Autor: Parra Galindo, Antonio. 
   Aumenta la popularidad de Adolfo Suárez en USA  :   
 El corresponsal del "Times" en Madrid cree que podría convertirse en el primer Presidente elegido democráticamente. 
 Arriba.    05/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

AUMENTA LA POPULARIDAD DE ADOLFO SUAREZ EN USA

El corresponsal del «Times» en Madrid cree que podría convertirse en el primer Presidente

elegido democráticamente.

(Crónica para ARRIBA y Pyresa.)

A popularidad del Presidente Adolfo Suárez está subiendo de punto, con el paso de las fechas

del calendario, en los medios políticos de aquí, donde se están otorgando a Suárez altas

calificaciones de habilidad y sapiencia para dar salida a un régimen parlamen-tarista y

homologado con todo Occidente.

James Markham, corresponsal del «Times» neoyorquino en Madrid refiere ayer en una crónica

de análisis que las posibiii dades que tiene de convertirse en ei primer Presidente español

elegido democráticamente después de cuarenta y un años —prorrogando asi su mandato—

han crecido considerablemente. Suárez es, con todos los honores, para la mayor parte de las

revistas españolas, el «hombre del año».

A| manifestar esto, Markham —que por lo genera! maneja fuentes muy seguras— avanza la

sugerencia de que Adolfo Suárez no sólo se presentará a las elecciones de la primavera, sino

que las perspectivas que tiene ei Presidente de ganarlas son de primera fila.

El repaso a su ejecutoria desde que fue nombrado por e! Rey Jefe del Gobierno llevaría a con-

clusiones favorables a Suárez, según hace notar e( corresponsal americano. En otras palabras,

lo positivo de su gestión parece

NUEVA YORK

De nuestro corresponsal, ANTONIO PARRA llevar más peso específico que lo negativo. En

seis meses, Suárez redactó una ley de reforma política, consiguió su aprobación por las Cortes

y, para colofón, logra que el pueblo le refrende en sus programas reformistas en un plebiscito

que arrojó un porcentaje de 94 por 100 de votos a favor.

Suárez, amigo persona) del Rey, pero un hombre desconocido prácticamente hasta el mo-

mento de su designación, pisa terreno firme. La cosa se trasluce en la manera como está

conduciendo los asuntos más difíciles que tiene planteados el país: el problema regional y el

terrorismo. Sus tácticas en este sentido —una mezcla de liberalismo y de firmeza— pueden dar

juego, aunque todavía sea prematuro para emitir un juicio definitivo, porque queda ur lar-go

trecho por recorrer. Suárez —señala Markham—, una figura que se fraguó en el Movimiento,

por lo menos ha conseguido algo que ningún hombre de la derecha había conseguido en Es-

paña: abrir el diálogo con la izquierda, pues la izquierda también es España. Esa es la mejor

garantía de éxito.

Miércoles 5 enero 1977

 

< Volver