Opinan los partidos. 
 El discurso de Suárez a encuesta     
 
 Pueblo.    04/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 42. 

EL DISCURSO DE SUAREZ, A ENCUESTA A FAVOR

Discurso claro, valiente y sensato

Debe ser respetado su derecho a ser candidato

EN CONTRA

Se aprovecha de su cargo, para hacer campaña electoral

No se puede hablar de democracia, sin legalizar a importantes grupos políticos

Tras el discurso de Adolfo Suárez ante las cámaras de Radio Televisión Española, los círculos políticos

han explicado al pueblo español la opinión que este discurso había suscitado en los partidos políticos que

encabezan. Diversos líderes, de tendencias muy distintas, han matizado sus impresiones. Críticas, vistos

buenos, regocijos y enfados se han entremezclado desde diversas posiciones, y condensadas, por razón

de espacio, PUEBLO ofrece tal abanico a sus lectores.

JULIA NAVARRO, MARGARITA BOTÍN y FRANCISCO MARTÍNEZ, con otras opiniones facilitadas

por la agencia Europa Press, han sido los notarios de tales reacciones.

VENTURA SALOMO

(Del comité ejecutivo de Esquerra Republicana de Cataluña) :

«Encontramos raro que so hable ahora de democracia y se deje en el tintero al partido que fue mayoritario

en Cataluña en el 36, Esquerra Republicana de Catalunya.»

FERNANDEZ ORDOÑEZ (Fundador del Centro Democrático)

..El P. S. D. defiende los mismos objetivos de consoli-dacion de la democracia, do la superación de la

dialéctica de confrontación, y de restablecimiento pleno de las libertades a que se ha referido el presidente

del Gobierno. Nos parece correcta la decisión del presidente de asumir claramente su opción política

dentro del marco de ¡as elecciones libres.» Sobre >as demás cuestiones del discurso, el señor Ordóñez no

quiso pronunciarse y puso en relieve que él pertenecía a la comisión negociadora de la. oposición

democrática con el Gobierno.

ELADIO GARCÍA CASTRO (Ramón Lobato) (Secretario general del Partido del Trabajo)

«Es una forma como otra cualquiera de asegurar que las fuerzas franquistas van a seguir monopolizando

el poder político y que serán unas elecciones manipuladas por el Gobierno.»

«Se trata de un discurso meticulosamente preparado para atraer gran cantidad de votos en las elecciones.

Nos parece muy bien, y totalmente necesaria, la legalización del Partido Comunista, pero el señor

presidenta parece ignorar que quedamos no poca gente, tan españoles como los demás, sin legalizar, y sin

legaliza ción de todas las fuerzas políticas seguirán estando sin vigencia los derechos fundamentales dp

¡os españoles.

El presidente ha hecho referencia a su derecho a presentarse a las elecciones, y a identificarse con el

centro. Lo «pie no ha dicho es que tal presentación, dominando los hilos del Gobierno, lesiona los

derechos de los 2,´i millones restantes cíe españoles, porque es una forma como otra cualquiera de ase

gurar que las fuerzas franquistas van a seguir mono poli/ando el poder político. y que serán unas

elecciones manipuladas por el Gobierno.»

BLAS PIÑAR

(Fuerza Nueva)

Me ha parecido lo siguiente: Primero, un bello sofisma, de mejor calidad literaria que el 14 de diciembre.

Segundo, un fuego malabar con trampa política. Tercero, un conjunto de argumentos endebles, facilo-nes

y serenantes, que carecen de fuerza para resistir la argumentación del contrario, y muy en especial los

esgrimidos —con cara bien triste, por cierto— para justificar la legalización del Partido Comunista.

AMANC1O CABRERO

(de la Se cretaría Política del Comité Central de la O. R. T.)

«Suárez ha hecho el primer discurso de su campana electoral, y en él expresa las mismas contradicciones

que padece su polítita. Hablando de neutralidad pretende ser arbitro y parte, defendiendo una opción con-

creta.

Habla de participación sin exclusiones, y excluye a la O. R. T. y otras fuerzas democráticas de la

concurrencia a las próximas elecciones. Nos mantiene en la ilegalidad, ignorando los masivos

pronunciamientos y movilizaciones que se están produciendo. Así, el Gobierno pone fuera de la Ley las

ideas democráticas.»

• BRAZO LOZANO

(Partido Popular Unión de Centro Democrático)

Discurso claro, valiente y, sobre todo, consecuente con una actuación previa. Aten (lió a lodos los

sectores de opinión, la derecha y la i/, quierda incluidas, sin con cesiones ni agresividad, y sí con el

lenguaje lógico del político que sabe que la convivencia se funda en el rea lismo y el compromiso de

intereses. El anuncio de su candidatura ha tenido la virtualidad de confirmar un sentimiento de seguridad

co lectivo y, me temo, avivar ciertos recelos particulares.»

JAVIER DORRONSORO (Movimiento Comunista)

«Suárez, en nuestra opi nión, se ha olvidado, lamen lablemente, en su discurso de que hay un

montón de partidos sin legalizar. Mino rías a las que no respeta y no da igualdad de oportuni clade.s y no

las hace ser iguales ante la Ley.

Busca, a través de su pretendida neutralidad, aglutinar a la derecha, clase que ha detentado hasta ahora el

poder y necesita que esta fuerza se la den las elecciones. Lo que resulta parado ¡ico es que hasta partidos

como el P. C. le hayan aplaudido en esta jugada, porque Suárez va a ser el gran ad versario de las fuerzas

de izquierda.»

