ABC en París. 
 "Yo no he eludido el diálogo con nadie, cualquiera que sea su actitud política". "La legalización del Partido Comunista es un problema que tendrán que dilucidar las Cortes"  :   
 Declaraciones del presidente Suárez tras su entrevista de dos horas con el primer ministro francés. 
 ABC.    14/07/1976.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC EN PARÍS

"YO NO HE ELUDIDO EL DIALOGO CON NADIE, CUALQUIERA QUE SEA SU ACTITUD

POLÍTICA"

4a legalización del Partido Comunista es un problema que tendrán que dilucidar las Cortes»

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE SUAREZ TRAS SU ENTREVISTA DE DOS HORAS CON

El PRIMER MINISTRO FRANCÉS

EL tema de la legalización del Partido Comunista en España era planteado ayer en Paris al presidente del

Gobierno, don Adolfo Suárez, en la conferencia de Prensa celebrada tras su entrevista con el primer

ministro galo, señor Chirac. La misma temática se encuentra en el centro de la sesión plenarfa que hoy

celebrarán las Caries; cuestión implícita en la redacción propuesta al Pleno para la reforma de

determinados preceptos del Código Penal.

Ante la trascendencia de la cuestión debatida, este periódico define de una manera clara su postura en el

artículo editorial que insertamos en la página 3 de este número.

«La legalización de] Partido Comunista español es un problema que tendrán que dilucidar las Cortes»,

respondió con calma el presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez, a la pregunta de un periodista de la

televisión nacional francesa en el transcurso de la rueda de Prensa que concedió en París el señor Suárez,

al término de su entrevista con Jacques Chirac.

El presidente del Gobierno español emprendió viaje a la capital francesa a las ocho de la mañana de ayer,

en un avión Mystere, de la Subsecretaría de Aviación Civil. Le acompañaban el embajador de Francia en

Madrid, el director general para Europa del Ministerio de Asuntos Exteriores y el director del Gabinete

del presidente, así como el ministro de Industria, señor Pérez de Bricio.

CORDIALIDAD I SINCERIDAD. — La reunión entre el señor Suárez y el primer ministro francés,

señor Chirac, comenzó a las once de la mañana en el Palacio Matignon y se desarrolló a lo largo de dos

horas «en un ambiente de gran cordialidad v sinceridad».

Tanto a la llegada como a la salida del presidente español, una nube de periodistas rodeó al señor Suárez,

dirigiéndole numerosas preguntas, a las que respondió con gran aplomo.

Después, en los jardines de la Embajada de España en Paris, el presidente del Gobierno se reunió con los

informadores españoles acreditados en la capital francesa. «Este viaje —dijo— se sitúa en un orden de

relaciones directas con Jefes de Gobierno y era lógico empezar por el país vecino.» También señaló que

esta visita constituye el comienzo de una seria de reuniones periódicas, o. al menos, regulares.

Según señala nuestro corresponsal en París, cuando un periodista francés le preguntó «con insistencia

apasionada» lo que pensaba hacer en materia de amnistía, el señor Suárez respondió: «El Gobierno es-

pañol estudia actualmente todas las posibilidades para obtener una coexistencia, pacífica entre todos los

españoles.»

Al final de la jornada el presidente Suárez dijo: «Señores, éste es un primer viaje y no será el último.»

También señaló que el tema del referendum será, estudiado en la declaración programática del Gobierno,

que se ultima* rá, probablemente, en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

Finalizada su visita : París, el presidente español emprendió viaje de regres» a Madrid, adonde llegó

minutos después de las cuatro de la tarde.

No se permitió la entrada de periodistas a la zona militar del aeropuerto de Barajas, por lo que en ningún

momento hube declaraciones del señor Suárez a la Pren-sa madrileña. El Gabinete del presidente del

Gobierno se limitó a facilitar, a primeras horas de la noche, una sucinta nota informativa.

 

< Volver