Autor: Blanco Vila, Luis. 
   Suárez, sin duda     
 
 Ya.    18/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

BOLETÍN DE URGENCIAS

Suarez, sin duda

LA campa ña electoral de Alianza Popular se la vamos a hacer entre todos. Ahora mismo, cuando se

aborda el oscuro tema de la presentación — o no presentación—del presidente Suarez como candidato,

tienda a darse como punto de referencia y decisión la fuerza de Alianza en el momento en que no haya

más remedio que lanzarse o no a la arena electoral.

Independiente

YO no sé si el presidente tiene o no tiene en cuenta. para su decisión capital, los progresos de Alianza

Popular. Algún día de éstos pienso pre-gimtáift´lo. Pero tampoco me importa demasiado saberlo. Hace

tiempo que vengo diciendo que su presentación debe soi independiente do estas consideraciones, poique

tiene un;t base mucho más sólida e importante. Se traía, ni más ni monos, de sancionar una actuación la

suya al frente del Go-bierno más dinámico del último ined´o siglo que va a tener, quiérase o no, caracter

de plebiscito Suárez ha llegado está llegando- al punto de no retorno, y aunque quisiera, no esí.í ya en

condiciones de vol-vo la gama ai poder.

Otra cosa bien distinta, es ¡a tactica que piense emplear para su "convalidación" política. Que piense

presentar.se- por Avila o por Madrid o por ambas eircinificripciones . que se una claramente ai Centro

Democrático entendido como abanico de fuerzas moderadas ftntrc la derecha de Alianza y el resto

la izquierda . es cosa de ma-tix que, aunquc pueda ser im-portante. no tiene por fqué condicionar lo

fundamental.

Desequilibrar el centro

Me consta que las decisiones del presidente Suarez arranquen siempre cdelejos, que es hombre rjue no

improvisa y que calouia ai detalle todos «us pasos. Es. en definitiva, un político nato.

Alguien apuntaba ayer la posibilidad de que trate de hacer una selección (le los mejores para, tnie le

acompañen en la candidatura. T.os mejores es un término ambiguo y cabe pensar que s-e trataría de

aquellos que se sitúan, naturalmente, en unas coordenadas políticas afi-ne.s a HIP suyas i.-ropia.s, bien

definidas en ios términos que enmaican Ea reforma, quo ef Gobierno ha potenciado.

En todo caso, lo que paree..´ claro es que, previamente 9 la p i e s o citación ilel presidente. tendría que

llegarse a una eo«n-pactü federacion electoral de centro para que su presencia m las lisias electorales se

fi-.VIra en todo el aspecto de las fuerzas centristas de tal fo,•-ma que no-fuera eJemenlo de discordía. sino

de unión much´; más cerrada.

De otra suerte podría pro ducirse una fragmentacion jie-¡itrrosn que ha?ía más pótenle^ a las formaciones

de derecha e izquierda. Creo, sinceramente, que el papel de Sua-rez. se consolida en el podei

precisamente a i.ravés de es.´i posible operación de consolida ción de1 centro, que es el lla-ma´lo a

gobernarr en España durante, ni menos, los próximos die/ años, con la prc.serj-CÍH. eso si. de \ma fuoite,

opo-, sieión de derechas, por una riar-te, y de izquierdas no marxis-tfis, por otra.

Mejor ocasión no se le va a pii´pentar al presídeme. Que ios ministros sigan en sus pue.s-tos resultaria

lógico, pues muchos ile ellos pueden perfecta níente seg-uir en la nueva etapa presidencial .)e Suarez. Tal

vez m-edia docena de elloe, a los que tendra que renunciat, prefieinn. s´?n embargo, cambiar ei

Ministerio por las urnas.

Cuerpos Armados Forales

LA Real Sociedad Basconga-da de Amigos del País de Bilbao ha pedido el restablecimiento de ios

Cuerpos Armados Forales como medio para reducir ía tensión en las Vascongadas. La idea me parece

altamente pragmática si tenemos en cuenta ci complejo de país ocupado que, se adviete en la región.

Implicar a los pro-pío.s vascos en la taiva ¡le mantener ei orden es una fórmula x´álida v tal vez eficaz.

Luis BLANCO VILA

 

< Volver