Autor: Camacho, Marcelino. 
   Solidadridad, empleo, nuevas tecnologías, participación     
 
 Diario 16.    02/12/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

MARCELINO CAMACHO

Secretario general de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras Solidaridad, empleo, nuevas tecnologías, participación.

El I Congreso de la Confederación Sindical de CC 00 después de analizar la crisis económica y la «importancia humana, social y política de una alternativa al paro», aprobó que había que conseguir «un plan de solidaridad nacional contra el paro y por el pleno empleo». «Esa ha sido y sigue siendo —dice el autor— la base de nuestra estrategia mantenida contra viento y marea.»

No pretendo ninguna capitalización a favor de CC OO o personal, sino simplemente resaltar que la solidaridad es la base de nuestra estrategia permanente en la lucha contra el paro y la crisis, sobre todo la crisis de las pequeñas y medianas empresas.

Los acontecimientos e informaciones más recientes sobre la reunión de la Moncloa con el presidente Calvo-Sotelo, en la primavera, las reticencias —especialmente de la cúpula de la gran patronal CEOE, su intento de ahogar el ANE antes y después de nacer, de aquello de «nada de fotografías para la historia», etcétera— son referencias reveladoras.

Cumplir el ANE

Las presiones bajo diferentes formas sobre el Gobierno, de este gran capital medroso, que ha invertido en 1981 en Chile Argentina y en el Tercer Mundo, en busca de superbeneficios, decenas de miles de millones, pero que no invierte en España, o que ha evadido al extranjero igualmente cantidades próximas, según señalaba un diputado la semana pasada en el Parlamento.

Lo anterior nos recuerda y nos enseña, como toda la historia del movimiento sindical, que después de conseguir los acuerdos, hay todavía que defenderlos y no pocas veces imponerlos, constitucionalmente, por supuesto.

Por eso hoy, CC OO reafirma que hará todo lo posible por cumplir y hacer cumplir el ANE; que hará

todo lo inimaginable por marchar en esta dirección estrechamente unidos con UGT; que tratará de dialogar con el Gobierno, con -éste o con el que le suceda, al igual que con la CEOE.

Los Acuerdos UGT-CEOE, que tuvieron aplicación en 1980-81, afectaron fundamentalmente a los salarios, no al empleo. El paro creció en 1981 en más de 350.000, y en el primer semestre de 1981, aumentaron los sin empleo en 127.800.

El ANE es el primer esfuerzo solidario serio contra el paro y la crisis que´ hacemos en este país. Es un test cara al futuro; si no se cumpliera, sería imposible avanzar más en esa solidaridad vital, imprescindible. Después serían inimaginables nuevos acuerdos, y España necesita de esfuerzos más continuados, de planes más largos.

Cualquier, observador atento a los conflictos sociales de nuestros días constata que el mayor número de horas de huelga se produce para la defensa de los puestos de trabajo, amenazados por la reestructuración de las empresas.

Un empresariado obsesionado en reducir plantillas y obtener márgenes de beneficios y seguridad fáciles, sin abordar a fondo los problemas, empujan a los trabajadores a defender nuestro empleo con uñas y dientes, atrincherándonos a veces en posiciones que los militares llaman «erizo o bunker».

Posiciones ´egoístas las de los .empresarios, humanas las de los trabajadores; pero defensivas ambas, y conducen a corto plazo al cierre de la empresa, a la pérdida del puesto de trabajo, a la ruina de nuestro país.

En un mercado nacional e internacional abierto, las mercancías se comparan en el mercado con otras de igual precio y calidad. Así pues, calidad y precios competitivos son la ´base para conservar y desarrollar el espacio económico nacional e internacional y con ello el empleo, pero esto sólo es posible con nuevas tecnologías, y con sindicatos fuertes.

Reconversión

En la Confederación Sindical de CC 00 creemos que ha llegado la hora de empezar a negociar este Plan de Reconversión e Introducción de Nuevas Tecnologías, con lo que eso puede suponer de productividad y movilidad, también de reciclaje y formación profesional permanente. Una mayor productividad permitiría trabajar menas horas, para~trabafar y comer todos.

Esto exigiría un plan por cuatro años, una cooperación de todas las fuerzas progresivas, una consolidación de la democracia y de la paz. E?ta solidaridad contra el paro, estas nuevas tecnologías contra la crisis, exigirían a su vez, como garantía, mayor participación de los trabajadores y sus sindicatos representativos, en el control de la gestión.

A los parados que piden pleno empleo o plena protección, a los pequeños y medianos empresarios que no pueden soportar más la crisis, a los recientes llamamientos del jefe del Estado, CC OO responde afirmativamente. Estamos dispuestos a hacer todo lo necesario para crear una economía más racional, más nacional y más partícipativa, con todos y para todos.

 

< Volver