Autor: Saiz, José Ramón. 
 También USA apoya su continuidad al frente del Ejecutivo. 
 Suárez regresó fortalecido     
 
 Pueblo.    02/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

TAMBIÉN U.S.A. APOYA SU CONTINUIDAD AL FRENTE DEL EJECUTIVO

MADRID. (PUEBLO, por José Ramón SAIZ.)—Tras una gira de cinco días por Méjico y Jos Estados

Unidos del presidente Suárez, todos los observadores políticos señalan que el Jefe del Ejecutivo ha

logrado un nuevo y definitivo fortalecimiento político, lo que le coloca, prácticamente, en línea con las

elecciones legislativas del 15 de junio, en las que Adolfo Suárez, que ha visto cómo en pocos meses ha

triunfado su política de cambio, está dispuesto a consolidar una mayoría parlamentaria que favorezca la

estabilidad en la próxima etapa constituyente, que viene a ser, de alguna forma, la culminación de la

transición política.

TODOS CON SUÁREZ

El encuentro Cárter-Suá-rez ha sido, sin duda, el dato más importante del viaje presidencial y se puede

decir, interpretando la simpatía con que el Presidente americano recibió al jefe del Gobierno español,

además de los comentarios de Prensa y reacciones de medios d i p 1 omáticos, que U. S. A. apoyará

decididamente la política marcada por el Gobierno Suárez en el deseo de que la moderación triunfe en las

elecciones. Cárter, por otra parte, ha apostado decididamente por Adolfo Suárez y da por descontado su

continuidad en la Moncloa.

Con el Presidente del Gobierno nuevamente en Madrid, se acelera la carrera hacia las elecciones. Hoy

mismo, o el martes, tras el Consejo de Ministros, si no hay cambios de última hora, el jefe del Gobierno

se dirigirá a] país a través de la radio y de la televisión para hacer un balance de su política, tos resultados

de su viaje por Méjico y los Estados Unidos y. por último, se referirá a un dato que ha suscitado la aten-

ción de los observadores en las últimas semanas: su participación en las elecciones.

En estos momentos, nadie duda de que Suárez se presentará a loa comicios encabezando las listas de)

Centro Democrático como «independí ente». La sola presentación del presidente en las elecciones es ya

un significado triunfo politico del señor Suárez, ya que para ello ha tenido que superar múltiples difi-

cultades y presiones, principalmente, del sector más continuista, ya que para la derecha nacional la

participación del presidente supone un duro revés. El jefe del Gobierno, al parecer, razonará la decisión

que le ha impulsado a participar en las legislativas, mientras que en otro orden de cosas, mostrará su

satisfacción por la marcha del cambio político, el papel y el aliento que ha recibido de la Corona y

expresará, según medios diplomáticos, su máximo agradecimiento al Ejército, que ha respondido

plenamente a las exigencias del momento como pilar básico del cambio.

LAS RAZONES DEL PRESIDENTE

Se cree, sin embargo, que el presidente va a guardarse en estas elecciones el secreto de qué partido o ideo-

logía es la que más se identifica con su modo de pensar y vivir. El hecho de que su candidatura lleve el

sello de «independiente», afirma esta tesis.

Tampoco se sabe quién será el segundo de Centro Democrático. Según algunos medios, el hombre es-

cogido podría ser Fernando Alvarez de Miranda, presidente del Partido Demócrata Cristiano y el político

de trayectoria más democrática de la coalición centrista. Otras fuentes, sin embargo, señalan a Fernández

Ordóñez como el número «dos» de la lista.

Suárez regresó

FORTALECIDO

Sea lo que fuere, lo cierto es que el presidente ha decidido su participación en ¡as elecciones después de

inequívocos esfuer z o s para conseguir la normalidad política y una situación de reconciliación. Así, el

Gobierno que preside, en pocos meses, articuló la amnistía, y el propio presidente, en una decisión de

«realismo y coraje» político, decidió la legalización del Partido Comunista, medida ésta impensable unos

meses antes. Es decir, Suárez, conseguida la plena normalización política, ha sido cuando ha decidido

participar en unas elecciones que venían siendo una auténtica incógnita, si bien la participación del jefe

del Ejecutivo aclara suficientemente el panorama político.

UN DERECHO DEMOCRÁTICO

Uno de los hombres del presidente nos ha confirmado que una de las razones que más ha animado al

presidente a presentarse por Madrid a las elecciones ha sido el hecho de que se llega a la cita electoral con

Un país casi completamen te despolitizado y sin esas g r a ndes figuras políticas que caracterizaban las

anteriores c o n f r ontaciones electorales democráticas.

La decisión, por otra parte, no deja de ser lógica. Si el presidente, desde el primer momento, insistió

en un cambio auténtico, situado entre los propósitos continuistas y rup-turistas de la derecha pura y de la

izquierda marxista, ahora, cara a !as elecciones, se ha visto en la misma tesitura y entre izquierda y

derecha ha dicho, sencillamente, centro. En una palabra, Suárez ha neutralizado ai «bunker- y le ha

ganado la mano a la oposición democrática, que son los éxitos mas importantes que puede ofrecer a!

electorado, principalmente a !a derecha y al centro progresista, y a esa «mayoría silenciosa» que aún no

contesta las encuestas de opinión y que son los sectores con cuyo favor puede contar la opción centrista.

En realidad, e! jefe del Gobierno, a la hora de anunciar su participación, no deja de hacer uso de uno de

sas derechos. sin que eílo suponga la más mínima coacción, al electorado, ya que el objetivo del Gobierno

de Suárez para las elecciones es el de escrupulosa igua 1 d a d para todos los partidos, sin mostrar ningún

trato preferente para aquel bloque por el que el presidente muestre sus preferencias.

LOS HOMBRES DEL PRESIDENTE

En general, las listas electorales de Centro Democrático estarán listas a lo largo de la semana que se inicia

mañana y serán presentadas, posiblemente, la víspera del final de] plazo. Parece ser que. los Sánchez de

León. Sánchez Terán, etc., se presentarán también por «independientes». En algunos medios políticos

sorprende que la directora del Gabi n e t e presidencial. Carmen Diez de Rivera, no haya anunciado su

interés por participar en las elecciones, cuando, según estos mismos círculos, sería también una gran baza

a ju-jrar por Centre Democrá-, tico. La señorita Diez de Rivera ha realizado, según se sabe, un interesante

papel en la política de cambio del Gobierno de Suárez.

el presidente se hacer un balance de su politica y anunciar su participacion en las elecciones.

El jefe del Ejecutivo no desvelará él partido o ideología p* más se identifica con su modo de pensar y se

presentara como "independiente"

 

< Volver