Autor: Jiménez, Joaquín. 
 A pesar de los rumores. 
 El presidente Suárez no dimitirá antes de las elecciones  :   
 Pero no se descarta una próxima remodelación ministerial. 
 Informaciones.    06/01/1977.  Página: 1, última. Páginas: 2. Párrafos: 4. 

A PESAR DE LOS RUMORES EL PRESIDENTE SUAREZ NO DIMITIRÁ ANTES DE LAS

ELECCIONES PERO NO SE DESCARTA UNA PRÓXIMA REMODELACIÓN MINISTERIAL

AVANZA LA UNIFICACIÓN DEMÓCRATA CRISTIANA

El Partido Popular Demócrata Cristiano, que preside el señor Alvarez Miranda, se Integra en el comité

electoral del equipo D. C. El acuerdo fue adoptado ayer en Madrid y hecho público al término de una re-

unión de cuatro horas. Por otra parte, no ha habido enfrenta-mjento entre Izquierda Democrática y U.D.E.

El .señor Buiz-Giménez considera gratuita toda conjetura sobre una posible ruptura entre los dos partidos

de inspiración demócrata cristiana. (Página 3.)

AYER SE AGOTARON LOS TELEVISORES EN COLOR

Pese a la situación de crisis que padece la economía española, la fiebre del consumismo se ha manifestado

una vez mas, alcanzando ayer —último día de compras de Reyes—, unos niveles sin precedentes. La

venta de televisores en color ha alcanzado tales proporciones en los últimos días, que prácticamente se

han agotado las existencias. Mañana, sin duda, será ya otro día, u día por otra parte significativo, porque

con él dará comienzo una larga cuesta de dificultades económicas, que esta vez abarcará con bastantes

posibilidades a todo el año y no sólo al mes de enero.

NUEVA CAMPAÑA VASCA PRO AMNISTÍA

Nueva campaña a favor de amnistía total, en el País Vasco. En varias localidades se han llevado a cabo

diversos actos pro amnistía, en la víspera de la festividad de los Reyes; das jóvenes están desde ayer

subidos a una chimenea, pidiendo amnistía.

MADRID, 6 (INFORMACIONES, por Joaquín JIMÉNEZ)

DE "pintorescos" nai sido calificados, por una fuente próxima » ía Presidencia del Gobierno, los rumores

relativos i una hipotética "dimisión en el último minuto" del presidente Suárez, con el propósito —

tajantemente desmentido— de presentarse a las próxinuus elecciones legislativas. Efl referido portavoz ha

considerado "ridiculas" las versiones, difundidas con una relativa profusión durante las últimas jornadas

por determinados ambientes, que consideraban cosible que el presidente Suárez reconsiderase su posición

con objeto de participar en las elecciones a Cortes Constituyentes, en cabeza de lista de una determinada

conjunción df fuerzas políticas de centro-izquierda. La misma hipótesis aventuraba que la dimisión del

Gobierno en pleno se producirla exactamente un mes antes de los comicios, poi medio de una Mrta que se

daba va por virtualmente redactada.

No es esta la primera ocasión en que se especula soore la eventual dimisión del presidente Suárez. En la

última semana de octubre INFORMACIONES salía al paso de una especie similar que profetizaba una

crisis con este mismo objeto. Ya en aquella ocasión, se pudo confirmar que don Adolfo Suárez

permanecería al frente del Gobierno hasta la celebración de las elecciones, lo que no descartaba la

posibilidad de que, en el futuro, eí señor Suárez pudiera presentarse a alguna otra convocatoria electoral

posterior. La misión del señor Suárez —se aseguró en aquel momento de manera inequívoca—, consistía

en posibilitar el proceso democrático y garantizar la celebración de las elecciones desde una postura de

neutralidad oficial. Era esa su misión y estaba dispuesto a cumplirla hasta el final, aunque ello implicara

una renuncia inmediata a la continuidad al frente del ejecutivo.

Expertos constitucionales consunadoa sobre este particular han puesto de relieve, desde un punto de vista

estrictamente legal, que nada se opone —teóricamente, al menos— a que don Adolfo Suárez pudiera

desempeñar la jefatura del primer Gobierno democrático español desde 1936, aun cuando no se presentara

a las eleccipnes. Todo depende —se precisa— del resultado de las próximas elecciones. Obviamente, si

un partido en concreto o una coalición electoral obtiene la mayoría absoluta, el señor Suárez quedaría

descartado, ya que el triunfaaor impondría su candidato, respaldado por el apoyo de la mayoría

parlamentaria. Pero si esta mayoría no se produce, o ningún partido descuella de manera sobresaliente,

nada se opondría constitucional-mente a que el Rey pudiera encargar la formación de Gobierno a don

Adolfo Suárez. de acuerdo siempre con el criterio de aquellas fuerzas poli-ticas que pudieran integrar la

coalición gubernamental; mayoría que, aunque no se especifica en la ley para la Reforma Política, tendrá

que corresponderse lógicamente con la mayoría parlamentaria, con objeto de hacer gobernable e) país: no

se concibe que España pudiera emprender su andadura democrática con un enfrentamiento entre ejecutivo

y legislativo. Hecha esta salvedad, y con legal M. 20-1958 Editado por Prensa Castellana, S. A.

EL PRESIDENTE SUAREZ NO DIMITIRÁ

íirmada taxativamente la presencia de don Adolfo Suárez al frente del Gobierno hasta las elecciones,

queda por resolver la Incógnita de la postura que adoptarán todos y cada uno de los ministros integrados

en eJ Gabinete actual. Lógicamente, no se puede vaticinar el comportamiento político individual de los

actuales titulares de las carteras, aunque todo parece indicar que en su inmensa mayoría p e r m anecerán

en su puesto, al lado del señor Suárez, hasta la culminación del proceso electoral. Si se produce alguna

defección —los ministrofi son libres de renunciar en cualquier momento a unas responsabilidades 11

libréntente adquiridas—, tendrían que ser reemplazados, lo que tal vez diera lugar a esa remodelación

gubernamental sobre la que se viene insistiendo desde hace algún tiempo, sin que hasta el momento haya

sido desmentida de manera convincente. De todas maneras, lo que si he quedado claro es que el presi-

dente Suárez continuará en su puesto, ya que su ausencia implicaría la preceptiva entrada en

funcionamiento del Consejo del Reino, con los riesgos de todo tipo que esta decisión conlleva en vísperas

de unas elecciones generales.

 

< Volver