Razones en contra     
 
 Arriba.    06/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

RAZONES EN CONTRA

El Presidente no se debe pre-sentar a tas elecciones. Y lo decirnos, categóricamente, tanto

desde el punto de vista del enlista político que piensa en el bien del país, como desde el punto

de vista del hombre que piensa en el bien del amigo. España arriesga quedarse sin el piloto, sin

el ingeniero de la transición, si el Presidente, abandonando sus altas res-ponsabiftdades,

desciende a la arena de la concurrencia electoral. Y, por otra parte, las «lecciones mismas se

quedarán sin d váUttío aval de garantía que, en las actuales circunstancias, sólo puede darte

ya él´, continuando en ía Presidencia y ejercitándola decisivamente para lia aseguración de la

radica) imparcialidad de tas mismas. Si asi ilo hace, pasará a la historia como el hombre

decisivo y clave de un gran momento español, y tendrá a una expresiva mayoría de) país tras

de sí cuando, luego de las virtuales, pero seguras constituyentes próximas, se vaya a las

primeras verdaderas elecciones legislativas.

(Manuel Cantarera del Castillo, a «El País»)

 

< Volver