Revista de la prensa. 
 Financial Times     
 
 El País.    07/07/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Financial Times

Cuando el Rey Juan Carlos pidió la dimisión al primer ministro señor Carlos Arias la semana última, era

posible argumentar que el Rey, con la ventaja de su creciente popularidad en el país y su prestigio en el

exterior, podía designar un Gobierno más claramente identificado con la reforma, más de su gusto

personal y, tal vez, más próximo a la generación de españoles, para quienes la guerra civil es historia. Él

señor Arias no ha sido un mal primer ministro, pero su enfoque de la reforma ha sido cauteloso, no se

llevaba bien con el Rey y, sobre todo, había sido heredado del general Franco. La última razón era

suficiente para que su cese fuese popular.

La designación del señor Suárez como presidente al fin de la semana, de inmediato suscitó dudas sobre la

extensión de los poderes del Rey.

(...) El señor Suárez llegó al poder exclusivamente a través del Movimiento nacional, un organismo

creado por el general Franco y la única organización política legal en España. Por consiguiente, está

íntimamente asociado con el régimen anterior, y cualquiera que puedan ser sus intenciones, es probable

que sea más bien un tecnó-crata que un demócrata reformista. Carece de experiencia de gobierno y de

contactos informales con grupos de la oposición, lo que es esencial en una etapa de transición hacia un

Estado democrático.

(...) España ha realizado algunos progresos, ahora vuelve a estar a prueba.»

(6 de julio de 1976)

 

< Volver