Adolfo Suárez, al semanario "Der Spiegel". 
 "Consolidar el sistema democrático"     
 
 Pueblo.    05/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 33. 

Adolfo Suárez, al semanario "Der Spiegel"

EL SISTEMA DEMOCRÁTICO"

LO más importante para mí en este momento no es presentar o no mi candidatura sino consolidar el

sistema democrático en España» dice el presidente Adolfo la agencia EFE. Preguntado si va a

presentar su candidatura a las elecciones el presidente Suarez responde : "En principio puedo decir que

no me gustaría presentarme como candidato. Pero esto no descarta, naturalmente, el que yo anuncie cuál

es la concepción política que más se acerque a mi modo de vivir y pensar »

Tarea del nuevo Parlamento es la reelaboración de una nueva Constitución

No me gustaría presentarme como candidato, pero esto no descarta que yo anuncie la concepción política

que más se acerque a mi modo de vivir y pensar

La crisis económica no parte de hace unos meses, tiene sus raíces en los últimos años

Política económica: Economía de mercado acentuando fuertemente la justicia social

Las Fuerzas Armadas están al servicio del Rey y de la totalidad del pueblo español

La reforma parte del pueblo español, que se ha identificado con el Rey

La realidad social es democrática, pero aún no está acompañada por una correspondiente realidad jurídica

Los movimientos pendulares nos han proporcionado tristes experiencias en el pasado político

Para mí sería una satisfacción que se uniera la familia socialista española

• EL PUEBLO. CON EL REY.

— «Spiegel»: «¿Quien es el padre espiritual de la reforma, el Rey o usted?»

Suárez: «Es el pueblo español que se ha identificado completamente con el Rey, el cual, en su discurso de

entronización dirigido al pueblo, dio a entender completa y claramente que la Monarquía deseaba unir a

todos los españoles. Por tanto, fue la Corona con su esfuerzo de integrar a todos los españoles la que hizo

posible y puso en marcha este proceso.»

A la pregunta de si un Gobierno de la reforma democrática puede confiar plenamente en una Policía que

sirvió a la dictadura, responde:

Suárez: «La Policía se esfuerza en seguir en cada momento las leyes actuales, y cuando se produce en la

calle una demostración violenta tiene, naturalmente, que disolverla, al igual que en el resto del mundo.

Usted comprenderá que una situación como es actualmente la española, es muy difícil actuar equilibrada-

mente para satisfacer todos los puntos de vista. Vivimos aún una realidad social que se diferencia enor-

memente de la realidad jurídica. La realidad social es democrática, pero aún no está acompañada por una

correspond ¡ente realidad jurídica.»

• NUEVA REALIDAD POLÍTICA.-«Spiegel»: «Cambiará o desmantelará usted el aparato policial del

antiguo régimen?»

Suárez: «De ninguna manera. Pienso más bien en un acoplamiento de las fuerzas de seguridad a una

nueva realidad política y social.»

«Spiegel»: «Según Sánchez Covisa los Guerrilleros de Cristo Rey tienen buenas relaciones con parte de la

Policía.»

Suárez: «El sabrá por qué dice eso; sin embargo, los hechos demuestran que la Policía española y las fuer-

zas de seguridad se mantienen al margen de todo partidismo político. Poseen una profesionalidad y una

eficiencia de la que no se puede poner en tela de juicio y son, sobre todo, servidores del Estado y de los

gobiernos legítimamente constituidos.»

• EL PUEBLO NOS HA ACOMPAÑADO.-

Spiegel: «Cuando el Rey le nombró primer ministro, nadie esperaba que precisamente un antiguo ministro

del Movimiento Nacional fuera el encargado de abrir el camino democrático. ¿Se equivocaron con usted

o es que usted ha cambiado?»

Suárez: «Creo que todas las personas cambian. Para mí está compeltamente claro de que mi nombra-

miento despertó gran asombro. Pero si se estudian cuidadosamente mis antiguas declaraciones y

actividades políticas, se verá claramente .sobre todo para aquellos que me conocen, mi intención de

devolver al pueblo la dirección política del país. Tengo que reconocer que el pueblo nos ha acompañado y

estimulado en nuestra tarea. Comenzamos las reformas dentro de un marco de leyes ya constituidas, no

solamente porque esto sea una elemental cautela política, sino también por que solamente así nadie se

podrá sentir descartado en España en la colaboración para la construcción de la democracia. Además, los

movimientos pendulares nos han proporcionado tristes experiencias en el pasado político.»

