El discurso del presidente. A la clase política, salvo la derecha, le parece bien el discurso. 
 Críticas de Fraga y desafío a un debate televisivo     
 
 Informaciones.    04/05/1977.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 52. 

EL DISCURSO DEL PRESIDENTE A LA CLASE POLÍTICA, SALVO LA DERECHA, LE

PARECE BIEN EL DISCURSO

Críticas de Fraga y desafío a un debate televisivo

MADRID, 4 (INFORMACIONES/.

EL discurso del presidente, con el anuncio de su candidatura al Congreso de Diputados, ha sido mal

acogido en la derecha (sobre todo en la extrema derecha), bien en el centro y bien, con algunas reservas,

en la izquierda. Esto quiere decir que, en conjunto, prevalecen las opiniones favorables a la opción

presidencial entre la clase política.

He aquí una encuesta de urgencia en casi todo el espectro político, en la que destaca el desafio a un debate

televisivo que hace el señor Fraga.

MANUEL FRAGA (Alianza Popular): «Alocución injusta e ingrata»

El texto de la declaración del señor Fraga es el siguiente:

"La alocución del señor Suárez me ha parecido injusta e ingrata con el pasado; confusa e insuficiente en

cuanto al presente, y totalmente oscura en lo referente al futuro. Ni una palabra «obre la España en que él

y toda su generación tuvieron posibilidades nunca antes dadas y de las que él, por cierto, hizo uso

amplísimo. Del presente prometió hablar de la gestión de su Gobierno; sólo olmos hablar de la

legalización del Partido Comunista, por cierto con un argumento bien peligroso: después de la ley de

Reforma Política, las leyes anteriores (incluso las recientes, las de su propio Gobierno) quedan en entre-

dicho, lo que supone una situación de la más grave Inseguridad jurídica, en la cue efectivamente nos

movemos.

De la situación económica, del fracaso de las medidas qu« se anunciaron, de la paralización de la

Administración, ni una palabra. En cuanto al futuro, una mera referencia a una política exterior, cuyas

líneas maestras no se enunciaron. Y una declaración personal: la de ser candidato, favoreciendo a un

grupo de partidos, frente a los demás. Toda declaración de neutralidad. después de esto, se juzga por sí

misma.

En cuanto a su no participación en la campaña, espero que el señor Suárer acepte por lo menos un diálogo

abierto y en directo en televisión, con cada uno de los líderes de grupos importantes, al que desde ahora

me ofrezco, para que el cuerpo electoral pueda juzgar verdaderamente y en serio sobre las personas 7

sobre sus propuestas al país."

BLAS PINAR (Fuerza Nueva): «Un juego malabar, con trampa política»

«Me parece un bello sofisma de mejor calidad literaria que el del 14 de diciembre; me parece un juego

malabar con trampa política, y me parece un conjunto de argumentos endebles, facilones y serenantes que

carecen de fuerza para resistir la argumentación de contrario, y muy especial los esgrimidos —con cara

bien triste, por cierto— para justificar la legalización del Partido Comunista.»

En cuanto a la decisión del presidente Suárez de presentarse a las elecciones, el señor pinar López

respondió:

«A esta pregunta prefiero no contestar.»

JOAQUÍN RUIZ-GIMENEZ

(Democracia Cristiana):

«Discrepo de su entrada en el centro»

«Como todos los discursos del presidente, éste ha sido inteligente, hábil y humano, pero como él

noblemente ha dicho que acepta la crítica y la disconformidad, yo resumirla mi pensamiento respecto a su

discurso en los siguientes puntos:

Comparto plenam ente ^a explicación y justificación que ha expuesto respecto a la legalización de los

partidos políticos, (y en concreto respecto al P.C.E.

Comparto su llamada a la superación de actitudes extremas y a contribuir entre todos a hacer de España

un Es. tado democrático.

Discrepo de su decisión de entrar a formar parte de un sector de los partidos políticos que ha calificado de

centro. El mismo resultado podría haber obtenido sin ese gesto. De todas formas, acepto su palabra de que

no utilizará su posición en el Gobierno para aprovecharse electo-ralmente.

Y comparto la importancia que ha expuesto de que estas elecciones deben procurar unas futuras Cortes

sin extremismos, de donde salga una Constitu c i ó n moderada que albergue a todos los españoles.»

