Autor: Aranguren Egozkue, José Luis. 
 Zaragoza: "Por un Ayuntamiento democrático". 
 Comienza la semana de los barrios     
 
 Pueblo.    21/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ZARAGOZA: "Por un Ayuntamiento democrático"

COMIENZA LA SEMANA DE LOS BARRIOS

ZARAGOZA, 21. (PUEBLO, por J. L. ARANGUREN EGOZ-KUE.) — Ayer fue el prólogo de la

Semana de los Barrios, que de forma conjunta en unos aspectos e individual en otros, han organizado las

asociaciones de cabezas de familia. El lema más o menos común en todos los casos es el de «Por un

Ayuntamiento democrático, por la unidad de los barrios.» Entre las actividades a celebrar del 20 al 27 de

febrero, se encuentran las de carácter cultural, social, recreativas y hondamente reivindicativas,

sintetizando todos aquellos problemas que a lo largo de los últimos años han venido denunciando, sin que

todavía hayan encontrado ninguna solución.

El acto más trascendental de toda la semana será una mesa abierta en la que participarán todos los

representantes de las distintas asociaciones y elaborarán una serie de conclusiones. Al margen de todo

esto, una comisión en concreto —la de enseñanza— ha hecho público ya la alternativa a la actual

enseñanza, la escuela pública. Una escuela —según los comisionados— subvencionada directamente por

el Estado, pero cuya administración y control económico deben ser ejercidos por los directamente

implicados en su funcionamiento, mediante organismos según los distintos niveles de centro, ciudad,

región, etc.

Las características que debe reunir esta Escuela Pública son: ciclo de enseñanza único; gratuidad a todos

los niveles; escuela adaptada al medio; pluralidad ideológica y laicidad de la enseñanza; gestión y

organismo gestor de los centros. Por lo que respecta a la pluralidad ideológica y laicidad de la enseñanza,

en el escrito se dice textualmente: «La escuela debe proporcionar a los alumnos acceso a las diferentes

opciones ideológicas existentes en la sociedad, así como ofrecerles la metodología para analizar esta

realidad de modo crítico. Por esta razón, la enseñanza debe ser laica, devolviendo a la religión su carácter

de opción personal Se habilitarán horas de estudio de esta materia con carácter voluntario bien en el

mismo centro bien en otro lugar.»

PUEBLO 21 de febrero de 1977

 

< Volver