Autor: Azcón Muñoz, Alfredo. 
 La huelga reconocida. 
 Decreto alicorto     
 
 Informaciones.    10/05/1975.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Decreto alicorto

Por Alfredo AZCON MUÑOZ

SIN conocer con detalle el decretoley sobre Regulación de la Huelga, es obvio que el comentario se basa exclusivamente sobre las suposiciones de su contenido comentadas por los periódicos.

En mi opinión personal, el decreto-ley, en general, va a remolque de la realidad, sin conseguir atemperarse a ella. Por otra parte, parece que quiere, además, dar satisfacción no sólo a las peticiones de la Organización Sindical, sino a la oposición de dentro y fuera del Régimen. Yo creo que no va a lograr dar esta satisfacción, ya que queda (el decreto) alicorto, como en su día la llamada ley de Cogestión.

LAGUNAS

Al excluir los conflictos por interpretación de normas y otros tipos de conflictos eminentemente laborales que no recoge, queda una laguna que será semillero de conflictos que no podrán acogerse a esta regulación.

Los plazos se multiplican de tal modo que convierten en una carrera de obstáculos el llegar al Recurso de la Huelga, facilitando el que los pescadores en río revuelto hagan su pesca, que en 1os bienintencionados cunda el desanimo y que los agitadores políticos puedan arrimar el ascua a su sardina.

Cómo se arbitrarán los fondos dé resistencia, necesarios en toda huelga, sin que rechine la sociedad en general, es un interrogante de lo más apremiante.

De todas formas, tiene de positivo el reconocimiento legal de un hecho, y por tanto es perfectible en el futuro.

 

< Volver