Autor: Urbano, Pilar. 
 Situación política.. 
 El presidente, en busca de sus hombres     
 
 ABC.    07/07/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

ABC. MIÉRCOLES 7 DE JULIO DE 1976. PAG. 10.

SITUACIÓN POLÍTICA

Hilo directo

EL PRESIDENTE, EN BUSCA DE SUS HOMBRES

Anteayer, 5, fue .lía de rumor, de listas. Ayer, 6, de listas y teorías de solución para la crisis. Hoy, si el

presidente ha pulsado satisfactoriamente los resortes «humanos» precisos, habrá Gobierno.

A la actitud de no coloboración de los viejos lobos de mar» de nuestra política, ¿iglúó ayer la

convocatoria de los hombres »venes: las segundas filas del servicio na-cional en distintos frentes.

El presidente recibió y telefoneó a no pocos «ministrables». (¡Santo cielo! ¡Son multitud... y estaban

callados!) Desde fuete y desde lejos —que es desde donde el pueblo contempla las operaciones de alto

nivel—, daba la impresión de que el présidente Suárez recorría calles y barriadas políticas llamando

hombre a hombre, traerte a puerta... Los que tienen algo que per-ier no se alistan.

ALMUERZOS INFORMALES

Entre tanto, Francisco Fernández Ordo-ñes —un rotundo NO a formar en las filas ge Suárez— almorzaba

con José Liado y Fernández Urrutia, que figura en alguna Bsta como posible ministro de Comercio. Una

cartera que también se «adjudica» al socialdemócrata Garría López. Al mediodía de ayer. Llado no había

recibido ninguna oferta» gubernamental, aunque la espejaba. Y tampoco García López, pese a sus

«Iteradas expresiones de «patriota afán de servicio».

líos ministros Osorio y Calvo-Sotelo comieron juntos en el restaurante Sacha.

Sugerente el almuerzo de algunos miembros del Grupo Parlamentario Independiente, al que asistió el ex

ministro de Relaciones Sindicales. Martín Villa. Un comensal de esa mesa me aseguraba, un par de horas

después. Que Martín Villa segui-lía en el Gobierno, al frente de la cartera de Gobernación. Su paso por el

Gobierno Civil de Barcelona apuntaba bien esta tesis.

También se sentaron en esa mesa «parlamentarla» el consejero Orti Bordas —por la mañana había

acudido a Castellana. 3. requerido por el presidente— y el procurador David Pérez Puga, cuyo nombre se

enjareta en otra lista como posible titular de Trabajo o Comercio. Pérez Puga fue director general de

Comercio, pero tal vez sus inclinaciones se orienten más por el campo sindical. Esa podría ser su lucha.

• CARPINTERÍA DE UNA TESIS

Pensando en el padrinazgo bautismal que el presidente Fernández-Miranda ha-Bría de dar al nuevo

Gobierno, y a la vista fie la «convocatoria joven», se pensaba. ayer tarde en hombres como Ramiro y

Alberto Cercos, Enrique Sánchez de Leon y Meilán Gil. Pero, en el momento de teclear estas líneas

ninguno de ellos había ddo llamado a Presidencia... todavía.

Estos hombres, que representan una alternativa liberal centrista, podrían perder su tren político del 76 si

las conversaciones Gobierno-oposición cuajan en ofertas y demandas aceptables por ambas partes. Me-

dicen —y me dicen que no diga quién me dice... Y por eso no digo— que Suárez preferiría enganchar a

su locomotora un Vagón representativo del área liberal de las Izquierdas legales. Y en ese sentido ayer

continuaban los contactos —creo que sólo telefónicos, pero hoy podría celebrarse la Audiencia

personal— con Alvarez de Miranda, García López. Gómez Reino y Carlos Revilla, quienes a su vez...

Pero ésta e otra «batalla». La contaré en punto y aparte.

