Autor: Saiz, José Ramón. 
 Semana Santa: La última tregua para el Gobierno y los partidos. Antes de quince días. 
 Legalización de los comunistas y convocatoria de elecciones     
 
 Pueblo.    05/04/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

SEMANA SANTA: Lo última tregua para el Gobierno y los partidos Antes de quince días

LEGALIZACIÓN DE LOS COMUNISTAS Y CONVOCATORIA DE ELECCIONES

Probable: Los partidos de extrema izquierda que tengan la intención de instaurar la "dictadura del

proletariado" no serán legalizados

En la semana del 5 al 12 de junio, las elecciones

MADRID. (PUEBLO, por José Ramón SAIZ.) — La legalización de los comunistas y la convocatoria de

elecciones son, al parecer, las dos medidas políticas de mayor trascendencia que el Gobierno de Suárez se

propondría acometer antes de quince días. Según nuestras noticias, esta estrategia quedará ultimada en

este respiro que concede la Semana Santa, que para los observadores políticos se presenta como la última

tregua antes de la gran batalla electoral.

Lo más probable, según todos los indicios, es que el ejecutivo deje pasar la Semana Santa y proceda en el

próximo Consejo de Ministros, a estudiar la situación y encontrar una salida. Todas las fuentes confirman

la legalización del Partido Comunista al tener ahora el Gobierno las manos libres para legalizar los

partidos, mientras que los otros grupos situados a la izquierda del P. C. E., pasarían a la sala del Supremo,

que entiende de lo penal, para ver si existe algún impedimento de este tipo.

• SUÁREZ, FAVORABLE. — La impresión que publicaba PUEBLO el pasado sábado, sobre la posición

de Suárez en relación con la legalización del P. C., parece confirmado por el propio presidente a la revista

alemana «Der Spiegel», al declarar que «encuentra aceptables» los e s t a tutos presentados por el P. C. E.

En realidad, sería probable que esta decisión —la de legalizar al P. C.— sea anterior a la

convocatoria electoral. De esta forma, se gún todaá las impresiones recogidas de los medios políticos,

se recobraría plena fe en las, elecciones y se iniciaría la campaña electoral en un ambiente más proclive a

la distensión entre la oposición y el ejecutivo Unicamente, como hemos señalado, quedarán fuera de la

legalidad aquellos partidos que tienen en sus programas la intención de instaurar en el país «la dictadura

del proletariado». En el caso de que renunciaran a esta expresión, habría más posibilidades de

legalización, aunque se tiene la seguridad que no habrá «concesiones» en ese terreno ideológico, por el

deseo de diferenciar estos partidos de la extrema izquierda, del eurocomunismo de Carrillo.

• ¿PARTICIPARIAN LOS COMUNISTAS? — Los comunistas del P.C. han sido tajantes a la hora de

señalar que «el Gobierno deberá tomar ahora el toro por los cuernos y resolver su legalización», poniendo

en aviso la posibilidad de desestabilización si no son legalizados. No obstante, el P. C. estaría dispuesto a

ir a las elecciones aunque no haya sido formalmente reconocido, según fuentes del partido.

El P. C. E. confía -en que el Gobierno, que tiene en sus manos la legalización, falle positivamente.

El Gobierno se ve obligado a tomar una decisión «política», que es lo que trató de evi-tar en su día. según

palabras del propio Adolfo Suárez.

Pedrol Rius. en unas declaraciones a Europa Press, insiste en esta apreciación: «Cuando apareció la

noticia de la remisión al Tribunal Supremo de los expedientes de legalización, hice pública la advertencia

de que a mi juicio, se trataba de una decisión política que el Gobierno no podía endosar a la Justicia.»

Se espera, igualmente, que el Supremo devuelva al ejecutivo la documentación de varios partidos que la

Sala IV estudió ayer.

• PRONTO, LA CONVOCATORIA ELECTORAL.

En cuanto a la segunda medida política del ejecutivo, se puede añadir que se producirá antes del viaje de

Suárez a los Estados Unidos. Así, el correspondiente realdecreto-ley sería estudiado en estos momentos

por Gobernación y Justicia y. posiblemente, sea debatido en el próximo Consejo de Ministros.

La fecha de las elecciones aún no está fijada, aunque al parecer sí la semana: del 3 al 12 de junio. Habrá

que esperar, no obstante. a que el Gobierno anuncie oficialmente el día de la cita con las urnas.

 

< Volver