Autor: Lafora, Victoria. 
 La campaña del ex presidente estuvo asesorada por un comité de imagen en la sombra. 
 Los hombres que hicieron posible a Adolfo Suárez multiplicar por diez sus diputados     
 
 Diario 16.    26/06/1986.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

JOSÉ RAMÓN CASO:

Controlaba el partido, se conocía al dedillo a cada uno de los candidatos y sabía el apoyo en cada pueblo.

JESÚS VIANA:

Es de los pocos, según se comenta en el partido, que se ha atrevido a decirle a Adolfo Suárez lo que no

le gusta.

JOSÉ LUIS GARRO:

Su jefe de gabinete se recorrió en cuatro años todas las sedes del partido con él y se ha ocupado de la

organización.

ALFREDO FRAILE:

El hombre de la imagen. Se ha estrenado con el CDS en su primera campaña política y la jugada le ha

salido muy bien.

CARLOS REVILLA:

Ha organizado todos los mítines del CDS que se celebraron en Madrid e incluso consiguió algunas salas

de teatro gratis.

La campaña del ex presidente estuvo asesorada por un comité de imagen en la sombra

Los hombres que hicieron posible o Adolfo Suárez multiplicar por diez sus diputados

Victoria Lafora/D-16

MADRID.—Adolfo Suárez no tiene muchos hombres en su comité electoral. Son tan pocos como

pequeño es el partido CDS. Durante cuatro años se han dedicado a organizar para hacer de él lo único que

le interesaba a Suárez: que sea homogéneo y coexionado, nada que ver con la UCD.

Pero estos pocos hombres han suplido la escasez de medios económicos y humanos con un entusiasmo y

una fe a toda prueba. Durante cuatro años el jefe de gabinete, José Luis Garro, que cuida su aspecto

externo hasta el último detalle y que parece más un ejecutivo de multinacional americana que un político,

ha viajado con su líder por todos los pueblos de España para crear el embrión del partido.

Pero José Luis Garro, al que conocen muy bien los periodistas que han seguido la campaña electoral, ha

realizado también, en el autobús, el sprint agotador de los últimos ventidós días. Se acordaba, incluso, de

alquilar las películas de vídeo para las largas noches de viaje. En otro terreno ha llevado la

responsabilidad económica de la campaña de Adolfo Suárez.

La cúspide de este reducido comité electoral la ha ocupado Jesús Viana, viejo amigo del presidente de

CDS y al que se reclamó en las horas difíciles, cuando algunas figuras del partido se escondían detrás de

las puertas para no ser vistos y que no se contara con ellos en las listas del supuesto fracaso.

Jesús Viana, más conocido como simplemente Chus, se vino del País Vasco, pidió una excedencia en su

empresa y se hizo cargo de la administración, con plenos poderes, del escaso dinero con que se contaba.

Dicen en el CDS que Chus tiene un nivel de amistad con Adolfo Suárez que le permite el decirle las cosas

que muy poca gente se atreve. Se le puede considerar un asesor de primera línea.

En el comité electoral participó también José Ramón Caso, el secretario general del partido, que ha visto

recompensados sus esfuerzos con un escaño en el Congreso. Es, posiblemente, el que tiene un

conocimiento más amplio del partido. Sabe la vida y milagros de todos los candidatos, la implantación del

partido en cada pueblo y, en esta campaña, se ha quedado solo en Madrid persiguiendo los votos.

Casoy Carlos Revilla, otro que estrena escaño, fueron los organizadores del «tour» por los pueblos del

cinturón industrial, un día que regresábamos del Palma de Mallorca y cuando a Adolfo Suárez le

empezaban a flaquear las fuerzas de cansancio. «¿Pero que más me habéis organizado!», exclamaba

Suárez al ver que el recorrido se hacía interminable.

Todos los actos de esta campaña electoral se han montado desde el gabinete del partido.

Desde allí se llamaba a los responsables provinciales, ellos proponían un plan.

Por poner un ejemplo, ya casi al final y con las encuestas a favor, los responsables canarios indicaron la

conveniencia de organizar el acto en el Estadio Insular de las Palmas de Gran Canaria. Se consultó con

Chus Viana y éste aceptó el reto de no llenar y fue quien dijo: «Nos la jugamos, pero vale.»

Pese a que se iba con el dinero justo en esta campaña, lo que sí se ha hecho es enviar por delante un

equipo que preparaba los locales de los mítines, instalaba la megafonía y daba al comité electoral la

tranquilidad de saber que, por lo menos, no iba a faltar la botella de agua que Suárez necesita tener cerca

cuando habla.

Por último habrá que hablar del «secreto» comité de imagen, en el que han participado profesionales de

diversos sectores que,de forma gratuita y anónima, comenzaron a colaborar desde el principio con el

CDS. El cabeza de todos ellos ha sido, como ya se sabe, Alfredo Fraile, ex manager de Julio Iglesias, y

que, por primera vez, asesoraba a un político.

Pero, pese al secreto, hay quien dice que en ese comité, desde el que se pasaban sugerencias al autobús, se

facilitaban noticias, se sugerían matices, estaban también el humorista Forges y el director de cine José

Luis Garci.

Lo cierto es que los «hombres de Suárez» han valorado como muy positiva su labor y se han sentido

«acompañados» por estos consejos de los expertos. Sin olvidar al periodista Pablo Sebastián, que llegó y

se fue con la campaña y que prestó una importante ayuda empujando a Suárez a comparecer ante la

Prensa.

 

< Volver