Un ruego de Becerra Lago:. 
 Elevar el salario mínimo a 250 pesetas     
 
 Madrid.    22/04/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Un ruego de Becerra Lago:

[LEVAR EL SALARIO MÍNIMO A 250 PESETAS

El procurador en Cortes de representación familiar por Ceuta ha enviado a la Vicepresidencia del Gobierno el siguiente ruego, firmado por otros 40 "familiares":

"Que se realice un detenido estudio real y práctico para fijar el salario mínimo de acuerdo con las auténticas necesidades del trabajo en el momento actual, y que de acuerdo con las circunstancias económicas de la nación y previa la adopción de las medidas que se puedan evitar un desequilibrio, dicho salario no sea inferior a 250 pesetas diarias."

Hace el procurador un breve estudio de las calorías que necesita consumir una persona norma] con un mediano esfuerzo físico habitual en su trabajo, y suma al precio de los alimentos indispensables para sustentar una familia de cuatro miembros el correspondiente a la cantidad ínfima necesaria para los gastos vitales. He aquí los dos cuadros:

La primera cifra, multiplicada por cuatro, y la segunda dan un total diario de 189,40 pesetas, superior notablemente al actual salario mínimo, establecido en 102 pesetas diarias.

"Es cierto—continúa el procurador—que con independencia del salarlo, el trabajador percibe el subsidio familiar; pero no es menos cierto—explica—que no hemos hecho alusión a otros gastos, tales como transportes, medicamentos, material escolar, esparcimiento, tabaco, vacaciones, etc."

Todo esto hace que el salario vital mínimo haya de calcularse en la actualidad por encima de las 250 pesetas. "Esto es una realidad tangible, fácil de comprobar. Por ello es conveniente que quienes hayan de fijar el salario mínimo no se limiten a realizar un estudio teórico en sus gabinetes. De la misma forma que el especialista de otras ramas realiza ensayos prácticos, es necesario que el economista viva, él y su familia, durante un período de tiempo, un mes o una semana, con el salario mínimo. Sólo así podrá comprobar la bondad de sus resultados y la experiencia le hará encontrar la solución más acertada."

Por todo lo anterior, y dado que el Gobierno estableció en el II Plan de Desarrollo que la fecha más adecuada para la revisión anual del salario mínimo sea el mes de abril. el procurador en Cortes termina exponiendo el ruego citado al comienzo de la información.—Europa Press.

 

< Volver