Autor: Jáuregui, Fernando. 
 Las consecuencias de las elecciones.. 
 PDP y Partido Liberal no podrán formar grupo sin la reforma del reglamento de las Cortes     
 
 El País.    25/06/1986.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

PDP y Partido Liberal no podrán formar grupo sin la reforma del reglamento de las Cortes

F J, Madrid

La aspiración de los democristia-nos del Partido Demócrata Popular (PDP) y de los liberales del Partido

Liberal (PL), miembros ambos de la Coalición Popular, de contar con grupos parlamentarios propios en el

próximo Congreso de los Diputados añade una nueva incógnita a las varias que ya se plantean sobre el

funcionamiento de la Cámara desde que ésta se constituya, el 15 de julio. El reglamento de las Cortes

impide la constitución de grupos parlamentarios que no respondan a formaciones que se hayan enfrentado

electoralmen-te con todas las demás en los últimos comicios, según señala el artículo 23, apartado

segundo. Ni el PDP ni el PL cumplen este requisito respecto de Alianza Popular (AP), partido en el que,

en cualquier caso, no se ve con excesivos buenos ojos esta pretensión de sus socios; esa pretensión, por lo

demás, se encuentra reflejada en el texto de los pactos de coalición suscritos el pasado julio.

Dirigentes de Alianza Popular se quejaron ayer amargamente, en declaraciones a este periódico de "haber

sido demasiado generosos" con los partidos coligados: gracias a esta generosidad, el PDP obtuvo en las

elecciones del pasado domingo 22 diputados y ocho senadores, y el PL, 12 diputados y ocho senadores,

mientras que AP debía conformarse con 70 escaños en la Cámara baja, cifra sensiblemente menor de la

que tenía en la anterior legislatura.

Izquierda Unida

Una reforma del reglamento del Congreso de los Diputados para facilitar la independencia de

democristianos y liberales debe hacerse mediante una proposición de ley mayoritariamente aprobada por

la Cámara. Pero la idea de esta reforma tampoco parece agradar a los socialistas, sin cuya anuencia nunca

se conseguirían los votos necesarios para hacer aprobar la proposición de ley. El PSOE parece dispuesto a

sacrificar la posibilidad de contar con grupos parlamentarios, separados, de socialistas vascos y catalanes

con tal de que Izquierda Unida no vea cumplida su pretensión de tener también su grupo.

La cuestión de la reforma del reglamento será, en todo caso, abordada presumiblemente en la primera

reunión que la Mesa de la Cámara celebrará el próximo día 15, inmediatamente después de la sesión

constitutiva de las nuevas Cortes. Además, en este encuentro se planteará la aspiración que algunos

grupos —como el Centro Democrático y Social— tienen de contar ya con sus propios eurodiputados, sin

tener que aguardar a las próximas elecciones para el Parlamento Europeo; estas elecciones coincidirán

presumiblemente con las municipales y autonómicas de mayo de 1987.

Lo más probable será, sin embargo, que la actual representación española ante el Parlamento de

Estrasburgo, compuesta por un total de 60 diputados y senadores, permanezca inalterada hasta entonces,

dado que el Parlamento Europeo ha expresado su escasa disposición a permitir que le sea enviada una

nueva delegación española que no haya salido de comicios expresamente convocados pora elegir

eurodiputados.

 

< Volver