• LA IZQUIERDA QUIERE DIALOGO

La izquierda dialogante parece ser la iz-quierda democrática más la socialdemo-cracla, más el P. S. O. E.

renovado, más el Partido Liberal. Por cierto, quizá el liberal Larroque entre en el nuevo Gobierno. Se le

cita como titular de Vivienda; García López trajina como «hombre bisagra» para ofrecer una bien

anudada trama al señor Suárez, pide «pista» para la izquierda en el Poder; ofrece actitudes de colabora-

ción en el proceso reformista y demanda una paridad de trato, respecto a las opciones de centro-derecha.

Lo curioso es que el señor Garcta López hablaba ayer tarde de «conversaciones con el P. S. O. E.

renovado», que su Comité ejecutivo se encargaba de desmentir.

Por cierto, en toda esta operación «llamada», ayer no estaba en Madrid Cantarero del Castillo. En una

lista de última hora se cantaban nomo posibles ministros de Educación y Ciencia dos socialistas: Miguel

Boyer y Ángel Galíndez. Claro que... también llegan carteras cantadas con voz de barítono que denuncia

en el cantor al propio cantado. ¡Astutos!

• LOS QUE PERMANECEN

Mi cerebro es una IBM comparadora de datos y listas de nombres en este momento. Busco coincidencias

que me orienten y es como buscar una aguja en un pajar. Sin embargo, parece probable que sisan en sus

puestos los ministros Pérez Bricio, Oñate Gil, Calvo Sotelo y Osorio, además de los tres tenientes

generales y el almirante Pita de Veiga. Martín Villa, en el Gobierno, pero en otro Departamento. Y

Eduardo Navarro tal vez sacrificase su cartera asumiendo una importante Subsecretaría de estrecha

vinculación al presidente.

UNA CARTERA ECONÓMICAMENTE DÉBIL

Hacienda, obviamente, es la incógnita mayor de esta melodía misteriosa que vivimos entre acertijos y

adivinanzas. Se tiene la impresión de que «cualquiera puede ser ministro de Hacienda», pero nadie quiere

un monedero económicamente débil. Se apuntan nombres y nombres (Benzo Mestre. Martínez Esteruelas,

López de Letona, Sánchez Asiain...), pero ¿quién quiere, de verdad, entrar en la historia como ministro de

«esta» Hacienda?

LOS «CONSULTADOS»

Acudieron a la Presidencia del Gobier-no en el día de ayer, entre otros, el consejero nacional Ortí

Bordás_, que podría encargarse de un nuevo Ministerio de Juventud, Deportes y Familia. Marcelino Ore-

ja, a quien se sitúa al frente de Exteriores en unas listas; otras encomiendan esta tarea al diplomático

Jaime Arguelles. Un par de veces estuvo en el palacete de Castellana Manuel Ortiz Sánchez, un posible

ministro de Justicia. Aunque otras informaciones me intentan convencer de que esta tarea ha sido ya

encomendada en firme a Escrivá de Romaní, udepista y amigo de Adolfo Suárez desde hace tiempo.

• CAMBIO DE ESTRUCTURA

En esta selva de teorías para solucionar la crisis se afeaban ayer castillos y rascacielos de lo mas

variopinto. Una hipótesis muy reiterada en la del desglose de funciones de Gobernación: Orden Público,

con Víctor Castro al frente; Secretaría General del Gobierno —asumiendo la del Movimiento, en el trance

difícil de su liquidación—, que podría encomendarse a Abril Martorell, directivo de U. D. P. E.

Se señala a Enrique de la Mata Goros-tizaga como ministro de Sanidad, sector muy bien desgajable de

Gobernación. lo curioso es que la imaginación celtíbera («a nivel calle», política, pero con argumentos de

«a nivel presidencia;) no sólo se atreve con la composición de las ternas y de Jos Gobiernos, sino que

lanza sus propuestas de reorganización ministerial... como quien hace crucigramas en una jornada de «va-

cío administrativo».—Pilar URBANO.

 

< Volver