Según una encuesta de "Papeles de Economía". 
 Los sindicatos siguen perdiendo afiliados     
 
 Diario 16.    01/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Diario 16/1 -noviembre-80

ECONOMÍA/LABORAL

Según una encuesta de «Papeles de Economía»

Los sindicatos siguen perdiendo afiliados

Argumentos tales como la tradicional individualidad del español influyen realmente en el escaso índice de afiliación a centrales sindicales y profesionales que, en nuestro país, no dejan de descender, según una encuesta hecha pública por la revista «Papeles de Economía», editada por las Cajas de Ahorro. Las escasas contraprestaciones de los sindicatos, la cuota voluntaria y la inercia del sindicalismo vertical son otros elementos negativos en la afiliación del trabajador español.

Madrid — «Sólo la cuarta parte de los cabezas de familia que trabajan por cuenta ajena pertenecen a alguna central sindical o profesional. El trabajador, acostumbrado a resolver sus problemas en el marco del sindicato único, no ha tomado aún conciencia del papel del sindicato plural y parece seguir una conducta pasiva.» Este es el resultado de un sondeo sobre la afiliación sindica] realizada por Francisco Alvira y José García López que aparece en el último número de la revista «Papeles de Economía», editada por las Cajas de Ahorro.

La encuesta refleja que el porcentaje de afiliación en países con tradición democrática asciende a ur 40 por 100, pero que en el caso de nuestro país se está dando un proceso descendente, tas centrales están perdiendo afiliados «en contra de lo que deberla haber sido su evolución natural: ganar asociados a medida que, con el paso del tiempo, logra mayor arraigo de su función en la población trabajadora».

Los autores del análisis explican en parte este fenómeno por la falta real de contraprestaciones por parte de los sindicatos a sus afiliados, y posiblemente el pago voluntario de las cuotas influye igualmente. A nivel ocupacional, la edad y la ideología política de los entrevistados influyen en su afiliación. Los obreros cualificados, los trabajadores de entre veinticinco y treinta y cinco años y los votantes de izquierda son los grupos más inclinados a afiliarse.

Concretamente, los que en marzo votaron al PCE, constituyen, con un 84 por 100, los más partidarios a la sindicación. Al contrario, los cuadros, directivos, técnicos y mayores de cincuenta años, así como los votantes de UCD son quienes menos nivel de afiliación muestran.

Por otra parte, la misma encuesta refleja que más de la mitad de los empresarios y autónomos, administrativos y casi el mismo porcentaje de obreros cualificados y sin cualificar, opinan que el acuerdo marco interconfederal es bueno para todos, tanto trabajadores como empresarios.

Han oído hablar del AMI el 65 por 100 de los entrevistados, un 48 por 100 sabe que se ha firmado un acuerdo entre trabajadores y empresarios y casi el mismo porcentaje, el 45 por 100, aciertan sobre los firmantes: UGT y CEOE. En comparación con encuestas anteriores, los trabajadores españoles han demostrado un alto grado de preocupación acerca de los temas de interés general.

La variable política también juega un papel importante acerca de la posición de los individuos acerca del AMI. Los votantes del PSOE le estiman «muy positivo», quizá como reflejo al hecho de que UGT fue la central firmante.

Por el contrario, el 80 por 100 de los comunistas rechazan el acuerdo porque «sólo beneficiará a los empresarios o a nadie». Es decir, los partidos reflejan las actitudes de las centrales UGT y CC 00.

 

< Volver