Autor: R. S.. 
 Los sindicatos se oponen al borrador. 
 Proyecto de decreto que liberaliza la contratación temporal     
 
 ABC.    27/05/1982.  Página: 55. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Los sindicatos se oponen al borrador

Proyecto de decreto que liberaliza la contratación temporal

MADRID (R. S.). El borrador del real decreto del Ministerio de Trabajo que el martes fue facilitado a los sindicatos para su estudio recoge precisamente la filosofía mantenida hace unos meses por el subsecretario de Empleo y Relaciones Laborales, Migue) Cuenca Valdivia, de aunar en una sola norma todas las modalidades existentes anteriormente de fomento del empleo, manteniéndolas prácticamente en sus mismos términos y modificando la referente a la contratación temporal.

Es precisamente esta última el eje de la polémica que desde hace meses mantienen el Departamento de Trabajo y tos sindicatos firmantes eíet Atte, y uno de los «leiv motiv» fundamentales de las jornadas reivíndicativas planteadas por CCOO y UGT los próximos dfas 7, 8 y 9 de junio. El borrador, que consta de 29 artículos y tres disposiciones finales, ha sido rápidamente contestado por los sindicatos significando que con él se abren tas puertas a la flextbilización de plantillas y al despido libre, al margen de denunciar que en este tema el Ministerio ha cedido a las presiones de CEOE. Cuenca Valdivia, por su parte, niega tales extremos y considera que existen las suficientes cautelas para que la citada disposición no se utilice de forma «abusiva o fraudulenta».

Sin embargo, los sindicatos no entienden el por qué se pretende modificar precisamente la modalidad que mejores resultados ha dado, mientras se desoyen sus peticiones sobre la modificación de otros programas de fomento del empleo que apenas han tenido incidencia y que, sin embargo, se mantienen tal cual.

El borrador del decreto, a diferencia de un antiguo borrador, vuelve a introducir los cupos de contratación temporal conformó al tamaño de las empresas, pero ampliando los porcentajes. En concreto, para las plantillas de más de 1.000 trabajadores establece el 15 por 100, cuando, en la actualidad, conforme a la normativa vigente, es el 5 por 100. Para las plantillas entre 501 y 1.000, el 20 por 100 (vigente el 10 por 100). Entre 251 y 50.0 trabajadores, e! 25 por 100 (vigente el 15), y para tas empresas que tengan más de 100 trabajadores pero menos de 250, el 30 por 100. Asimismo no se establece ningún tipo de limitación para las empresas de menos de 100 trabajadores.

Para CC OO resulta sorprendente esta ampliación de los índices de temporales sobre los fijos, toda vez que en la modalidad vigente se establece que las empresas que quisieran contar con un número mayor de eventuales podrían solicitarlo a las comisiones provinciales del ÍNEM. «Según los datos que tenemos —añade CC OO— tan solo la Tesorería General ´de la

Seguridad Social ha realizado una petición en este sentido.»

En cuanto a las cautelas introducidas en el borrador, se establece que no podrán acogerse a los beneficios de los distintos programas de fomento, las empresas que en el plazo de un año anterior a la contratación, hayan amortizado puestos de trabajo por expedientes de regulación de empleo o por despido declarado improcedente por sentencia de Magistratura o por conciliación ante el (MAC. El contrato temporal podrá ser de hasta tres años con un mínimo de tres meses.

El borrador contempla igualmente la contratación a tiempo parcial, contratación de desempleados que hayan agotado el seguro de desempleo o con responsabilidades familiares, la contratación de minusválidos (con una subvención de 300.000 pesetas por contrato y con bonificación de la cuota de Seguridad Social entre el 70 y el 90 por 100 en función de la edad), contratación de mujeres con responsabilidades familiares en el que se contempla un programa de formación profesional con carácter preferente y gratuito, programa de cooperativas de trabajo asociado y promoción del trabajo autónomo con préstamos de hasta 500.000 pesetas al 6 por 100 de interés y con ocho años de amortización.

Por otra parte, el borrador incluye también las medidas de fomento del empleo con carácter territorial, autorizando al INEM a establecer subvenciones de 300.000 pesetas por puesto de trabajo creado y bonificación del 50 por 100 de la cuota de Seguridad Social. En última instancia, el proyecto gubernamental incluye los «trabajos temporales de colaboración social» para la utilización de los trabajadores perceptores del desempleo por las Administraciones Públicas para trabajos de utilidad social y con una duración máxima de cinco meses.

El borrador, que será estudiado por el Consejo de Estado y por el Consejo General del INEM antes de su pasa a! Consejo de Ministros, aparece en unos momentos en los que se «recrudece» el divorcio Administración-sindicatos, y en algunos sectores no se (e augura una llegada a buen puerto.

 

< Volver