Suárez, ante las elecciones. 
 "Me decidiré en su momento"  :   
 "Cuantas más opiniones se escuchan, mejor; eso me ayuda a tomar mi decisión". 
 Pueblo.    31/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Suárez, ante las elecciones

"ME DECIDIRÉ EN SU MOMENTO"

«Cuantas más opiniones se escuchan, mejor; eso me ayuda a tomar mi decisión»

«Me decidiré en su momento», manifestó el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, a un redactor de Lo_

gos que Je abordó en el pa-siJJo de las Cortes.

El diálogo con el presidente del Gobierno era esperado por todos los periodistas y algunos procuradores

que trataban de sondear al presidente sobre cuál va a ser su actitud cíe cara a, las elecciones. A nuestras

preguntas el presidente, en un breve diálogo en el pasillo, contestó de la siguiente manera:

—¿Cuándo será ese momento?

—Ya veremos. Muy pronto, desde luego.

—El tiempo se agota.

—Sí, ya me di cuenta, pero yo no he buscado esta situación.

Me da !a impresión de que el presidente se siente incluso ajeno o dolido por tantos dimes y diretes como

últimamente se han producido.

—Parece me¡itira —añade— que no se hayan dado cuenta todavía de cuál es mi posición.

—¿Y cuál es esa posición?

—Obtener deducciones.

—¿Antes o después de la convocatoria electoral?

—Ya veremos, es una cuestión que tengo que decidir. Cuantas más opiniones se escuchan, mejor. Eso me

ayuda a tomar mi decisión.

—¿Cuándo será la convocatoria electoral?

—En los próximos días, quizá antes de quince días. Y no digo ni «pió» —añade. escurridizo y con humor

el presidente—; no porque esté mirando a Pío Cabanillas en este momento, sino porque si continúo con

periodistas acabarán sacándome una entrevista.

Y con una sonrisa, el presidente del Gobierno se despidió de los periodistas para unirse a Pío Cabanillas,

el presidente del Partido Popu-

lar. con quien continuó hablando en el pasillo.

Todos los procuradores tratan de saber cuál es la opinión del presidente. La señorita Landáburu, procu-

radora por Burgos, nos pregunta si nosotros sabemos algo. La decimos que no. (No había oido nuestras

primeras palabras con el presidente, y nos responde que, evidentemente, ella, como tantos otros

procuradores independientes o pertenecientes a grupos políticos.

espera a conocer cuál es la actitud del señor Suárez para definir su posición.)

«La estrategia de los grupos políticos dependerá de esto», nos añade la señorita Landáburu. quien nos

confirma que su intención es p r e s e n t arse candidato a diputado por Burgos, pero que tiene todavía que

pensarlo, debido a que ha de sopesar sus posibilidades económicas para sufragarse la campaña.

Otra de las preguntas que se le formuló al presidente Suárez es si existían o no hombres del presidente.

Este contestó que «ya se vería; puede haberlos o no haberlos: siempre tiene uno gente que está con uno o

contra uno», contestó.

El subsecretario de despacho del presidente, el señoi Ortiz, que, evidentemente, es uno de esos hombres

próximos, nos contestaba en el pasillo que no es cierto que él vaya a ir, por el momento, como enviado de

Adolfo Suárez a intervenir en la recomposición del Centro Democrático. «Me he enterado de esto por la

Prensa —nos dice el señor Ortiz—; no sé si me presentaré o no a las elecciones. En este momento lo que

puedo decir es que probablemente, no. De presentarme podría hacerlo, bien como independiente o dentro

del Centro Democrático, si me admiten; pero insisto en que, de momento, creó que no.»

El tema de la presentación de! presidente continuó sien. do objeto de comentarios en los numerosos

corrillos que llenaban, a lo largo de la mañana, los pasillos de las Cortes, en los que ía cuestión electoral

predominaba sobre cualquier otro tema político.

 

< Volver