Autor: M. J. M. T.. 
   Majadahonda: nace la asociación de vecinos     
 
 Informaciones.    10/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

MAJADAHONDA: NACE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS

MADRID, 10 (INFORMACIONES, por M. J. M. T.).— El pasado día 7, la Asociación de Vecinos de

Majadahonda presentó sus Estatutos, cuyo fin principal es promocional todas aquellas actividades que no

existen en el pueblo y fomentar la unión entre los vecinos para pedir y conseguir una serie de servicios

inexistentes.

La próxima semana son las fiestas del pueblo, pero los vecinos tienen muchos problemas, el primero es la

falta de mentalización de los nuevos habitantes, principalmente aquellos que llegan a vivir a las nuevas

urbanizaciones, que no se empadronan; asi, el pueblo tiene un gran número de habitantes a los que hay

que atender, pero las listas de padrones arrojan un número inferior. «La campaña en pro del

empadronamiento tendrá que ser una de las principales tareas de la Asociación», han manifestado los

promotores de la misma.

La asociación, o mejor, la idea de la misma, surgió a finales del pasado mes de julio, como consecuencia

de un acuerdo tomado por el Pleno municipal para ampliar la Gran Via —principal arteria del pueblo—, y

que los vecinos consideran innecesaria y peligrosa, pero éste no es el único problema. Así, de memoria y

sin mucho pensar, se pueden citar los siguientes: el correo, el sistema sigue siendo rural, pero como el

volumen de cartas, al aumentar la población, ha aumentado también, es insuficiente; el consultorio de la

Seguridad Social es una auténtica porquería. Según lo que nosotros hemos podido saber, faltan sólo

veinticinco cartillas para que la Seguridad Social pueda abrir un ambulatorio (ya está prevista la

construcción de uno). Faltan centros donde se puedan reunir la juventud y los jubilados. En cuanto a

urbanismo... está todo por hacer: la mayoría de las calles del pueblo, del casco antiguo, están sin

urbanizar, no hay más que barro: faltan paseos y zonas verdes; el único paseo del pueblo es la Gran Vía,

pero ahora, con la ampliación a cuatro vías, va a ser peligroso. En las urbanizaciones, los niños tienen

sitio para jugar, pero los niños que viven en el casco antiguo tienen que hacerlo en medio de la calle; no

hay una zona verde ni un solo lugar con juegos (columpios, toboganes, etcétera): faltan centros de

preescolar y guarderías, aunque para E. G. B. hay suficiente número de plazas. A la hora de ir a la

compra, los precios son muy altos y se hecha en falta algunos productos. Sólo existe una cabina telefónica

urbana en todo el pueblo.

Lo cierto es que Majadahonda está creciendo de forma acelerada, mucho más deprisa que la creación de

servicios, y esto da lugar a incomodidades y molestias para todos.

«En el pueblo —sigue la enumeración de deficiencias por parte de los promotores— falta una gasolinera,

la más cercana está en Las Rozas, pero después de hacer un cambio de sentido, en dirección a Madrid, no

hay ninguna hasta llegar a El Pardo. Asi, sin pensar, estos son algunos de los problemas; pero hay más,

quizá otro de los más importantes sea la necesidad de activar la creación de la carretera de circunvalación

de Majadahonda.»

Muchos de los problemas que tiene planteados Majadahonda son competencia municipal, pero otros no,

otros son debidos a un crecimiento sin las debidas planificaciones de servicios, a que oficialmente el

pueblo tiene menos habitantes —por falta de empadronamiento» que los que en realidad viven en su

término municipal.

La asociación de vecinos hace un llamamiento a todos aquellos que quieran colaborar en la tarea para que

se hagan socios y lograr asi un Majadahonda mejor y más cómodo para todos.

INFORMACIONES

 

< Volver