Entre 10.000 y 40.000 personas, en el acto de CC OO. 
 Camacho: "El Gobierno quiere dividir el movimiento obrero"     
 
 Diario 16.    15/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 22. 

Entre 100.000 y 400.000 personas, en el acto de CC OO

Camacho: «El Gobierno quiere dividir el movimiento obrero»

«El Gobierno quiere enfrentar a las contrates sindícales unas contra otras», señaló Marcelino Camacho ante miles de trabajadores concentrados al mediodía de ayer en el anfiteatro de la Casa de Campo, en respuesta a la convocatoria formulada por Comisiones Obreras. Los reunidos fueron 100.000* según el Gobierno Civil y 400.000 según ios organizadores.

La concentración fue realizada en protesta contra el plan económico del Gobierno, el proyecto de Estatuto del Trabajador presentado por UCD en las Cortes y en solidaridad con ios conflictos laborales en curso.

MADRID.- Los asistentes al mitin aprobaron un escrito propuesto por la dirección de CC OO y dirigido al Gobierno, en el cual se recogen las reivindicaciones formuladas por Marcelino Camacho, secretario general de Comisiones, en el acto de ayer,

Los organizadores del mitin calcularon en 400.000 trabajadores la asistencia, pero diversas fuentes reducen el número de participantes a 100.000

Los presentes llenaron el anfiteatro de la Casa de Campo y sus alrededores. Un gran número de autocares unos 800—, que habían traído asistentes de diversos puntos dei país, se encontraban aparcados en las inmediaciones.

Interviene Camacho

hl mitin, amén de Comisiones Obreras, contó con ia adhesión del Sindicato Libre de la Marina Mercante, Partido Comunista de España, Liga Comunista Revolucionaria y Movimiento Comunista.

Fidel Alonso, secretario de CC OO por la provincia de Madrid, hizo la presentación del acto.

ti secretario general de Comisiones Obreras señaló que la concentración era una respuesta de los trabajadores al «intento de las multinacionales y el gran´ capital de cargar la crisis sobre (os trabajadores y los países menos desarrollados».

Camacho añadió que «a nuestro país no llegan ayudas sino nuevas dificultades en una transición ya de por sí difícil de ta dictadura a la libertad». Destacó que la democracia en España aún no está consolidada, pero que el proceso político igualmente sigue avanzando.

Puntualizó que el paro y la crisis económica «es el principal problema político y social de España, al que hay que combatir mediante la solidaridad nacional y de clase».

Camacho describió el plan económico del Gobierno como «una clara agresión a los intereses de los trabajadores del campo y lu ciudad y cuya aplicación .supondría la liquidación de lo esencial del sector público, con reducción en lu prestación de servicios básicos, un aumento del paro fórzoso y una mayor explotación de lodos los trabajadores».

«bl Gobierno está haciendo la política de la CEOE, de la gran Banca y de las multinacionales, y ésta es una política antiobrera y antinacional», destacó Camacho.

Criticas a UGT

El líder de Comisiones Obreras señaló que la UGT, y el PSOE intentan, a través de las enmiendas presentadas al proyecto de UCD sobre bstalulo del Trabajador, quitar a los comités de empresa el derecho u declarar conflicto colectivo. Camacho añadió que en el propio proyecto de Estatuto presentado por UCD «se pretende que el comité de empresa solo pueda ser oído».

«Queremos, decir a UGT -prosiguió Camacho— que no se refuerzan las secciones sindicales ni la afiliación acabando con los comités de empresa, que son el órgano unitario de los trabajadores.»

Móvil unciones

Añadió el líder de Comisiones que el Gobierno, la CEOE y las multinacionales necesitan el enfrentamiento entre los trabajadores para ,que sus planes puedan tener éxito, destacando >4ue con este propósito el Gobierno quiere dividir y enfrentar entre si a las centrales sindicales, bu este punto Camacho dijo «fue -«sólo podremos hacer frente a esta política si marchamos unidos».

Camacho insistió en la importancia de las movilizaciones «dentro de la legalidad constitucional», para crear un equilibrio de f´uerzas entre patronal y sindicatos de cara a la próxima negociación colectiva de los convenios.

El titular de CC OO ratificó la postura de su sindicato, favorable a una negociación enlre patronal y sindicatos más representativos, convocando igualmente al Estado-patrón para que negocie lo que afécta al sector público, incluidos los funcionarios».

Camacho concluyó su intervención precisando que «las formas de presión dependerán no sólo de nosotros sino de tos que se sienten enfrente. Utilizaremos nuestros derechos constitucionales de reunión, manifestación y huelga».

Memorándum a Suárez

Al final del mitin se leyó un escrito, que, tras ser aprobado por la concentración de ayer, una delegación de Comisiones Obreras entregara al presidente Suárez

bn el documento se pide el reconocimiento de derechos y libertades sindicales > la apertura de una negociación tendente a conseguir la creación de 300.000 puestos de trabajo anuales a partir de 1980, y la extensión del seguro de desempleo a 400.000 trabajadores más.

bl escrito pide la jubilación a los sesenta años, la actualización de las pensiones, salarios justos, reconocimiento de las secciones sindicales, devolución del patrimonio sindical y una política que permita el desarrollo de la pequeña y mediana empresa y de los agricultores y ganaderos.

bl documento también propone al Gobierno iniciar negociaciones solare el Estatuto de! Trabajador y pide que los asalariados participen en las campañas a favor del sí a los Estatutos de autonomía para el País Vasco y Cataluña.

Los organizadores del acto destacaron que a la mayor brevedad posible sería entregado el memorándum al presidente del Gobierno.

 

< Volver