Camacho "En CC OO no hay problemas"  :   
 Niega cualquier riesgo de desintegración. 
 Diario 16.    15/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Próximo ya el II Congreso Confederal de CC 00, y ante los insistentes rumores de posibles escisiones y mal de fondo en el sindicato, Marcelino Camacho, secretario general de la citada central, salió al paso para insistir: «En Comisiones no hay problemas.» También rechaza entrar en lo que él califica «maquiavelismos» y «caza de brujas».

Camacho: >En CC 00 no hay problemas>

Niega cualquier riesgo de desintegración

Madrid - «CC OO, como todo el país, está haciendo su transición y esto genera en los viejos hábitos y en las viejas posiciones del centralismo ciertas posiciones contrastadas. Y, en los que quieren llegar como sea y con mucha rapidez, a veces posiciones excesivamente ligeras por rápidas. Pero lo uno y 10 otro hay que explicarlo en ese contexto», indicó Camacho, próximo el 11 Congreso Confederal. «Este congreso —añadió— estará centrado en la segunda fase de La transición de CC OO: Pasar del movimiento organizado a confederación sindical.»

«Bajo el franquismo —dijo al referirse al sindicato— era un movimiento mínimamente organizado.

Después de pasar a la legalidad, entramos en la fase en la que establecimos un desarrollo de los principios de orden socio-político, que ya teníamos quizá un poco a nivel artesanal, de andar por casa, y establecimos también un programa, unos estatutos y un tipo de organización confederal.»

«Ahora, y tras este congreso, nos planteamos equilibrar más organizativamente la confederación, las federaciones de rama y los territorios; crear áreas a nivel de federaciones, regiones y nacionalidades.»

«Nuestro objetivo —añadió— es desarrollar una mayor autonomía en el cuadro de esta estructura, indudablemente con unos órganos a nivel confederal.»

«No vamos a entrar en contradicción —indicó luego Camacho-, porque creo que habrá que ir a que estas grandes áreas de trabajo se concreten a nivel de dirección con una especie de síntesis, coordinación y unificación. La otra cuestión es tratar de hacer la confederación.»

¿Desintegración ?

Respecto, a la posición de CC OO y de Catalunya sobre ericuesdo nacional áe empleo, Marcelino Camacho afirmó que no hay que ver en esto «ningún riesgo de desintegración ni tampoco de que se tire excesivamente de las riendas». «Esto —añadió— dentro del pluralismo y de la situación del país, es perfectamente lógico.»

El objetivo de CC 00 es desarrollar una mayor autonomía.

Por otra parte, señaló que «los problemas del PCE no han mediatizado a CC OO, sólo han influido algo.

Hay muchos hombres de la dirección de CC 00 que son comunistas, y los problemas que surjan entre ellos difícilmente se aislan en una nevera o en un estado de hibernación, sino que lógicamente están en ebullición, pero no es eso lo que decide».

«CC OO es una organización sindical que tiene su dinamismo, sus métodos, su programa, y de ellos fundamentalmente se derivan las principales cuestiones que tiene que debatir el congreso, aunque no es ajeno a lo que pasa fuera.»

Marcelino Camacho calificó de «natural» que las distintas tendencias existentes en el seno de la organización elaboren sus planteamientos de cara al congreso, e insistió en que no hay que ver en ello «ningún riesgo de desintegración».

•• PSUC: «Sí, pero» al acuerdo sobre empleo — El comité ejecutivo del PSUC presentó una propuesta de resolución al comité central del partido en la que valora positivamente el acuerdo sobre empleo, si bien considera negativa la metodología empleada para su firma.

El comité central del partido de los comunistas catalanes, que se reunió durante el pasado fin de semana en Barcelona, trató además una propuesta de ampliación de la ejecutiva del partido y el reglamento de la conferencia nacional prevista para los días 10 al 12 de julio.

´En la primera parte de la reunión, el secretario general, Fraséese Frutos, presentó un informe en el que analizó los últimos acontecimientos de la situación política española y, concretamente, el acuerdo sobre empleo, firmado por CEOE, CC OO, UGT y el Gobierno.

En la resolución propuesta al comité central se indica que los acuerdos son un instrumento válido para la movilización de la clase obrera, para la consecución de sus aspectos positivos y la superación de los negativos, a través de la negociación colectiva.

Se hace un llamamiento para que los trabajadores sigan las orientaciones de CC OO y «refuercen la dinámica unitaria entre CC OO y UGT, que estos acuerdos permiten establecer, en defensa de los intereses de la clase trabajadora y en la lucha por la consolidación de ía democracia».

El PSUC considera, más adelante, incorrecto el método empleado, al considerar que «una negociación de esta importancia requiere una mayor transparencia y una mayor participación de las estructuras y fas bases de las organizaciones sociales firmantes». En este sentido, reitera que el acuerdo hubiera tenido que estar precedido de un debate, especialmente entre los trabajadores ocupados, a quienes se solicitan sacrificios en el terreno salarial.

 

< Volver