PIÓ CABANILLAS GALLAS (Centro). «Defensa de una ideología moderna»

«El discurso del presidente me ha pare oído congruente con su actitud política, responsable en el sentido

de ´n formar al país sobre la legalización del Partido Comunista así como de su propó sito de concurrir a

las eleccio nes.

Con respecto a su anuncio de presentar su candidatura a diputado, hay bastante lógica en el

planteamiento. Asu me las obligaciones de hombre de gobierno, buscando la leg i 11 m i d a d

democrática, afrontando la defensa de una ideología mode rada, claramente no marxiste.»

JOAQUÍN SATRUSTEGU1 (Centro): «Su presentación, un error»

«Pienso aue ha sido un gran discurso. Las razones dadas para justí f 1 c a r el reconocimiento legal del

P.C.E. son las que en España y otros países esgrimimos la inmensa mayoría de los verdaderos demócratas

que en todas partes nos oponemos al colectivismo que preconizan los eurocomu-nistas.

Respecto a su presentación a las elecciones la juzgo, como he dicho en otras oca alones, un error. Pero

puesto que ha tomado esta decisión, no seremos los demócratas los que pongamos obstáculos pa-

ra que la coalición Que va a presidir contribuya a la derrota de los «eurofranquistas» de Alianza Popular,

cuyos líderes añoran la dictadura y retrasarían todo JO que pudie. ran el proceso democratiza-dor que

conviene a los españoles y en el que nos encontramos inmersos.»

FERNANDO ALVAREZ DE MIRANDA

(Centro). «Decisión lícita y correcta»

«El discurso del presidente ka respondido a la expectación que había despertado. El presidente se ha

comprometido, no ha hurtado las cuestiones delicadas y ha sido sin cero y directo

Su propósito de concurrir como candidato a las elecciones me parece lícito y correcto; ha optado por una

línea que piensa seguir en la conquista definitiva de la democracia.»

FRANCISCO FERNANDEZ ORDÓÑEZ

(Centro): «Defendemos los mismos objetivos»

«E! Partido Social Demócrata, uno de los fundadores del Centro Democrático, defiende los mismos

objetivos de consolidación de la democracia, de superación de la dialéctica de confrontación y de resta

Meeimiento pleno de las líbertades a que se ha referido el presidente del Gobierno

Al Partido Social Demócrata le parece correcta la decisión del presidente de asumir claramente su propia

opción política, dentro del marco de unas elecciones libres.» v

MANUEL MURILLO (P.S.O.E.-h.): «Positivo en términos generales»

«El discurso del presidente del Gobierno me ha parecido positivo en términos generales. Realista, con un

serlo análisis de la situación política y de la necesidad de convivencia en libertad de !o»-españoles,

destacaría come puntos más positivos de su discurso: Deseo de evitar la represión como norma de go-

bierno; reconocimiento de que España no es aún un» democracia, sino que caminamos hacia ella;

necesidad de una política más justa de distribución de la riqueza nacional; reconocimiento de que sólo el

pueblo es el dueño de los destinos del país; reconocimiento del voto como único factor político; sus

expresiones sobre el pluralismo político, que ponen de manifiesto un deseo de gobierno de concentración

nacional; la intención de aplicar las medidas de gracia, y su análisis de 1» política internacional.

Como puntos menos positivos, considero que se excedió en el análisis del reconocimiento del P.C.E.; me

pareció muy dura la expresión «peso de la ley» para las transgresiones políticas y la falta de

reconocimiento expreso de una izquierda mayorl-taria.»

ENRIQUE BARÓN (socialista): «Posible pucherazo»

«El discurso del presidente ha constado de dos partes, Una, explicar a las fuerzas armadas por qué ha

legalizado el Partido Comunista no ha explicado, sin embargo, por qué el Gobierno ha sido el último en

aceptar el pluralismo político, cuando la sociedad lo aceptaba). En segundo lugar, ha hecho un dis-

curso electoral en tales términos que la primera reivindicación que hay que plantear, además de la

legalización de todos los partidos, es la Igualdad de todos en televisión, como primer paso para hacer

discursos electorales; si no, nos encontramos a un paso de un posible pucherazo.»

