Autor: Jiménez Blanco, José. 
 El estado de la nación.. 
 Propaganda pre-liminar     
 
 Ya.    24/06/1986.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 36. 

COMO estudioso desde hace bastantes años de los medios de comunicación social, no quiero dejar sin co-

mentario el episodio de la imagen del gol de Butragueño rotulada con las siglas del PSOE. Supongo que

lo que se quiso hacer es propaganda sub-liminar, que consiste en emitir imágenes que se dirigen al

subconsciente, en el bien entendido de que el elemento introducido en ese nivel de la personalidad será

operante en una conducta que, mediante esta manipulación, llevará a votar a un partido (propaganda

política) o a comprar un producto (publicidad comercial). El procedimiento conocido de la manipulación

sub-liminar es emitir una sigla o marca a una tal velocidad que no lo perciba la retina, pero sí el

subconsciente. Supongo que «al-

Propaganda preliminar

JOSÉ JIMÉNEZ BLANCO

guien» es lo que pretendió hacer al asociar el gol de Butragueño con las siglas del PSOE, pero lo hi¿o tan

sumamente mal que lo percibió la retina, y por tanto el consciente, de todo el mundo, con lo que el efecto

no sabemos cuál puede haber sido. Y no siendo realmente propaganda sub-liminar, habrá que buscarle

una denominación a este chapucero procedimiento de tratar de influir en la opinión. Yo propongo el de

propaganda preliminar, porque

es torpe, tosco y tal vez contraproducente.

Pero la propaganda y publicidad subli minares han hecho mucho camino en es-íos últimos años, y, por

ejemplo, más o menos encubiertas apelaciones al sexo, dirigidas al subconsciente, están a la orden del día.

Es más, sostengo que lo que está pasando ahora mismo con el sexo en la publicidad cada vez es menos

subliminar y más preliminar, si se acepta mi terminología. Estamos viendo que la mujer-objeto como

reclamo publicitario —lo que despierta las iras justificadas de las feministas— se acompaña cada vez más

de la utilización del varón-objeto para los mismos fines.

Continuaremos con este estratégico asunto otro día.

 

< Volver