Autor: Blanco Vila, Luis. 
   No hay "operación" Suárez, sino de centro     
 
 Ya.    04/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

BOLETÍN DE URGENCIAS

No hay "operación" Suárez, sino de centro:

LAS horas de cierre de loe periódicos imponen que esta columna se entregue "bastantes horas antee de

que el presidente Suárez ee asome & la pequeña pantalla. No es posible, por ello, entrar en el fondo de

BU "manifiesto" el país. Tiempo habrá para hacerlo. Por otra parte, las lincas maestras da su

manifestación pública son sobradamente conocidas y no espero, en este sentido, ninguna sorpresa

espectacular. Ni ei-quiera se me pasa por la. imaginacióna cuatro horas del evento suponer que el presi-

dente va a defraudar a cuantos esperan que su decisión pase por el camino de las urnas. Asimismo la

modalidad de eu presentación parece definitivamente adoptada: candidato Independiente con lista abierta

y una buena compañía de extracción centrista -en sus distintas manifestaciones. Liberales, so-

cialdemócratas, democristianor-. "populares", etc., formarán, sin duda, e! todo de los compañeros de lista

del presidente. Por supuesto, la plaza que habrá que conquistar es Madrid.

Viene de lejos

NO se puede decir, con todo, que el jefe del Gobierno se haga de pronto centrista. Lo que sucede es que

las coincidencias y hasta las colaboraciones con las que cuenta en el Gobierno parten de esa extracción

ideológica y, como es natura], ee ensamblan sin esfuerzo en el concepto que Suárez tiene del futuro de

España, que no es otro que el que el Rey dictó públicamente en BU primer disculpo como Monarca ante

las Cortes.

La decisión de presentarse a las elecciones, que él mismo ha señalado como bien estudiada y casi

antigua—en unas condiciones precisas—, forma parte de una estrategia común y pactada con los

principales movimientos del Centro Democrático. Es cierto que si la unidad ee hubiera dado con la

plenitud deseada. Suárez no ge hubiera lanzado al ruedo electoral. Sencillamente no lo hubiera consi-

derado necesario ni para atajar • la izquierda ni para detener el martillo pilón d« Alianza. Pero también ¡o

es que el presidente tenía el tema perfectamente estudiado en conexión estrecha con cinco o eeis partidos

del grupo centrista. Así tenía que ser, sabiendo como sabemos que las decisiones de Suárez no tienen

nada de improvisada*.

Operación con imita

TAMPOCO «ella justo hablar de "operación Suarez. Esta denominación no favorece »1 presidente, sino

todo lo contrario. Han «ido—y son—los gru-poe del Centro Democrático los que han urgido el desarrollo

del tema en eea dirección, porque consideran que sus opciones crecen sensiblemente con el presidente

encabezándolas.

El planteamiento me parece u-n acierto. El presidente no ee hace partidista; son los partidos—un grupo de

ellos—loe que ee asoman a eu manera cíe entender la política del futuro español y ¡o apoyan en el refren-

Pío, por Orense la comisión ejecutiva nombrada ay-er mismo no hace sino dar fe de que el movimiento

que el presidente pone en marcha con su discurso se circunscribí? a loe límites previstos. Pío Cabaníllas.

Alvarez de Miranda, Fernandez Ordeñen, Joaquín Garrigues, Ignacio Camuñas. Sánchez de León y Leo-

poldo Calvo Sotelo, integrantes de la comisión, representan, en efecto, la? opciones a las que llega el

Centro Democrático, una vez que ee confhman las ausencias de loe hombree de Gil Robles y de Ruiz-

Giménez. La presencia de última hora de Laauén no aporta ningún elemento nuevo al grupo, ei bien

formalmente añade un ligero tinte socialdemócrata sin analizar del todo. De todos ellos, parece que Pío

Cabanillas irá por Orense; Sánchez d« León irá a su Extremadura, y Calvo Sotelo, a Galicia. El resto, su-

pongo, a Madrid, con el presidente.

Luis BLANCO VILA

 

< Volver