en

caso de que el problema no entrara en vías de solución, y que consistía en que lodos los cabezas de

familia no asistieran un día a su trabajo, así como los niños a la escuela y las amas de casa desistieran de

cualquier tipo de compra. Otra propuesta planteada en la anterior Asamblea general, y relativa a la

posibilidad de cortar el tráfico en la carretera nacional de Madrid-Toledo, fue ayer igualmente

desestimada desde un principio. («No pretendemos alterar el orden público, sino simplemente que se

tengan en cuenta nuestros derechos.»)

El presidente de la Asociación de Vecinos justificó esta medida diciendo que "el Ministerio no entiende

de promesas. Nuestros logros estarán, pues, en la medida en que actuemos unidos». Después de una

pequeña introducción cedió la palabra al secretario de la Asociación, que dio lectura a la relación de

gestiones realizadas desde la celebración de la anterior Asamblea general. En este sentido, primero se

solicitó una entrevista formal con el director general de la Vivienda, de la que no salió a relucir ninguna

conclusión interesante. Se dirigió después una carta abierta al mismo director general a la que se recibiría

la correspondiente contestación, aunque a juicio de las Asociaciones de Vecinos lo hace de un modo vago

e impreciso.

Apunta en otras cosas dicha carta que el tema compete directamente a la Delegación Provincial de la

Vivienda, a quien de ahora en adelante deberán dirigirse los vecinos para cualquier tipo de gestión oficial.

Sobre este punto un miembro de la Asociación recordó que se había pedido al Ministerio se facilitara

detalladamente la relación de técnicos encargados de la comisión de vigilancia, «quienes serían los

responsables directos de cualquier accidente, caso de producirse. Y en lugar de hacerlo, nos comunican

simplemente que el tema es competencia general de la Delegación Provincial de la Vivienda.»

Añade, asimismo, la carta remitida por el Ministerio que los problemas de grietas en los bloques

denunciados por los vecinos son inexistentes. El tema está, al parecer, pendiente de que se resuelva la

querella presentada por 1.a empresa constructora contra el arquitecto de la Asociación.

Por último, el documento ministerial hace referencia al firme deseo de acometer la total remodelación del

barrio, y que para ello, existe dinero suficiente, ya que el proyecto entra dentro de los presupuestos

generales del Estado. Igualmente se especifica el deseo de que los vecinos estén representados en las

comisiones confeccionadas de los nuevos proyectos de urbanización.

Tomó entonces la palabra el arquitecto de la Asociación, que se refirió a los planos de la nueva

ordenación del barrio y que les ha enviado ya el Ministerio de la Vivienda. Dijo de entrada que no

suponían unos proyectos definitivos, sino un simple avance en el tema. «Les faltan, fundamentalmente

—apuntó— un plan de etapas y el estudio económico-financiero de cada una de ellas, así como no queda

totalmente especificado el tipo de vivienda que se piensa construir.»

Jesús DE LA FUENTE

 

< Volver