Autor: VARELA. 
   ¿Qué hará Adolfo Suárez?     
 
 El Alcázar.    14/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

la balanza

¿QUE HARÁ ADOLFO SUAREZ?

El tema de ahora mismo es ¿qué hará Adolfo Suarez de cara a las elecciones?. Para esta eventualidad se

especula con tres posibilidades. 1.— Que desmonte a Gonzalo Fernández de la Mora y a Fraga Iribarne,

los hombres mejor situados en este momento en el seno de Alianza Popular, y que vuelva a hacerse cargo

de la presidencia de UDPE (desde el Palacio de la Moncloa) y a través dé ella de A.P. 2.— Que cáete con

las fuerzas liberales : —independientes-centristas-cristianas y de los grandes expresos europeos, sin

figurar (aunque podría encabezar la candidatura de este grupo por Madrid) y ponga a su disposición el

dispositivo del Movimiento Organización, bajo el compromiso de que, en caso de triunfar, sea

proclamado el primer presidente democrático de la monarquía. Y 3.— Que forme a todo trapo un nuevo

partido político auspiciado por Martin Villa, y apoyado por Pérez Puga, Rosón, Grti Bordas, Jaime

Campmany, Gabriel Cisneros, Ason (don Rafael), ademas de otros "líderes" de distintos grupos, como

Alonso, Monreal etc, etc, y se lance al ruedo publico (desde el Palacio de la Moncloa) como ocurre en la

Europa democrática y civilizada. En este caso, Suarez sería, cambiando las situaciones, Giscard; y Martin

Villa su profeta, o lo que es lo mismo su Poniatoski, cuyo libro, "Conducir el cambio ´, ya es libro de

cabecera del ministro de la Gobernación español.

¿Por cual de las tres posiciones se decidirá Alfonso Suarez?. Yo no lo se, ni creo que en este momento lo

sepa con seguridad él mismo. Lo que sí se puede adelantar es que el rumor —muy extendido la semana

pasada y la precedente— sobre Alianza Popular es prácticamente inviable, por el prestigio y la fuerza que

en estos momentos tiene de la Mora y Fraga. Supondría la disolución del grupo. Aunque esto no quiere

decir que no existan presiones subterráneas o disputas encubiertas. Cualquiera de las otras dos

posibilidades son viables. Desde hace tiempo, los "Tácitos" y ÚDE —los ministros de esta asociación

política— tientan al Presidente del Gobierno. Y ya es revelador que el "Grupo Independiente", entre los

que se encuentran un grupo de personas allegadas al Presidente, hayan pedido la creación de una Alianza,

para contrarrestar los efectos de A.P. al mismo tiempo que ANEPA mantenía una disputa por

desvincularse de aquella alianza e integrarse en esta coalición. Por otra parte, Pío Cabanillas, uno de los

libres, con Areilza, del Partido Popular, trabaja intensamente en Pontevedra. Allí, atención, los más fíeles

al Movimiento no le han dado el sí a su campaña, pero tampoco el no. ¿Esperan órdenes quizá?.

Vastas así las cosas está claro, que el asunto de coaliciones a nivel de patrocinio gubernamental se ha

retrotraído a noviembre del pasado año, cuando los rumores de un pacto entre los miembros del gobierno

y otras fuerzas que los medios de comunicación denominaban centro izquierda, era 1a carnaza de los

corrillos políticos. Lo que ocurre es que entonces don Aldolfo Suarez estaba en la inseguridad; no sabía

como iba a salir la Reforma de las Cortes, ni como iba a reaccionar el aparato del movimiento ante el

Referendum. Ahora está en su torre. Y desde ella ya se vislumbra para el país una especie de

socialdemocracia que al toque de los nuevos clarines invada en amor, compañía y democracia, las nuevas

cámaras. Al tiempo.

VÁRELA

 

< Volver