Autor: Daudet, Elvira. 
 Ante la probabilidad de que Adolfo Suárez se presente a las elecciones. 
 Crece la expectación     
 
 Pueblo.    23/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Ante la probabilidad de que Adolfo Suárez se presente a las elecciones

CRECE LA EXPECTACIÓN

La oposición, según Julio Jáuregui, nada tiene que alegar en contra

MADRID. (PUEBLO, por Elvira DAUDET.)

Que e! presidente del Gobierno va a presentarse como candidato a las elecciones es un rumor nacido el

mismo día en que el Consejo de Ministros aprobaba las normas electorales, lo que le dio visos de verosi-

militud.

Intentamos confirmarlo en Presidencia del Gobierno, poniéndonos al habla con la jefe del Gabinete Téc-

nico, la señorita Diez de Rivera, que viene a ser algo así como el «rostro humano> de un lugar tan

distante y frío como ha sido en la última época le Presidencia en el palacete de la Moricloa. La «sonrisa

del Gobierno» me prometió transmitir al presidente mis preguntas y llamarme. Efectivamente, poco rato

después me llamaba para decirme que el presidente le había respondido que mi pregunta se la hacia él

cada mañana, y que todavía no había encontrado la respuesta. La señorita Diez de Rivera me prometió

que cuando hubiese algo nuevo ai respecto me lo comunicaría.

Ha pasado una semana, y lo que sólo era un rumor o un globo-sonda, en medios próximos a Presidencia

se da por seguro. Una revista anuncia en su publicidad: «Sí el presidente Suárez se presenta a las

elecciones, barre. Y si lo hace por Avila, la cosa es ya de escándalo... Las opiniones son muchas: pero co-

incidentes. Desde el alcalde de Barco de Avila, que en la víspera piensa ir por las casas y los corrales para

apoyar a Adolfo, hasta la del Partido Social Demócrata, que no tiene candidato...» Oficiosamente se

justifica la candidatura de Adolfo Suárez argumentando que el presidente del Gobierno necesita una

convalidación de su cargo por los votos populares. Se dice que, el presidente del Consejo de Ministros

tiene que estar legitimado y respaldado por unas elecciones, poniendo como ejemplo el caso de Inglaterra,

donde el «premier» suele presentarse por una demarcación pequeña, a la que, por deferencia, no con-

curren otros candidatos, y así obtiene un lugar en e! Parlamento.

También se habla de la existencia de un pacto entre los ministros para continuar en sus cargos. Parte del

acuerdo consistiría en haber recibido posibles seguridades de que entrarán en el Senado, al menos dentro

del cupo de senadores de designación regia.

A FAVOR

Ternas po1émicos todos ellos sobre los que la oposición tendría seguramente cosas que decir si fueran

algo más que especulaciones. Sobre el primero, es decir, sobre la posible presentación del presidente

Suárez como candidato a las elecciones, ya ha hablado el profesor Tierno Galvan a su regreso del viaje a

Méjico. El presidente del Partido Socialista Popular ha declarado a Cifra que «el presidente Suárez tiene

todos los derechos para presentarse a las elecciones como cualquier ciudadano, y parece incuestionable

que gozaría de muchas simpatías en ciertos sectores de la nación-. Opinión que, posiblemente, no

compartan otros muchos sectores, a los que habrá que encuestar cuando e] presidente Suárez termine de

des, hojar la margarita de la incertidumbre sobre la posible decisión de don Adolfo Suárez.

 

< Volver