Autor: ;Palomo, Graciano. 
 Garrigues dice que hay un plan para pagar las deudas del PRD. 
 Pujol no renuncia a la presencia política en España pese al fracaso del reformismo     
 
 Ya.    26/06/1986.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Garrigues dice que hay un plan para pagar las deudas del PRD

Pujol no renuncia a la presencia política en España pese al fracaso del reformismo

Barcelona/S. Tarín y G. Palomo

La declaración de Jordi Pujol, hombre fuerte de la política catalana y para los observadores el auténtico

motor de la operación reformista u «operación Roca», era esperada con enorme interés en medios

políticos de toda España,tras el descalabro electoral sufrido por el PRD.

Las declaraciones realizadas por el Honorable Pujol —«No tornarem a casa»— son un compendio de

moderación y «seny» frente a la tentación maximalista de realizar declaraciones radicales frente al fiasco

general obtenido en el resto de España, aunque en Cataluña Convergencia i Unió (CiU) obtuvo un

importante respaldo popular.

Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) no dará la espalda a la opción reformista, afirmó ayer el

secretario general del partido, y presidente de la Generalitat. En rueda de prensa destacó que los

resultados cosechados por el PRD no influirán en CDC y rechazó propiciar en Cataluña una mayor

revitalización y un pacto de legislatura similar al que existe en el País Vasco.

En el número de votos y escaños obtenidos tras los comicios en dicha

comunidad autónoma destacó que los únicos partidos que han aumentado su respaldo son la formación

que él mismo lidera y el CDS de Adolfo Suárez. Se mostró muy satisfecho por los resultados obtenidos en

Barcelona capital, donde el triunfo de los socialistas se ha producido por un margen muy estrecho, y

significó que por primera vez en unas generales el PSP-PSOE no ha obtenido la mayoría en Cataluña.

En cuanto al avance de CiU, Pujol afirmó que se ha producido a costa de votantes de la Coalición Popular

y de Esquerra Republicana, pero también del PSOE. Para Pujol, la fiesta de la onomástica del Rey fue un

test, porque allí estaban las personas más influyentes en la política y en la economía, y la valoración de

los resultados de Convergencia fueron favorables, incluso entre los socialistas.

CiU no pagará las deudas del PRD

Como era de esperar, una parte importante en la rueda de prensa estuvo dedicada al Partido Reformista.

El fracaso de esta opción no debe influir en Convergencia, en estimación de Pujol, porque su partido

presenta una gran solidez. El Honorable afirmó que Convergencia no pagará las deudas contraídas

durante la campaña electoral por los reformistas, pero significó que desde Cataluña no hay voluntad de

darle la espalda al PRD, porque «estoy convencido de que el mensaje reformista es necesario para

España».

Pujol declaró asimismo que lo que le ha ocurrido al PRD es de gran transcendencia, pero no puede ser

analizado en frío. Convergencia no comenzará a estudiar la situación creada tras las elecciones hasta

mediados de la semana próxima. En cuanto a Miguel Roca, manifestó que de momento había hecho lo

que debía, marcharse de vacaciones, pero adelantó que Convergencia le sigue respaldando.

«No volveremos a casa, afirmó Pujol; lo que ha ocurrido es motivo para una reflexión. Hay que analizar

las causas por las que no ha sido respaldado. Puede haber fallos en la presentación y estructura. Y hay que

ver hasta qué punto la sociedad española quiere un programa como éste.» De todas formas, Pujol

reconoció que la batalla por el centro la ha ganado de momento Suárez, «con un programa electoral poco

definido y en ocasiones poco centrista».

En cuanto a la influencia que pueden tener los resultados de los comicios en las relaciones entre el

Gobierno central y la Generalidad, Pujol afirmó que el primer paso lo debe dar ahora Felipe González.

Jordi Pujol añadió que desde algunos sectores se le pedía una mayor radicaliza-ción de la política

catalana, mientras que otros solicitaban el restablecimiento de un pacto de legislatura en la autonomía

siguiendo el modelo vasco. El presidente de la Generalidad rechazó ambas opciones, argumentando que, a

la vista de lo Antonio Garrigues, presidente del PRD, y Jordi Pujol mantuvieron ayer tarde una

conversación con objeto de «aclarar cualquier posible malentendido que las declaraciones del señor Pujol

hubiera podido producir. Ambos se ratifican —dice una nota del partido— en el sentido de que las deudas

contraídas por el PRD serán cubiertas adecuadamente, de acuerdo con un plan establecido, tal y como

afirmó Miguel Roca en Madrid después de conocerse los resultados electorales. Miguel Roca y Antonio

Garrigues se reunirán el próximo lunes para tratar de este tema, entre otros».

 

< Volver