TIERNO GALVAN (socialista). «Discurso oportuno y positivo»

«Me parece un discurso es-clarecedor. No ha dicho nada nuevo en el orden informativo, tampoco anunció

un acontecimi e n t o Inesperado, pero ha sido un discurso necesario, a mí juicio, y muy oportuno, porque

en estos momentos de confusión, todo esclarecimiento es bueno, y e) discurso ha esclarecido dos cosas

importantes: una, las razones por las que se ha legalizado al Partido Comunista (razones que se han re-

petido muchas veces, pero que convenía oirías en labios del presidente), y que habrá, creo yo, calmado a

ciertos rectores de la derecha. Ha esclarecido también el problema de su presentación como diputado para

las próximas elecciones, como independiente y en el sector centro, que también era cuestión que se de-

batía, y que convenía esclarecer. Por otra parte, ha tenido un optimismo moderado, pero patente, que

habrá contribuido a tranquilizar a ía opinen pública, de modo :jue me parece, en resumen, que ha sido un

discurso oportuno V positivo. Quizá hubiese sido conveniente que hubiese hecho alusión a la situación

económica »

FELIPE GONZÁLEZ (socialista): Un discurso electoral y defensivo»

«Una primera impresión, muy general, e» que el discurso ha sido, a la vez, electoral y defensivo. Desde el

punto de vista electoral, confundiendo la imagen del presidente con la imagen del candidato y tratando de

capitalizar actuaciones del Poder en el plano nacional e internacional para fuerzas políticas que decían no

tener nada que ver con el Gobierno. Hubiese sido más coherente v sincero justificar su Inclusión en el

Centro Democrático corno ía única fórmula para vertebrar a una multiplicidad de grupos y personas

desconectadas entre sí.

y complicados por actuaciones f u ndamentalmente personalistas.

Su argumento sobre el antagonismo de las dos Españas ha sido empleado en numerosas ocasiones por

nuestro partido, sin caer en la tentación en que incurrió ei candidato Suárez de presentarse como la única

alternativa salvadora para evitar este antagonismo. La justificación sobre la legalización del Partido

Comunista de España ha sido sobreabundante, defensiva y no dirigida al pueblo. La explicación, llena de

contradicciones, con-íunde más que clarifica el proceso que ha conducido a un resultado lógico y obvio,

cual es la legalización de un partido político en base ai simple dato de su existencia real. Pero esa lógica

argu-mental implantada, lleva al preside n t e del Gobierno y candidato señor Suárez a la obligación de

legalizar a todos los partidos que lo han solicitado. El llamamiento al país en el sentido de que en

cualquier país democrático tanto el presidente del Consejo de ministros como cualquier ministro pueden

presentarse a las elecciones comporta una doble e insalvable contradicción. Si este es un país

democrático, ¿por qué a los ministros se les considera inelegibles y no se pueden presentar? Si no lo es,

nada podría justificar la comparación con los países democráticos para explicar su presencia ante las

urnas.»

El discurso del presidente

ARMANDO LÓPEZ SALINAS (comunista): «Ninguna sorpresa»

«No ha habido ninguna sorpresa con el anuncio de su presentación a las elecciones, ni me escandalizo por

un hecho que considero normal en la vida política del país. Es, en todo caso, un problema que afecta

fundamentalmente a los partidos del centro y de la derecha, en indudable detrimento de las posibilidades

de Alianza Popular... Respecto a la argumentación sobre la legalización del P. C. E., he

de reiterar la idea de que Sucrez se comporta como un anticomunista inteligente, que se ha dirigido con

sus argumentos más a la derecha del país que a los demócratas. Creo que, sin embargo, sus alusiones a la

igualdad de oportunidades para todos, pecarían de Incoherencia sí no van acompañadas de la inmediata

legalización de todos los partidos políticos.»

LÓPEZ RAIMUNDO (comunista):

«No creo que su presentación nos perjudique, sino al contrario»

«En la referencia que he podido conocer, me ha parecido un discurso valiente, sobre todo por la

argumentación de la legalización del Partido Comunista de España. Por lo que respecta a su presentación

a las elecciones, he de manifestar que yo nunca he entendido la oposición de alguno» partidos democráti-

cos, pues es algo que perjudica directamente a Alianza Popular. A nosotros, no nos perjudica, sino más

bien lo contrario. En general, me parece un discurso positivo.»

 

< Volver