Autor: Cervera, Enrique. 
 Mapa político tras el 22-J. 
 El PSOE volverá a gobernar en solitario en Andalucía pese a haber perdido seis escaños     
 
 Ya.    24/06/1986.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 24. 

Martes 24 de junio de 1986

MAPA POLÍTICO TRAS EL 22-J

El PSOE volverá a gobernar en solitario en Andalucía pese a haber perdido seis escaños

Tras el recuento de votos de las elecciones autonómicas andaluzas, tres son las opciones políticas que

pueden darse por satisfechas: el PSOE, a pesar de perder seis escaños, renueva la mayoría absoluta.

Coalición Popular ha conseguido veintiocho escaños, once más que en mayo del 82. La Izquierda Unida

de Julio Anguita se perfila como tercera fuerza política con diecinueve escaños, frente a los ocho que

cosechó el PCE en solitario en los anteriores comicios Sevilla/Enrique Cervera

Los grandes perdedores son los andalucistas del PA, que ni siquiera podrán formar grupo parlamentario

propio al obtener tan sólo dos actas de diputado. Además, fracasaron estrepitosamente los centristas del

PRD. Luis Marín, ex diputado andaluz de UCD en la pasada legislatura, no ha conseguido que los

reformistas tengan presencia parlamentaria en la nueva Cámara autonómica, al igual que el CDS de

Antonio José Delgado de Jesús. Los de Suárez, sin embargo, se consolaban con el digno tercer puesto

obtenido por su partido en el conjunto del Estado.

Tanto Antonio Hernández Mancha como Julio Alguita pueden vanagloriarse de haber obtenido una

victoria personal en Andalucía. El ex alcalde de Córdoba consiguió que Izquierda Unida obtuviera en las

autonómicas casi un 9 por 100 más que en las generales, además de alcanzar la veintena de diputados, a

pesar de la presencia, nada desdeñable en algunas zonas, de la Mesa por la Unidad de los Comunistas.

Los carrillistas se quedaron sin escaños, pero restaron protagonismo a Anguita, que sin ellos hubiera sido

el líder indiscutible de la izquierda andaluza.

Rodríguez de la Borbolla, por su parte, no logró superar el listón de votos de Rafael Escuredo y tampoco

fue capaz de obtener el apoyo de Alfonso Guerra, con un muy superior tirón electoral al del reelegido

presidente de la Junta de Andalucía. El candidato de Coalición Popular, Hernández Mancha, también se

mostraba satisfecho. Coalición Popular no sólo ha aumentado en once escaños su representación

parlamentaria, sino que ha barrido a las formaciones políticas que le disputaban el espacio de centro: CDS

y PRD, que serán extraparlamentarios en Andalucía.

Sin embargo, Coalición Popular no ha logrado recibir los quince escaños con que contaba la UCD en la

anterior legislatura. Cabe señalar que el PSOE podría haber ganado votos del centro, aunque la pérdida

por la izquierda habría sido bastante superior. De esta manera, los socialistas habrían conseguido cuatro

de los antiguos escaños centristas y Hernández Mancha los otros once. Según esta hipótesis, el PSOE

habría perdido unos diez escaños en favor de Izquierda Unida, que habría conseguido otro más arañado a

los andalucistas, además de los ochos que logró el PC en pasados comicios.

Primer respaldo para «Pepote»

Con las elecciones del domingo, Rodríguez de la Borbolla —«Pepote»— recibe su primer respaldo

electoral directo. Los andalucistas del PA, por su parte, han logrado un discretísimo avance en votos

populares y no parece que se recuperen del batacazo electoral de hace cuatro años. Tan sólo obtuvieron

los andalucistas dos escaños: uno en Sevilla para el ex alcalde Uruñuela y otro en Cádiz, donde ha jugado

una baza muy importante la popularidad del alcalde de Jerez, Pedro Pacheco.

En Almería se mantiene la proporcionalidad entre los dos partidos mayoritarios, puesto que tanto el PSOE

como Coalición Popular aumentaron su representación en un diputado autonómico. A pesar de que

Almería es tradicionalmente una provincia con poca presencia comunista, 1U ha obtenido allí un escaño.

En Sevilla el PSOE pierde un puesto, mientras que ganan otro Coalición Popular e Izquierda Unida. La

coalición ha conseguido meter en el Parlamento autonómico a los tres líderes más importantes en

Andalucía de esta coalición: Hernández Mancha, por AP; Javier Arenas Bocanegra, del PDP. y Roberto

Sainz, del Partido Liberal. El cuarto escaño de los populares será para Juan Luis Muriel, secretario

andaluz de las Nuevas Generaciones, que será el único representante de la rama juvenil de AP que se

siente en la Cámara. EJ PA obtiene un escaño para Luis Uruñuela.

Jaén, la provincia con más fuerte implantación socialista, no ha respondido a las expectativas del partido

en el Gobierno, ya que allí pierde el PSOE un escaño, mientras que Izquierda Unida pasa de uno a dos

puestos en la Cámara y CP de dos a cuatro, logrando así ambas fuerzas políticas doblar su representación

parlamentaria.

En Córdoba, Julio Anguita logró el mayor éxito de su coalición en toda Andalucía, al obtener allí IU

cinco diputados, los mismos que el PSOE, mientras que CP gana también una nueva acta

En Granada fracasó el candidato carrillistas Fernández Pinar y el PSOE también desciende en beneficio

de Izquierda Unida. Coalición Popular, con cuatro diputados, recoge los votos centristas de esta provincia

y que dieron a UCD dos escaños en las elecciones de 1982.

En Málaga, el recuento arroja resultados similares a los del resto de Andalucía, con descenso del PSOE,

aumento de CP e Izquierda Unida y descalabro de los andalucistas, que pierden el escaño obtenido en las

elecciones de 1982.

Confirmación del bipartidísmo

Estos resultados fueron, en opinión del líder de Coalición Popular, Hernández Mancha, una confirmación

del bipartidismo en Andalucía. El líder de AP realizó una invitación a los militantes del PRD para que se

pasen a Coalición Popular, «que es la única alternativa válida del centro-derecha».

Por otra parte, José Rodríguez de la Borbolla, señaló que el pueblo andaluz respalda la labor desarrollada

desde el Gobierno y confirmó que el PSOE continuará realizando una política basada «en el progreso y en

la transformación de la sociedad; en definitiva, desarrollando una izquierda europea».

En la sede de Izquierda Unida se refirieron con euforia a los resultados de las elecciones. El líder de esta

coalición, Julio Anguita, señaló que se había reafirmado la validez de su convocatoria para Andalucía y

citó como objetivo inmediato de la IU el vencer en las próximas elecciones municipales.

Uno de los grandes derrotados ha sido el Partido Andalucista de Luis Uruñuela. El ex alcalde de Sevilla

ha señalado que la coincidencia de elecciones generales y autonómicas no sólo ha supuesto un desprecio

para Andalucía, «sino también un intento de aplicar un duro correctivo al PA». Luis Marín, candidato del

PRD, que no consiguió que los reformistas obtuvieran representación parlamentaria, señaló que su partido

no quiso entrar en descalificaciones personales ni en chistes fáciles. Marín explicó que ese puede haber

sido su error. En la sede del CDS había un claro ambiente de optimismo por los resultados obtenidos por

el partido de Suárez a nivel nacional, aunque en Andalucía no han conseguido ningún diputado.

 

< Volver