Autor: Blasco, A.. 
 Suspendida la reunión y posiciones irreconciliables en salarios y jornada. 
 El acuerdo entre empresarios y sindicatos pende ya de un hilo     
 
 Diario 16.    14/01/1983.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Diario 16/14 enero-83

ECONOMÍA/TRABAJO

Suspendida la reunión y posiciones irreconciliables en salarios y jornada

El acuerdo entre empresarios y sindicatos pende ya de un hilo

El acuerdo que tiene que conducir la negociación colectiva para este año pende de un hilo. La reunión de ayer fue consumida por sindicatos y patronal para mantener sus posiciones salariales y sobre jornada que, de puro opuestas, son prácticamente irreconciliables. El fantasma de que no haya acuerdo comienza a planear sobre la mesa de negociación, y mientras las centrales acusan a CEOE de querer hacer política, éstos se defienden diciendo que los sindicatos no han cedido nada y plantean incrementos.

A. BLASCO

Madrid — Sólo un milagro podría conseguir poner de acuerdo a empresarios y sindicatos sobre las líneas maestras de la negociación colectiva para este año, a tenor de lo que ayer dio de sí la quinta jornada de conversaciones para conseguirlo Para los representantes sindicales, CEOE está utilizando la mesa de negociaciones como un elemento de presión al Gobierno, mientras que para la patronal son los sindicatos los que no han cedido un ápice en sus planteamientos iniciales, que, además, no se han dado por escrito

Lo cierto es que la siguiente ronda, prevista para hoy, se ha retrasado hasta el martes para un ejercicio colectivo de reflexión Todos los interlocutores sostienen que quien tiene que reflexionar en su adversario y, así, CC 00 y UGT han quedado citadas para el lunes a una reunión en la que «veremos si es posible maniobrar, aunque vemos muy difícil poder reflexionar nuestra posición cuando tenemos enfrente unos planteamientos como los de CEOE», dijo José Luis Corcuera por parte de UGT Agustín Moreno, representante de CC 00, fue más lejos y apostilló que «el acuerdo es necesario, posible y difícil, y en última instancia depende de si la clave negociadora de CEOE tiene carácter político o empresarial»

Hablar claro

Un positivo efecto tuvo, sin embargo, la reunión de ayer Todos hablaron claro y las cartas están sobre la mesa tras el misterio que rodeó en anteriores reuniones la banda salarial ofertada por los empresarios

La reunión tuvo dos partes En la primera, los representantes de CEOE pidieron por escrito a los sindicatos sus planteamientos sobre dos de los principales escollos de la negociación jornada e incremento salarial Anteriormente, la patronal ya había desvelado su oferta salarial, fijada en una banda comprendida entre el 6 y el 10 por 100

Gobierno

Los representantes sindicales rechazaron esas peticiones e insistieron en que su posición irrenunciable en el tema salarial es la defensa del poder adquisitivo de los salarios, es decir, una banda del 11 al 13 por 100, así como aplicación inmediata de la reducción de jornada a cuarenta horas, como consta en un proyecto de ley que ya ha tenido entrada en el Parlamento Hasta aquí llegó la primera parte y^ tras cerca de una hora de consultas fuera de la sala de reuniones, los negociadores reanudaron su estéril diálogo por espacio de apenas media hora más

Los empresarios también introdujeron ayer un elemento nuevo en las negociaciones la petición a los sindicatos para que clarifiquen su posición acerca del incremento en las cotizaciones a la Seguridad Social Al final entregaron un pequeño escrito en el que reafirmaban su banda salarial y su disposición a no entrar a discutir otros aspectos, es decir, que su oferta salarial es ya la máximo si no se toca la actual jornada laboral Diego de Pedroso afirmó a este respecto que «el Gobierno tiene la obligación de clarificar las incógnitas que existen en el empresa/vado sobre el incremento de la Seguridad Social Estos aumentos deben ser iguales como término medio al incremento salarial»

Fabián Márquez, asesor de CEOE, fue también muy claro al respecto «Nos estamos jugando el futuro del país en esta mesa La enorme diferencia que nos separa consiste en que, mientras los empresarios hablamos de salario social, los sindicatos hablan de salario nominal, y las dos cosas son difíciles de conjugar, y mientras no nos aclare cómo van a ser las cotizaciones a la Segundad Social y la jornada, las negociaciaones continuarán en este "impasse" »

Esa fue quizá la palabra en la coincidieron todos los negociadores para calificar el estado actual de las conversaciones Para las centrales, sólo se puede romper si CEOE modifica sus planteamientos y recomiendan que los sindicatos de empresa comiencen a negociar su propio convenio Para los empresarios, el acuerdo sólo es posible si la negociación se plantea sobre costes laborales, a lo que ya las centrales se han negado Todos fueron muy cautos a la hora de expresar sus temores de que no haya acuerdo, aunque el nuevo ANE pende de un hilo cada vez más débil

 

< Volver