Autor: Castellanos, José R.. 
 La CGT avanza en las conversaciones con la CDT y la CTI. 
 Inminente creación de la gran central independiente     
 
 El Imparcial.    15/03/1978.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

16/ 15-marzo-1978

REPORTEROS

La CGT avanza en las conversaciones con la CDT y la CTI

Inminente creación de la gran central independiente

La Coordinadora de Sindicatos Independientes se ha revelado en las recientes elecciones sindicales como la alternativa no marxista del mundo del trabajo. Más de mil quinientos delegados electos en toda España asi lo demuestran. Por ello esta central se configura como la representante de los trabajadores independientes. Figuran en sus filas la Confederación General de Trabajadores y la Confederación del Trabajo Comunitario, además de las distintas federaciones nacionales y provinciales independientes; pero esto no basta, el objetivo de la Coordinadora está fijado en la unión de todos los independientes, para ello pretenden que la Confederación de Trabajadores Independientes y la Confederación Democrática de Trabajadores se unan en la Coordinadora, para asi lograr un frente único no marxista.

José Antonio Fernández, asesor jurídico de la CGT y portavoz de la Coordinadora nos explica estos intentos.

«Los contactos habidos con la CDT y la CTI son meramente personales, aunque estamos en el buen camino, pienso que pronto se logrará este objetivo primordial. Pretendemos que sólo figuren en la Coordinadora aquellos sindicatos obreros verdaderamente independientes, para ello ofrecemos al trabajador una alternativa sin manipulación de partido político alguno. Pretendemos salir con un principio de cohesión para que sirva de puente para hacer una gran central independiente que aglutine una corriente no marxista:»

—A pesar de haber alcanzado más de mil quinientos delegados en toda España, parece ser que tienen problemas a la hora de sentar a éstos en las mesas de negociación de los convenios.

—Sí, las centrales autodenominadas «democráticas» se niegan a aceptar a nuestros delegados, porque tienen miedo por el peligro que supone para ellas la presencia de auténticos expertos negociadores en los convenios y ponen todas las trabas.

No a la UCD

—La Unión del Centro Democrático prometió apoyar a los trabajadores independientes. Es de suponer que, a la vista de las recientes elecciones sindicales, este partido haya entablado negociaciones con la Coordinadora de Sindicados Independientes...

—Ni ellos se han puesto en contacto con nosotros, ni nosotros con ellos. Tampoco lo haremos en el futuro, y a que consideramos que hemos de ser verdaderamente independientes. Además estamos en contra de que los trabajadores estén manipulados por tal o cual partido, y menos por ese ente amorfo que se llama UCD, que no tiene programa ideológico ni razones para seguir gobernando.

—¿A favor o en contra del Pacto de la Moncloa?

—Siempre en contra. Es un pacto firmado por los políticos a espaldas de los trabajadores. Además el Gobierno no es capaz de llevar a cabo los compromisos firmados en el Pacto y la clase trabajadora está siendo perjudicada, sin obtener contrapartidas sociales claras que justificasen el sacrificio que les imponen las cláusulas de ese acuerdo.

—El último intento de la UCD para ganarse la confianza del trabajador es, quizá, la medida tomada recientemente sobre la estabilidad de los precios, ¿puede redundar en beneficio del trabajador?

—Creo que no. La Coordinadora considera imposible mantener los precios hoy día, pensamos que es una inyección insuficiente para tratar de insuflar confianza al ciudadano pero muy difícil de mantener. De hecho ya hay sectores que han manifestado que no es posible para ellos el mantenimiento de los precios, como es el caso del sector peletero.

—¿Tiene la Coordinadora alguna solución para la crisis económica?

—Ni siquiera nos lo planteamos. Hay que pensar que somos una coalición electoral que no entra en el estudio de soluciones concretas sin elaborar bases o fundamentos en materia de fines, exceptuando el fin de la misma, el electoral y el alcanzar su objetivo primordial, que es el formar una gran central independiente. Por supuesto que las centrales que integran la Coordinadora sí las tienen.

La lucha obrera está superada ya

—El concepto más utilizado últimamente es la lucha obrera, la clase trabajadora luchando por esto o aquéllo, ¿entra este objetivo en los objetivos de la Coordinadora de Sindicatos Independientes?

—El concepto clásico de lucha obrera está superado ya. La Coordinadora de Sindicatos Independientes reconoce la propiedad privada, pero con unas limitaciones que devienen del interés común.

—El mundo del trabajo está compuesto por tres estamentos, en razón de su edad. Las centrales sindicales se han inclinado mucho más hacia la juventud trabajadora que al resto de los obreros, ¿también ocurre esto en la Coordinadora?

—Es lógico que se pretenda ganar a la juventud trabajadora, pero esto no quiere decir que se olviden los otros estamentos del trabajo. La Coordinadora pone especial atención en defender a los trabajadores de más edad, aquéllos que José Antonio Fernández, Asesor jurídico de la CGT

Las «centrales democráticas» se niegan a aceptar a nuestros delegados en la negociación de convenios

•• No hemos contactado con UCD. Eso es un ente amorfo sin programa ideológico ni razones para seguir gobernando

•• Estamos en contra del Pacto de la Moncloa, firmado a espaldas de los trabajadores

•• Los jóvenes han aceptado nuestra alternativa. Nuestro movimiento juvenil tiene ya diez mil afiliados

-!---„-----

tienen más de cuarenta y cinco años, ya que para ellos serta mucho más difícil encontrar un puesto de trabajo en caso de despido.

—¿Los jóvenes sienten simpatía por esta alternativa?

—En general nos aceptan bien. Lucas Ramos, de te CGT, está montando un movimiento juvenil con los menores de 21 años, que ya cuenta con más de 10.000 afiliados, merced a una operación combinada de las inquietudes laborales con las actividades culturales y recreativas. El último logro de la Coordinadora, según nos anuncia José Antonio Fernández, es la incorporación de la Federación de Trabajadores del Pan, que fue acordado en la Asamblea General celebrada el pasado viernes en Madrid por unanimidad. La Coordinadora, fundamentalmente presta una defensa limpia y eficaz en toda la problemática que afecta al trabajador asalariado y al autónomo, para lo cual tiene montados servicios asistenciales, jurídicos y laborales.

Para finalizar, José Antonio Fernández, en nombre de la Coordinadora, nos hizo una denuncia, con la pretensión de que los trabajadores se den cuenta de lo que se está tramando a sus espaldas.

—Tenemos una gran preocupación ante la acción que, propiciada por las centrales autodenominadas «democrática»» y movidas por ese afán totalitario de su exclusivismo en monopolizar la representación de los trabajadores, que está ocasionando la división a la hora de negociar con las empresas los convenios colectivos.

J.R. CASTELLANOS (Fotos: SEGURA)

 

< Volver