JOAQUÍN GARRIGUES WALKER

(Presidente de la Federación de Partidos Demócratas y Liberales, de la Unión de Centro Democrático)

La intervención del presidente Suárez me ha pare cido de una gran sensate/ para evitar enfrentamientos y

consolidar una democracia. Su decisión de presentarse como candidato garantiza la posibilidad de evitar

el enfrentamiento entre derechas e izquierdas.»

JOAQUÍN RUIZ-GIMENEZ

(F. D. C.)

«En primer lugar el presi dente ha puesto de relieve MI inteligencia y habilidad para hablar al pueblo

español. Estoy de acuerdo con su argumentación de legalización de partidos políticos, concrétame n t e

del Partido Comunista, y sólo deseo que esa misma línea se complete con los que aún faltan de legalizar.

Comparto su deseo de que el pueblo español elija sus representantes para una Constitución libre sin

exclusiones ni discriminaciones. Pero puesto que ha dicho que acepta la critica, tengo que decir que

hubiera «referido que continuara cono arbitro y no interviniera como protagonista en la batalla electoral.

Para los objetivos fundamentales que ha señalado no era necesaria esa participación activa del presidente.

• FERNANDEZ DE

LA MORA (Alianza Popular)

-El presidente ha intentado justificar su participación en las elecciones y la legalización del Partido Co-

munista. Respecto a lo primero, sus argumentos no me han convencido, al contrario, las propias palabras

inducen a pensar que nos encaminamos hacia unas elecciones desde arriba. En cuanto a lo segundo, me

asombra que para explicar una decisión que en las circunstancias españolas era jurídica y políticamente

in-justifi cable haya llegado hasta hacer una explícita defensa de la legalidad y de las buenas intenciones

democrát i c a s del Partido Comunista, el mismo que ha reaparecido en nuestro país con idénticos

hombres que los que nos llevaron a los acontecimie n t o s de 1936»,

ALVAREZ DE MIRANDA (P. D. C.-

Centro Deomcrático)

El discurso ha estado bien elaborado y responde a la espectación despertada, que contesta a las preguntas

que se hacían, creo, todos los españoles, tanto por las razones que ha dado por la legalización del Partido

Comunista como por su actitud ante las próximas elecciones. Es un ejemplo de discurso político desde el

Poder en un sistema democrático.» «Es una opción importante —añadió— que representa la propia op-

ción del Centro Democrático; es, como se dice, un buen compañero de viaje.

TIERNO GAL V A N (P. S. P.)

«El discurso no parece que tenga carácter informativo, no ha tenido sorpresas, pero ha sido esclarecedor,

y en este sentido es bueno y necesario. Lo encuentro acep table por las razones que ha ciado para la

legalización del Partido Comunista y porque ha asumido la responsabili dad del hecho, lo que ron-Iribuye

a tranquilizar al país. También ha tenido un tono optimista, que tampoco viene mal.»

«Ha escogido el lugar más adecuado para su ideología. Pero siempre he gar más adecuado para su

ideología. Pero siempre he dicho que no es acertada esta decisión, sobre todo siendo presidente de! Go

bierno, en el sentido de que le va a costar trabajo distinguir entre la publicidad que va a desarrollar como

presidente del Consejo de Ministros y la propaganda como diputado al Congreso. Este reproche no gusta

que sea un correctivo a ciertos sectores de la derecha intolerante.»

«Este va a potenciar al centro, va a disminuir la fuerza de Alianza Popular, pero al socialismo de iz-

quierdas no le va a quitar ningún voto; quizá al socialismo ambiguo le puede mermar.»

FELIPE GONZÁLEZ

(P. S. O. E.)

-Una primera impresión muy general es que el discurso ha sido a la vez electoral y defensivo. Desde el

punto de vista electoral, confundiendo la imagen del presidente con la del candidato y tratando de capi-

talizar actuaciones del Poder en el plano nacional e internacional para fuerzas políticas que decían no te-

ner nada que ver con el Gobierno. Hubiese sido más coherente y sincero justificar su inclusión en el Cen-

tro Democrático como la única fórmula para verlo brar a una multiplicidad de grupos y personas

desconectados entre si y complicados por aspiraciones fundamentalmente personalistas.

ÁNGEL MU LLOR (portavoz del Partido Comunista Español)

«El discurso, en general, parece realista y valiente desde dos aspectos clave: desvelar la incógnita cíe su

presentación, que para nosotros no era tal incógnita, y que va a reforzar un centro en oposición a Alian/a

Popular, que desde nuestro punto de vista es el enemigo a combatir en estos momentos, y, por otra parte,

en cuanto a la justificación dp nuestro partido. La propia importancia que en su discurso le ha dado al

tema y los argumentos a que se ha referido, es una demostración más de cjue el Partido Comunista de

España es una fuerza de estabilidad democrática, sin cuyo concurso resulta inviable sentar las bases de un

proceso democrático».

En tercer lugar, los argumentos que ha esgrimido el presidente del Gobierno, tanto para justificar la

legalización de nuestro partido, como su presentación, se vuelven contra el señor Suárez ante el hecho dp

que hay una serie de fuerzas políticas que él ha pretendido ignorar, pero que existen, quieren jugar dentro

de la democracia y no están legalizadas, y ante las limitaciones en el ejercicio de una serie de derechos

fundamentales en el proceso democrático, que han sido vulnerados por la reciente prohibición cíe los

actos del 1 de mayo, lo cual permití´ prever que el proceso electoral no será enteramente limpio.»

 

< Volver