Autor: Vitoria, José M.. 
 Las consecuencias de las elecciones.. 
 El Gobierno vasco atribuye a la división el fracaso del PNV     
 
 El País.    26/06/1986.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El Gobierno vasco atribuye a la división el fracaso del PNV

JOSÉ M. VITORIA, Vitoria La mala imagen que el PNV ha dejado traslucir, debido a su situación de

enfrentamientos internos, ha sido fundamental para los resultados obtenidos por el nacionalismo

moderado en ías pasadas elecciones generales, según la valoración dada a conocer ayer en Vitoria por el

Gobierno vasco.

"Evidentemente está en la mente de todos la pésima imagen que fruto de la crisis se ha podido traslucir en

los últimos meses y en particular en plena campaña. Eso está ahí y a nadie se le oculta", puntualizó el

portavoz oficial del gabinete, Eugenio Ibarzábal, quien añadió que el futuro comportamiento del grupo

nacionalista en el Parlamento vasco (dividido entre miembros del sector oficial y del crítico) está unido a

la resolución de la crisis. En la actualidad, dada la composición de la Cámara, una fuga de votos

nacionalistas provocaría la derrota del PNV en el Parlamento, porque la oposición contaría con mayoría

relativa.

Eugenio Ibarzábal subrayó que el Gobierno vasco tiene voluntad de concluir la legislatura, que termina en

1988, y abogó por una nueva etapa para el nacionalismo vasco, nacida del análisis y de la reflexión.

"Toda la tranquilidad será poca", añadió. Con relación a las declaraciones del lendakarí Ardanza

realizadas nada más conocer los resultados, en las que el presidente vasco se cuestionaba si la política de

moderación de su gabinete había sido la causa de la pérdida de votos, el portavoz oficial añadió que se

trataba de una posibilidad entre otras muchas. "Las diversas explicaciones en torno a lo ocurrido siguen

abiertas y posiblemente habría que pensar que la explicación no es una sino varias".

Ibarzábal rechazó también acusaciones lanzadas por el PSOE de que la distinta política desarrollada desde

la dirección del PNV habían confundido al electorado.

Tras minimizar el ascenso de Herri Batasuna, Ibarzábal indicó que del nuevo panorama político del País

Vasco no cabía deducir que iba a haber mayores expectativas de diálogo con HB sobre la violencia.

"Estamos más cerca del final, que no se sí será en 1990 o en el 2010. Puede haber avances importantes en

estos cuatro años. Para negociar tiene que haber gente dispuesta a negociar, y en definitiva a ceder, y

realmente muchas veces algunas declaraciones no parecen indicar esto1´, dijo.

 

< Volver