Autor: Castaños, José María. 
   Dos ilegales más     
 
 Ya.    07/11/1976.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

BUENOS DIAS SR.ALCALDE

DOS ILEGALES MAS

POR la operación matemática de restar, desde ayer, señor alcalde, en vez de treinta y tres asociaciones de

vecinos legalizadas, sólo quedan treinta y una. Algo de esto intuía yo en el comentario de ayer cuando le

decía que los vecinos iban a seguir siendo noticia. Y me temo que la medida pueda paralizar esa

legalización de las ciento diez asociaciones que de una numera u otra funcionan en Madrid. El terreno de

la Ilegalidad va a producir serias perturbaciones en lo que queda de año.

DE ninguna manera voy yo a defender aquí que la manifiesta transgresión a la legalidad pueda ser pasada

por alto en las esferas del poder gubernativo. Lo que ocurre es que si la Federación de Asociaciones de

Vecinos usó la puerta falsa para aquella reunión que había sido previamente "condicionada" por el

Gobierno Civil, debe ser ésta, es decir, la Federación, la que reciba las sanciones y no solamente dos

asociaciones de vecinos, concretamente las de Palomera» Altas y la de San Blas-Simancas. Se da la

coincidencia de que el señor Villanueva, tan conocido en este mundillo de las asociaciones de vecinos,

resultó elegido presidente de la Federación, siendo a la vez presidente de una de estas asociaciones a las

que ahora se declara ilegales. No hace falta demasiada perspicacia para comprender que el señor

Villanueva está pagando ahora la audacia de no haber querido pasar por las exigencias del Gobierno

Civil. Si en aquella reunión en la que nació la Junta directiva de la Federación estuvieron presentes no

menos de doscientos delegados, habría que explicar por qué se toman medidas directas contra dos

asociaciones y no contra todas las que allí estaban representadas.

TENGO entendido que entre los asistentes participaron representantes de asociaciones legalmente

constituidas y otras de las llamadas "en trámite". Esto complica más las cosas, porque si precisamente las

legalizadas van a cargar con la culpa, las demás se van a sentir solidarias y se va a producir esa extraña

mezcla a la que tan acostumbrados nos tiene el panorama político actual en la que "lo legal" y "lo ilegal"

no se refleja en la realidad social que estamos tratando de superar.

AUNQUE la esfera de la competencia de estas decisiones pertenezca a la autoridad gubernativa, está

claro, señor alcalde, que todo ello incide en la vida municipal, de la que usted es su calificado

representante.

José María CASTAÑOS

 

< Volver