Autor: F. I. M.. 
 Quedan excluidos los militares y la Fuerza Pública. 
 O.I.T.: España, a favor de la sindicación de funcionarios     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 6. 

QUEDAN EXCLUIDOS LOS MILITARES Y LA FUERZA PUBLICA

O.LT.: España, a favor de la sindicación de funcionarios

GINEBRA, 30 (INFORMACIONES, por F. 1. M) (COMENTANDO el convenio y la recomendación sobre el derecho de sindicación en la Administración Publica, el director general de la O.LT. declaró —al término de la Conferencia, de la Organización Internacional del Trabajo— que las nuevas normas «proporcionan garantías reales a los empleados públicos y sus organizaciones, en particular la del ejercicio de las libertades civiles y políticas inherentes al concepto de libertad sindical». Las nuevas disposiciones se aplican a «todas las personas empleadas en la Administración Publica». Sin embargo, la legislación nacional podrá aplicar el convenio o excluir de él a «ios empleados de alto nivel que por sus funciones se consideran normalmente Que poseen poder ejecutivo o desempeñan cargos directivos, los empleados cuyas obligaciones son de naturaleza altamente confidencial, las fuerzas armadas y la Policía-».

El nuevo convenio, en los países que lo ratifiquen —España, en el momento del voto se pronunció a favor—,, protegerá a los empleados públicos contra las medidas discriminatorias fundadas en la participación de actividades sindicales. En al se estipula ¡a plena utilización de los procedimientos de negociación sobre condiciones de empleo entre las autoridades y las organizaciones de empleados públicos, o de cualquier otro método que permita a los funcionarios participar en la determinación de dichas condiciones. La solución de controversias deberá buscarse a traves de la negociación o meante «procedimientos independientes e imparciales, tales como la mediación, la conflación y el arbitraje, esta Unidos de modo que inspiren con confianza de los interesa-

dos.

El convenio dice que los empleados públicos deben gozar de «los derechos civiles y políticos esenciales para el ejercicio normal de la libertad sindical». La recomendación adoptada paralelamente por la Conferencia sobre esta cuestión contiene cláusulas relativas al reconocimiento de organizaciones, a los procedimientos de negociación u otros métodos de participación y a la determinación de las facilidades que deben otorgarse a los representantes sindicales.

cluiría nuevas normas relativas al tiempo de conducción, los descansos diarios, las medidas de control y la consulta con empleadores y trabajadores. La recomendación se referiria, entre otras cosas, a la definición del concepto de horas de trabajo, las horas normales semanales y diarias de trabajo, el descanso semanal y las horas extraordinarias.

Entre sus conclusiones, la Conferencia decidió que las nuevas normas se aplicarían tanto al personal asalariado de las empresas de transportes como a los conductores de vehículo propio. La duración normal del trabajo por semana debería limitarse y situarse entre cuarenta y cuarenta y ocho horas, y la duración normal del trabajo por día no debería exceder de ocho horas.

Dentro del ámbito de las resoluciones, cabe destacar la aprobada por unanimidad sobre el empleo de los jóvenes. Por falta de «quorum», la Conferencia no pudo adoptar ni la impugnación de credenciales contra la "delegación de trabajadores chilenos ni el proyecto de resolución «sobre la política de discriminación, de racismo y de violación de las libertades y derechos sindicales practicada por las autoridades de Israel en Palestina y en los otros territorios árabes ocupados».

Se eligieron nuevos miembros para el Consejo de Administración de la O.I.T., donde España estará presente al menos por tres años en los tres estamentos: gubernamental, patronal y sindical, y, finalmente, se aprobó una contribución financiera adicional de 22.500.000 dólares, que financiarán los Estados miembros para compensar la depreciación del dólar durante el bienio presupuestario 78-79,

 

< Volver