Autor: Juanes, Tania. 
 La reunión del jueves, última oportunidad para empezar a entenderse. 
 Patronal y sindicatos mantienen sus posturas irreconciliables     
 
 Diario 16.    11/01/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

La reunión del jueves, última oportunidad para empezar a entenderse

Patronal y sindicatos mantienen sus posturas irreconciliables

Ayer tampoco se avanzó nada, pese a que, tras las reuniones mantenidas por patronal y sindicatos con el presidente del Gobierno, se albergaba cierta esperanza de que la negociación progresara.

La CEOE mantiene su postura de que no hará pública su banda salarial hasta no conocer cómo quedará el tema de la jornada laboral. Por su parte, los sindicatos afirman que lo único negociable son los salarios. Incluso Julián Ariza, representante de Comisiones Obreras, habla de utilizar la presión social si no se llega pronto a un acuerdo. Sólo un hecho esperanzador: el emplazamiento que tanto patronal como sindicatos se han hecho para que el próximo jueves se concreten al máximo sus posturas.

Tania Juanes

Madrid — Mientras que CEOE rechaza que haya bloqueado las negociaciones y los sindicatos afirman que la patronal no ofrece propuestas globales aceptables, las conversaciones para la negociación colectiva de 1983 siguen sin ofrecer resultados positivos.

La subida salarial para el presente año, la reducción de la jornada semanal y la revisión semestral, que son los puntos más Importantes de las negociaciones, no han experimentado por el momento ningún tipo de progreso.

En palabras de José Luis Corcuera, de UGT, «no puede haber acuerdo, ya que CEOE no ofrece un esquema completo sobre el que negociar».

Para Julián Ariza de CC 00, «la CEOE pretende ejercer una doble presión —sobre el Gobierno y sobre los trabajadores— y que se negocie el programa gubernamental a la baja. No se quiere —añadió— ni aplicar ia jornada de cuarenta horas ni mantener el poder adquisitivo». Añadió que si no hay nuevas propuestas en las próximas reuniones, las negociaciones seguirán bloqueadas.

Los dirigentes de la CEOE, que han solicitado a los sindicatos nuevas propuestas para la reunión del día 14, se ratificaron en no ofrecer su oferta de banda salarial para 1983 hasta que no se cuantifique la incidencia en los costes salariales de la reducción de la jornada laboral y sobre qué variables se va a mover ésta. Según explicó Jiménez Aguilar, presidente de CEPYME y representante de la patronal, la banda salarial no es ningún secreto, pero es necesario saber cuánto se va a trabajar, por lo que volvió a solicitar las cifras macroeconómicas asi como el comportamiento de la Seguridad Social.

Nuevo documento

Al mismo tiempo, CEOE indica en un documento distribuido ayer que la jornada legal debería definirse en términos anuales y no semanales. Para la patronal, la implantación de la nueva jornada máxima semanal originaría desajustes organizativos en las empresas, especialmente en el primer año de aplicación.

Por su parte, José María Zufíaur, de UGT, calificó el documento presentado por la patronal de inaceptable, ya que significaría congelar la jornada de cuarenta horas a través de la actual legislatura acompañada de una reducción de tiempo de trabajo considerado efectivo. El documento incidiría también en la flexibilización en las horas extraordinarias, con una influencia negativa, según el sindicalista, en el empleo. Supondría también medidas desfavorables para la incapacidad laboral transitoria y sobre la estacionalidad de las vacaciones.

Ofertas

También indicó Zufíaur que todos estos temas no pueden ser negociables mientras que no haya ofertas salariales. «Les hemos emplazado para que adelanten ya la banda para 1983. Es urgente, tras

cuatro reuniones, que se entre ya en ese tema.»

Sobre la reducción de la jornada labora), Julián Ariza señaló que los sindicatos han ¡do a la mesa de negociación para hablar del tema de los salarios, pero no a negociar lo que se va a conseguir a través de las disposiciones del Gobierno. Añadió que no es negociable que la reducción de la jornada semanal a cuarenta horas se implante a lo largo de la actual legislatura.

En relación a la cláusula de garantía salarial que CEOE quiere que sustituya a la revisión semestral y sobre lo que también ha elaborado un documento, la patronal señala que el cálculo habría que realizarlo el 31 de diciembre de 1983, cuando se constate oficialmente la desviación del índice de precios al consumo previsto.

 

< Volver