Autor: Soria, Jesús. 
 Rueda de prensa de las asociaciones "en trámite". 
 "No aceptamos condiciones"  :   
 Al parecer, para su legalización les han sido impuestas varias. 
 Pueblo.    24/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Rueda de Prensa de las asaciaciones en trámite"

"NO ACEPTAMOS CONDICIONES"

• Al parecer, para su legalización les han sido impuestas varias

LAS asociaciones de vecinos en trámite, que son muchas, por no decir casi todas, persiguen con ansiedad

y sin desmayo la legalización global de todas ellas. Con tal motivo, desde antes del verano viene

funcionando una comisión que agrupa igualmente a todas aquellas asociaciones que estén vinculadas al

movimiento ciudadano y que tengan planteado igualmente el problema de la no legalidad. Esta comisión

celebró ayer una rueda de Prensa, para exponer la situación actual por la que atraviesan, los problemas

que tienen planteados y las vías de solución.

El principal punto que querían analizar era la postura que Política Interior estaba adoptando desde hacía

algunos meses de cara a las asociaciones, acogidas al parecer a la ley de 24 de diciembre del año 1964. La

Administración, de no faltar algún requisito, no estar de acuerdo con los estatutos o alguna otra

anormalidad, no tenía más remedio que legalizarlas; sin embargo —dicen los afectados—, esto no se ha

hecho». Fernando Salas apuntó que, hasta la llegada de Fraga a Gobernación, el Gobierno había tratado el

tema con absoluto silencio. «Con su llegada, el tema tomó otro rumbo. Se planteó su importancia, aunque

alguien nos reconoció que les asustaba la cuestión. A pesar de todo, estaban dispuestos a legalizarlas si

aceptábamos una serie de condiciones».

Estas condiciones a las que aluden las asociaciones, y que nos resumían en una hoja informativo, son

éstas:

• Se les pide que modifiquen el nombre de la asociación intercalando un patronímico, para que así pueda

diferenciarse de otras asociaciones que pudieran constituirse en la misma zona, evitando así el que se

produjera una monopolización del nombre.

• Obligan a que en los fines se incluya, como apartado final, la expresa exclusión de todo móvil político

de sus fines y actividades.

• Se pide igualmente el que los estatutos se modifiquen en el sentido de que la constitución de

nuevas secciones o comisiones, así como otras decisiones que afecten a la marcha de las asociaciones,

tengan que ser aprobadas en asambleas generales extraordinarias y por una mayoría de dos tercios y

no por mayoría simple, como se había hecho hasta ahora.

4 Se impone la limita-don de que únicamente puedan ser socios de pleno derecho los vecinos del barrio,

excluyendo a todos aquellos que tengan deseo de participar en las asociaciones por tener intereses en el

barrio o algún tipo de vinculación con éste. Se prohibirá igualmente, al parecer, la existencia de socios

extraordinarios o de méritos, y con relación a los jóvenes, se les exige mayoría de edad para participar.

La comisión de asociaciones en trámite califica como «inaceptables» el primero y segundo punto. De la

segunda consideran que «entraña un grave riesgo», pues consideran que «cualquier actividad e» torno a la

carestía, el paro, la amnistía laboral, política, etc., que encajan perfectamente en los fines de una

asociación que defienda los intereses de sus socios, puede dar con una suspensión o clausura de la

misma». Por último señalan que admitir estos puntos o condiciones «las posibilidades que ofrece la ley

del 64 quedarían reducidas al mínimo y, por tanto, supondría renunciar al reconocimiento del derecho de

asociación, por el que hemos venido luchando».

Los miembros de las veinte asociaciones presentes en la rueda de Prensa manifestaron su disconformidad

con estas premisas que les ponen para su legalización. «Desconfiamos del diálogo estricto como medio

para conseguir el tipo de legalización que el movimiento ciudadano pide. Cualquier problema que

tratemos lo van a considerar de político y no podremos hacer nada». Se habló de presiones y el miembro

de la Asociación de Derechos Humanos apuntó: «Más que de presiones habrá que hablar de defensa. A

quien están presionando es a nosotros». Por otra parte, se apuntó que «no tienen ningún tino de tolerancia.

No se nos permite absolutamente nada». También que «nos están utilizando a todos los niveles. «Fruto

de todo, tenemos igualmente mala prensa en el Ayuntamiento...». Se dijo que estaban dispuestos a

negociar, aunque viendo las cosas como están, no parece fácil.

La semana próxima se anuncian asambleas en todos los barrios y asociaciones, donde se tratará el punto

precisamente de la legalización inmediata «y sin condiciones». El tema asociaciones está claro que dará

que hablar. Semanas atrás fue la Federación, que aún sigue erre que erre. Después, las suspensiones de

tres asociaciones, de lo que también informamos en esta misma página. Ahora, las «en trámite».

Mientras tanto, para el jueves es posible que Suarez reciba a una comisión de la Federación de

Asociaciones, y se está preparando una manifestación para diciembre. Y todo no terminará así. El

movimiento vecinal ha tenido siempre y seguirá teniendo muchos problemas...

Jesús SORIA

 

< Volver