Autor: Vargas, Concha. 
 Según Marcelino Camacho, los socialistas no están cumpliendo. 
 "Si el Gobierno no quiere la negociación, se la impondremos"     
 
 Diario 16.    21/09/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Según Marcelino Camacho, los socialistas no están cumpliendo

«Sí el Gobierno no quiere la negociación, se la impondremos»

Concha VARGAS

Madrid — «Concertación sí, pero concertación es negociar y no como han hecho el/os, que nos han llamado, pero para informamos de sus proyectos, presentando unos Presupuestos que se han elaborado sin contar con nosotros», manifestó ayer Marcelino Camacho, durante su discurso de apertura del consejo confederal de Comisiones Obreras, celebrado ayer en Madrid.

Durante el discurso, de casi dos horas de duración, el secretario general de CC OO reiteró el contenido de su- propuesta socio-económica efectuada desde 1978 de negociar un plan nacional de solidaridad para combatir el paro y la crisis y la necesidad de controlar el sistema financiero.

«Si el Gobierno, que está haciendo la política de la patronal, no quiere negociar —señaló Camacho —se lo vamos a imponer.»

Marcelino Camacho pidió solidaridad para con los trabajadores de Sagunto, porque ellos están defendiendo sus puestos de trabajo, «es increíble que la sociedad considere un delito el que haya hombres que quieran trabajar».

Insistió también en la necesidad de la reforma agraria y en el apoyo a todos los trabajadores del campo. En concreto, se refirió a los integrantes de la marcha por Andalucía diciendo que «es incomprensible algún alcalde, de esos que no han estado en las cárceles de Franco, califique la marcha de intento de agitación».

Según Camacho, «España tiene una Reforma Agraria pendiente, hemos caído en un grado de colonización de las multinacionales extranjeras en vez de utilizar todos los recursos locales y democratizar los circuitos comerciales para salir de la crisis».

Peligros de guerra

Se refirió también a la falta de atención del Gobierno, de CEOE y UGT a la propuesta de CC 00 de retraer el salario correspondiente a un día de trabajo de todos los empleados para ayudar a sanear la economía de Euskadi tras las inundaciones.

En otra parte de su discurso, Marcelino Camacho se refirió al documento publicado por Diario 16 el pasado día 19, en el que se exponían las ventajas e inconvenientes de la entrada de España en la OTAN, calificando de suficiente para no entrar en la OTAN el aumento de riesgo atómico y la posibilidad de vernos implicados en una guerra nuclear.

«CC 00 está contra la OTAN y mantiene sus principios, no como otros», dijo refiriéndose a Nicolás Redondo, «que han vuelto al redil después de algunas frases contestatarias. El paro, la crisis y los peligros de guerra siguen, y no es posible hacerles frente, sino en la medida en que se modifiquen tas estructuras económicas, y que los esfuerzos y sacrificios de todos sean paralelos a estos cambios socio-económicos».

«La situación de emergencia no puede ser abordada con los sistemas clásicos y presupuestos convencionales. Nosotros queremos concertar esta salida de la crisis, que no se diga que Comisiones no quiere negociar, porque éstas no son más que afirmaciones anticomunistas», señaló el secretario general.

Criticas

El Gobierno no está cumpliendo ninguna de sus promesas, se han negado a discutir el Presupuesto de 1984 por tanto, los que se oponen a la concertación son ellos. Si no quieren negociar se lo vamos a imponer.»

Más adelante se refirió a la necesidad de que haya un control democrático sobre los recursos financieros, haciendo referencia a esos 16 billones que tenemos de reservas entre bancos y Cajas de Ahorro.

«La política económica que está llevando el Gobierno responde a los intereses del gran capital y va en contra de los intereses de los trabajadores. ¿Cómo puede explicarse, si no, que el presidente

del Círculo de Empresarios diga que ellos se mueven a gusto con el Gobierno socialista si no es porque el Gobierno ha hecho de ellos su aliado y no de CC OO?», preguntó Marcelino Camacho en otro momento de su intervención.

«El Gobierno no va a mantener la capacidad adquisitiva ni va a crear los 800.000 puestos de trabajo prometidos», señaló Camacho que destacó, asimismo, que la contratación temporal que persigue el Gobierno es una filosofía de la clase dominante y no de una fuerza progresiva. «Porque eso no es conseguir empleo —dijo el secretario general de Comisiones—, es crear una política antisocial y antisindical.»

Por último, Camacho se refirió a que es de ilusos pensar que la reactivación de la economía va a estar impulsada por los Estados Unidos. «No estamos de acuerdo con la política económica que se quiere imponer y sobre esa base no concertaremos.»

 

< Volver