134.426 millones para el campo     
 
 Pueblo.    28/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

134.426 MILLONES PARA EL CAMPO

A 134.426 millones de pesetas asciende el plan financiero del F.O.R.P.P.A. para el ejercicio de 1977, que

acaba de ser remitido al Gobierno para su aprobación, y que ayer fue presentado por el presidente del

citado organismo, José Martínez Genique.

Las subvenciones que el F.O.R.P.P.A. piensa conceder el presente año para apoyar a la agricultura

ascienden a 9.355 millones de pesetas. El sector más favorecido será el cerealista, con 3.125 millones,

seguido del de la carne. Aunque cualquiera de estas cantidades, según Martínez Genique, pueden variar a

lo largo de la campaña, según las necesidades de los respectivos sectores, por lo que se ha creado un fon-

do de 750 millones para estos imprevistos.

También se prevé en el informe la ordenación de las producciones y precios agrarios. A fondo perdido se

han calculado también destinar al campo un total de 3.500 millones, por costes operacionales; además,

hay 6.831 millones por intereses financieros previstos.

La previsión del coste total de la intervención del F.O.R.P.P.A. suma, por tanto, 19.700 millones de

pesetas.

En cuanto a la intervención en ayuda crediticia, se estima que en este año se alcanzarán los 36.647

millones, lo que supone un aumento del 29 por 100 respecto al año anterior.

El capítulo de las subvenciones previstas por el F.O.R.P.P.A. sólo ha aumentado en un 2 por 100, lo que

se justifica porque los agricultores, para defender su rentabilidad, tienen también los precios, que están

teniendo aumentos importantes. Esta es la razón por la que las semillas oleaginosas han bajado de 610

millones de subvenciones en 1976 a 42 millones en 1977, y que el algodón, que dispuso de 1.000

millones, vaya a tener sólo 20.

El F.O.R.P.P.A., en sus ocho años de existencia, ha invertido en la agricultura a fondo perdido 116.622

millones de pesetas, lo que significa una media anual de 15.550 millones o, dicho de otra forma, 470

pesetas anuales de coste medio de intervención por persona activa agraria. No obstante, comparada con la

agricultura del Mercado Común, la nuestra percibe una ayuda que porcentualmente puede estimarse en la

mitad de la que concede el F.E.O.G.A., el organismo regulador de la agricultura comunitaria.

 

< Volver