Autor: Ysart, Federico. 
   Más cerca de la democracia     
 
 El País.    02/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

TRIBUNA LIBRE

Más cerca de la democracia

FEDERICO YSART Unión de Centro Democrático

En medio año. España habrá renovado democráticamente todas sus estructuras políticas. Tras las

elecciones legislativas del 15 de junio, y las sindicales del otoño, en pleno invierno los ciudadanos

dirimirán el poder local. Mientras para determinados partidos las municipales representan la mejor

ocasión para salvar los condicionantes objetivos que favorecieron a otros en las legislativas legalidad,

medios, imagen) y alcanzar una cierta implantación, otros tienen en ellas una auténtica reválida y, de

cualquier forma, la historia matizará en diciembre o enero los resultados del primer encuentro de los

españoles con las urnas democráticas. Sin el hábito de la disciplina de voto aún suficientemente probado,

sumido el país entero en las consecuencias de la crisis heredada del franquismo, y ante partidos poco

consolidados, ¿qué derroteros tomará el electorado? Las municipales van a constituir, de hecho, el

segundo hito en la vía a la democracia; como un peldaño más del proceso de cambio de las estructuras y

gobierno de la nación. Todas las fuerzas políticas han concluido inmersas en dicho proceso, haciendo

abstracción de dilemas como aquel de reforma-ruptura o bizantinismos similares. En todas, embarcadas al

fin en el rumbo de la historia, aparece cierto ánimo solidario, expresamente aceptado cuanto menos

durante la restauración democrática. Cuando Unión de Centro Democrático presentó su opción electoral

en las legislativas de junio último como «la vía segura a la democracia», tenia claro este sentido dinámico

de aquellas primeras elecciones, y tal vez en ello residiera buena parte del triunfo conseguido. Rompiendo

con viejos tabúes, demonios familiares con forma de péndulo y una constante histórica, la dictadura está

siendo desmontada no por revolucionarios, sino simplemente por demócratas; no por fuerzas de izquierda,

sino por la conjunción de talantes centristas y moderados de izquierda y derecha, sin más resistencias que

las derivadas frecuentemente de situaciones personales de privilegio a las que una confusa «ideología»

puso alas durante cuarenta años. Todo hace pensar que UCD revalidará en las municipales el triunfo de

las legislativas, y seguramente con ventaja superior sobre el partido de Felipe González. En las

legislativas. Unión de Centro Democrático se alzó con el triunfo en más municipios que cualquier otro

partido, incluso en la provincia de Sevilla, donde globalmente ganaría el PSOE. Entonces UCD era una

coalición electoral sin rodaje como partido, sin la red nacional adecuada para movilizar militantes,

interventores..., votantes en suma. Entonces, su espacio político hubo de compartirlo con fuerzas que,

como la FDC de Ruiz-Giménez y Gil Robles y otras formaciones de etiqueta socialdemócrata llegaron a

sumar varios cientos de miles. Para las próximas elecciones, el llamado voto útil sabe ya cómo seguir

siéndolo, y es posible que reafirme la tendencia apuntada en las últimas, simplificando el panorama. Para

ello, los partidos y el pueblo habrán de generar candidaturas claras y eficaces. En las municipales contará

menos el carisma de unas siglas o de un líder que la realidad de un representante concreto en cada

municipio o distrito ciudadano. Y el procedimiento electoral, proporcional o mayoritario por ejemplo,

habrá de arbitrarse parlamentariamente en consonancia con los intereses más profundos de la democracia.

 

< Volver