Autor: D. B. . 
 Quejas por las "ventajas" del pueblo natal de Adolfo Suárez. 
 Hoyo de Pinares (Ávila): un moderno instituto, cerrado en beneficio de Cebreros     
 
 Informaciones.    30/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

QUEJAS POR LAS «VENTAJAS» DEL PUEBLO NATAL DE ADOLFO SUAREZ

HOYO DE PINARES (AVILA):

UN MODERNO INSTITUTO, CERRADO EN BENEFICIO DE CEBREROS

MADRID, 30 (INFORMACIONES, -por D. B.).

UN centro escolar, Inaugurada hace cuatro años en Hoyo de Pinares, pueblo situado a 48 kilómetros de

Avila, permanece cerrado desde el curso pasado, sin que hasta la lecha se le haya asignado otro uso.

Mientras, los vecinos lamentan la decisión tomada por la Delegación de Educación y Ciencia de cerrarlo,

tanto más cuando en Hoyo hay 500 niños en edad escolar.

E! centro, que toma su nombre de la patrona del pueblo, Virgen de Navaserrada, se proyectó «como lugar

id6neo de una zona que abarca una población di 25.000 habitantes y que comprende los pueblos de Navas

del Marqués, Navalperal de Pinares, Ce-breros, El Tiemblo v el núcleo del propio Hoyo», según explicó a

un redactor de INFORMACIONES el párroco del lugar.

En este centro escolar, del que los vecinos se han sentido orgullosos mientras funcionaba y que ahora es

para los más una prueba palpable del derroche y de la mala gestión de los bienes de la Administración, se

han impartido clases durante tres cursos de enseñanza elemental y superior.

Luego, con la aparición de la nueva ley de Enseñanza Genera] Básica y los centros de concentración

escolar, se cierra el colegio yendo su población escolar a Cebreros, que al carecer cuenta con peores

instalaciones.

Sin embargo, esa 3s la primera parte de una historia en la que, según algunos vecinos, la gestión

municipal estuvo indiferente al tema.

Luego el páiroco, secundando «1 pensamiento de los vecinos, gestionó ante las autoridades, sin

conseguirlo, qu« el edificio se utilizase para un centro de formación profesional y para lo cual contaba

con xa promesa verbal de la Delegación de Educación.

(Hay quien asegura en el pueblo que el centro de formación profesional se le ha concedido a Cebreros, a 8

kilómetros de Hoyo, porque el señor Suárez, el presidente del Gobierno, es del lugar y el pueblo «tiene

ventajas».)

Sea como sea, lo cierto es que los vecinos de Hoyo, encabezados por el párroco, no cejan para cue se abra

nuevamente este edificio, de dos plantas, que costó veinte millones de pesetas y que puede convertirse

fácilmente en un centro de enseñanza para capataces agrícolas o guardas forestales. Para ello prosiguen

los contactos ante los organismos competentes en la materia (Ministerio de Agricultura, I.C.O.N.A.).

Y es que la? gentes de Hoyo no quieren que se arruine este edificio, que es apto, dicen, tíhasta para un

centro de educación especial».

INFORMACIONES

 

< Volver