Primer Congreso desde hace 43 años. 
 La CNT quiere ser la tercera fuerza sindical     
 
 Diario 16.    10/12/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Diario 16/10-dicíembre-79

Primer congreso desde hace 43 años

La CNT quiere ser la tercera fuerza sindical

Los dirigentes Genetistas van a intentar convertir a la CNT en la tercera fuerza sindical, a partir del quinto congreso, que inició el sábado sus sesiones en Madrid.

Tras cuarenta y tres años de silencio, esta central sindical va a plantearse un largo temario que incluye desde estrategias, formación y propaganda hasta las finalidades ideológicas, trayectoria y patrimonio sindical. El propósito, según los organizadores, es «renovar tácticas de lucha, pero no de prescindir de ningún principio ni de ninguna finalidad».

Madrid - «Nuestra estrategia a partir de este congreso será la provocación. Provocación entendida como denuncia y no integración en un mundo sindical dominado por las burocracias e intereses ajenos a los de los trabajadores», señaló el ex secretario general de la Confederación Nacional de Trabajadores (CNT), Juan Gómez Casas, en un momento de la apertura del quinto congreso de esta fuerza sindical.

El congreso, primero que se celebra desde 1936, durará ocho días y perfilará las posturas de este sindicato en los próximos años. La asistencia prevista es de ochocientos delegados y numerosos observadores de prácticamente todo el mundo.

En el orden del día figura un apretado programa de actividades y discusiones compuesto por 18 puntos principales. Entre ellos destacan los principios, tácticas y finalidades del sindicato, así como la normativa orgánica, estrategia laboral y sindical. Igualmente durante el congreso, los delegados de CNT intervendrán sobre cuestiones relativas al paro, patrimonio sindical, prensa, propaganda, formación y represión, sus formas y consecuencias.

El congreso definirá la postura oficial de CNT en cuestiones y problemas de actualidad y no estrictamente laborales. Finalmente, un repaso a la trayectoria confederal desde el último congreso celebrado seis

semanas antes de la guerra civil.

Según manifestó Juan Gómez Casas, en el seno del sindicato se ha producido en estos últimos tres años un fenómeno de masiva afiliación, en parte justificada «por desencanto en muchos trabajadores en la forma de lucha de otras organizaciones y la aceptación por parte de éstas de principios contrarios a la clase obrera». Señaló que CNT fue muy receptiva y que en su seno se ha propiciado siempre la discusión.

Sin tendencias

«Por ello —continuó— ha habido distintos enfoques, en problemas muy concretos, que han propiciado la marcha de algunos compañeros, pero desde luego no hay en este momento ni tendencias y, ni mucho menos, problemas de escisiones.» Sin embargo, dijo que también se han ido muchos afiliados porque esa misma dinámica de discusión dentro de un socialismo de participación «genera aburrimiento».

El ex secretario general de CNT se pronunció igualmente en contra del Estatuto del Trabajador, porque «encuadra y discrimina a los trabajadores». «El Estatuto —así como las negociaciones del acuerdo marco— fomentan el contacto directo entre la burocracia sindical y los patrones. Nuestro planteamiento en este sentido, y asi lo vamos a tratar en este congreso, será el de

reforzar la presencia de las secciones sindicales en la empresa y el valor de las asambleas, que en el Estatuto quedan relegadas a un mero papel informativo y no decisorio.»

 

< Volver