"Jornadas de reflexión". No quiso hablar del calendario del Gobierno para la negociación. 
 Fernando Abril: "El Gobierno se esforzará por conseguir un programa pactado por más de un año"     
 
 El País.    29/01/1978.  Página: 42. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

No quiso hablar del calendario del Gobierno para la negociación

Femando Abril: «El Gobierno se esforzará por conseguir un programa pactado y por más de un año"

«El Gobierno realizará todos los esfuerzos posibles para que la política económica del año 1979, englobada en un marco más amplio de dos o tres años, sea negociada y pactada.» No hubo manera de que el vicepresidente de Economía, Fernando Abril Martorell, dijese nada más sobre el calendario que, previsiblemente, el Gobierno tiene en torno a este tipo de negociación, ni sobre sus interlocutores en el caso de que el empeño del Gobierno diese algún resultado.

Escasamente anadió el vicepresidente nada nuevo. Insistió con reiteración que el Gobierno entiende que España necesita un tipo de acuerdo para el desarrollo futuro de nuestra economía. Este acuerdo, del que por el momento se desconocen las claves, tendrá como objetivo un mayor crecimiento, producto de un mayor esfuerzo inversor y con el fin de dar más mano de obra y reducir las tasas de empleo existentes en nuestro país actualmente. La duración del acuerdo podría ser de dos o tres años, aunque se negó a especificar y concretar nada al respecto.

Únicamente avanzó, como dato de interés que puede resultar importante, que el próximo 15 de octubre el Gobierno deberá presentar los Presupuestos Generales del Estado para 1979 y que, por tanto, en esa fecha deben estar todos los planteamientos muy claros.

Insistió el vicepresidente que la situación de nuestra economía permitía más margen de maniobra de la existente a finales del pasado año. La política de 1978 puede servir para 1979 pero siempre teniendo como objetivo un mayor crecimiento económico que permita la creación de más puestos de trabajo y teniendo mucho cuidado de que no se vuelvan a reactivar las tasas de inflación. «Esta política pasa inexorablemente por una política de rentas y una inversión selectiva que debe ser pactada libremente.»

Preguntado por diferentes aspectos de la jornada de reflexión, el señor Abril recordó que el Gobierno había cumplido sus objetivos.

Ante la acusación de que en la reunión sólo se habían tratado temas de saneamiento pero no de reforma, el ministro dijo que la característica de los asistentes a la jornada hacia que los temas a tratar fuesen más de carácter coyuntural y de saneamiento que de reforma. En cualquier caso, señaló que el Gobierno no se había comprometido en la reunión a que próximamente se cumpliría con lo pactado en la Moncloa en lo referente al Estatuto de la Empresa Pública y a la Seguridad Social, a la que hay que simplificar de una forma clara y más efectiva.

Anunció que es su deseo que en la próxima semana se informe a otros sindicatos, «ausentes hoy por razón de orden» y a los consumidores.

El resto de la conferencia de prensa lo dedicó el vicepresidente de Economía a abordar los asuntos relacionados con el índice del coste de la vida y otros temas de coyuntura de la política económica del Gobierno.

 

< Volver