• UNION DEL SOCIALISMO.—«Spiegel»: «El reconocimiento con las mismas siglas de dos partidos

socialistas ¿quiere decir que el Gobierno ha tratado de dividirlos para así vencerles mejor?»

Suárez: «En absoluto. Para mí sería una satisfacción que se uniera la familia socialista española. Le

aseguro, como se lo he dicho a ellos mismos, que el Gobierno no tiene la más mínima intención de decidir

los partidos, sino más bien que hemos intentado, dentro de nuestras probabilidades, corregir la actual

situación. Por lo que respecta a la aprobación del Partido Socialista Obrero Español (histórico), a través

del Ministerio de la Gobernación, está aún bajo control de la justicia, y, en el caso necesario, serían los

tribunales los que tomarían la última decisión.» (Efe.)

• UNA NUEVA CONSTITUCIÓN.—Suárez: «Para mi, está completamente claro que la tarea primordial

del nuevo Parlamento es la reelaboración de una nueva Constitución. Y yo creo que en la nueva Cons-

titución se reivindicará el derecho a nombrar jefe de Gobierno. Por tanto, mi preocupación más impor-

tante no es si yo presento o no mi candidatura en las elecciones ni tampoco si yo continúo siendo jefe de

Gobierno. Lo único que para mi en este momento es importante, y que me tiene ocupado por completo, es

el afianzamiento del sistema democrático y este proceso no quedará cerrado con las próximas elec-

ciones.»

Preguntado sobre la actual crisis económica, y en el caso que él continuara de jefe de Gobierno después

de las elecciones qué medidas adoptaría para solucionarla, Suárez responde:

«Primeramente quiero dejar claro que la crisis económica no parte de hace unos meses, sino que tiene sus

raices en los últimos años. Hay personas interesadas en dar la impresión de que la política de reformas

democráticas es la culpable de que se haya producido este fenómeno. Quiero dejar en claro que esto no es

asi. Descartando esto, hay que reconocer que la economía española está pasando una crisis difícil, y esto

no sólo por los motivos ya conocidos, sino como consecuencia de la crisis energética, que hoy nos plantea

problemas por no haber adoptado a su debido tiempo medidas suficientes.

Partiendo del supuesto de que no me quedase de jefe de Gobierno, no veo sentido el adoptar hoy por

adelantado medidas concretas que luego en cuatro o cinco meses tendrían que ser aprobadas por el nuevo

Parlamento. En mi opinión, lo más urgente es la implantación de una reforma fiscal que distribuya más

equitativamente las cargas que como están hoy.»

• EL ESTADO HA DE

INTERVENIR EN LA ECONOMÍA.—Sobre el dirigismo económico del Estado. Suárez dice más

adelante que «desaparecerán muchas ataduras, pero que el Estado deberá intervenir más activa y

fuertemente como empresa estatal en los sectores humanitarios. En un espacio de tiempo de unos tres

años la economía española seguirá en grandes lineas este curso con el apoyo de todos los partidos

políticos, independientemente de cuál sea el partido que gobierne en ese momento. Pienso que el motivo

principal de la política económica española debe ser en grandes líneas la reconstrucción de una economía

de mercado en servicio de la sociedad en su totalidad y acentuando fuertemente la justicia social».

A la pregunta de si considera imposible que el Ejército quisiera recuperar el Poder en el caso de que los

socialistas o comunistas ganaran las elecciones responde:

• POSICIÓN DE LAS

FF. AA.—Suárez: «Esto es una lucubración. Las Fuerzas Armadas españolas no han tomado posiciones

po líticas y solamente están al servicio de la totalidad del pueblo español y del Rey y, naturalmente, ser

viran al Gobierno que sea elegido por el pueblo.»

«Spiegel»: «¿También en el caso de que fuera un Gobierno socialista - comunista, formado por los an-

tiguos enemigos de la guerra civil?»

Suárez: «Si unas elecciones libres y garantizadas trajeran consigo un Gobierno socialista las Fuerzas

Armadas aceptarían sin duda alguna la voluntad del pueblo.»

«Spiegel»: «¿Consideraría usted fracasada su política de reformas en el caso de que Alianza Popular,

dirigida por el ex ministro de Franco Fraga Iribarne. ganara las elecciones?»

Suárez: «No veo el modo de que puedan fracasar las reformas políticas. sea quien sea el grupo político

que gane las elecciones. Mi opinión personal es que la Constitución deberá garantizar en cualquier caso

los derechos de las minorías parlamentarias existen tes. Para que exista una Constitución con la cual se

puedan identificar todos los españoles, hay qué prestar especial atención a todos los grupos que estén

dentro de ese Parlamento.»

 

< Volver