Dos aspectos del mensaje del presidente     
 
 ABC.    04/05/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DOS ASPECTOS DEL MENSAJE DEL PRESIDENTE

El mensaje del presidente Suárez merece, en nuestra opinión, dos tipos de consideraciones, una inmediata

y otra más meditada y que requerirá posteriores comentarios.

Globalmente, el conjunto del discurso es una nueva demostración del «estilo Suárez» en televisión.

Conecta con la t;er,te, habla con suavidad, es directo, casi se podría escribir que abre el corazón y

establece una corriente de diálogo con ios telespectadores; es sincero y convincente.

El tono del mensaje nos satisface : ka-hablo del futuro, valoró las dificultades pasadas en el período de

transición, no hizo alardes de triunfalismo, supo estar ante "as cámaras con dignidad y afrontar todos los

temas que se esperaba que afrontase.

Habló de los nuevos horizontes de convivencia, repasó los diez meses de labor de su Gobierno, en lo que

tanto él como su equipo habían puesto «decisión, realismo y entrega». Calificó de avance trabajoso con

madurez, la marcha de nuestro país hacia nuevas formas de democracia. Matizó sus palabras cuando

había que matizarlas y anticipó que aceptaba la fiscalización de la opinión pública.

En suma, un discurso valiente, directo, ;sreno, de tono dialogante y no dogmático, con una capacidad de

acercarse a la _:ente que constituye un componente especial del perfil político de Suárez.

Pero en este acuse de recibo no queremos ni debemos entrar a fondo en los ios temas más importantes de

la alocución presidencial: la explicación de las razones por las que fue legalizado el «Partido Comunista»

y el anuncio de su propia presentación como candidato independiente al Congreso, pero dentro de una

opción determinada. Ambos temas requerirán fijación de postura en los próximos días.

El propio presidente, en su texto, destacó que eran temas polémicos, en los que no descartaba el contraste

de opiniones, e incluso al explicar su presentación a las elecciones dijo que iba a ser «candidato con

evidentes riesgos».

Recapitulando: el presidente ha llamado a la solidaridad colectiva para la concordia nacional. Siempre

contará con nuestro apoyo en el empeño de hacer de España un país justo y desarrollado políticamente.

Deslindemos, pues, una vez más, el aplauso al tono y estilo del discurso, y aplacemos para fecha

inmediata nuestra opinión sobr« los otros importantes temas.

 

< Volver